April 5, 2013 / 9:04 AM / 7 years ago

La Casa Real accede a estar en la Ley de Transparencia

MADRID (Reuters) - La Casa Real española ha accedido a abrir sus asuntos a un mayor escrutinio público y a ser incluida en la nueva Ley de Transparencia que pretende restaurar la confianza en las instituciones públicas, minadas por la corrupción y la profunda crisis económica que atraviesa el país.

La Casa Real española ha accedido a ser incluida en la nueva Ley de Transparencia, lo que daría potencialmente a la opinión pública un acceso sin precedentes a la información sobre sus gastos y actividades, dijo una fuente de Zarzuela el viernes. En la imagen, el Rey junto a sus hijos, la princesa Leticia (I) y el duque de Palma, Iñaki Urdangarin (detrás del Rey), el 12 de octubre de 2008 durante el desfile de las fuerzas armadas. REUTERS/Dani Cardona

Dos días después de que la infanta Cristina, la segunda hija del rey Juan Carlos, fuera imputada en un caso de corrupción, una fuente de Zarzuela dijo a Reuters que la Casa Real, tras dos meses de negociaciones con ministros, había aceptado ser incluida en la nueva ley sobre libertad de información, junto con otras entidades públicas.

El Gobierno confirmó después que la nueva ley incluiría a la Casa Real, pero con limitaciones, similares a las de otras instituciones del Estado, como el Congreso o el Senado.

La iniciativa refleja la preocupación de la Familia Real por seguir manteniendo su influencia pese a su papel simbólico en un momento en el que los escándalos han minado su popularidad entre unos ciudadanos abrumados por los problemas económicos. Casi la mitad del país cree que es hora de que abdique el Rey de 75 años, y más de una tercera parte quiere ahora volver a ser una república.

El carismático monarca de 75 años, que sustituyó al dictador Francisco Franco como jefe de Estado en 1975, ha contado en sus casi 40 años de reinado con un amplio respaldo popular, especialmente tras ayudar a que el golpe de Estado de 1981 no prosperara.

Pero los rumores sobre su despilfarro - principalmente cuando participó en una cacería de elefantes en África el año pasado mientras el Gobierno pedía indulgencia a los acreedores internacionales - y el caso contra su hija y yerno han reforzado las peticiones para que abdique en su hijo, el príncipe Felipe, o a favor de una nueva república.

“No es que ayude a mejorar la imagen de la monarquía, es que no le queda más remedio. No hacerlo es lo que podría perjudicarla”, dijo José Miguel de Elías de la encuestadora Tecel Estudios-Sigma Dos sobre la decisión de la Casa Real de escuchar las peticiones para su inclusión en la ley.

“Van con los tiempos, cada vez se exige más transparencia”, dio.

TRAUMA NACIONAL

Los problemas de la Familia Real se han visto agravados por el malestar entre los ciudadanos contra una clase política que ha endeudado fuertemente al país y ha dejado a uno de cada cuatro trabajadores en paro mientras se enriquece mediante oscuras prácticas que están ahora saliendo a la luz, lentamente, por un saturado sistema judicial.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuyo partido también se ha visto implicado en varios escándalos de corrupción, ha enviado al Parlamento un proyecto de ley para una nueva normativa de transparencia que daría a la opinión pública acceso a documentos oficiales.

Las nuevas normas podrían dar a la ciudadanía más derechos para supervisar cuánto destina el Gobierno a las funciones oficiales de la Familia Real. Un ejemplo de esa falta de claridad se produjo este mes cuando una comisión parlamentaria tuvo que reunirse a puerta cerrada para preguntar a las autoridades si una empresaria alemana y amiga del rey Juan Carlos se había beneficiado de los guardias del servicio secreto.

Diputados de la oposición habían presionado mucho para incluir a la Casa Real entre las instituciones afectadas por la nueva ley.

“Claro que la Casa Real tiene que estar en la Ley de Transparencia, y tiene que estar al margen de las circunstancias que le afectan actualmente (..) Por ser la jefatura del Estado, los requerimientos de transparencia tienen que ser incluso más exigentes que a cualquier otra institución”, dijo a Reuters Emilio Olabarria, diputado del Partido Nacionalista Vasco.

La Constitución establece una asignación anual para la Casa Real, que da trabajo a unas 500 personas. El año pasado, esa cifra fue de 8,26 millones de euros, un 7 por ciento menos desde 2010, por las medidas de austeridad que han afectado a todo el país. De esa cantidad, el Rey tiene unas ganancias personales antes de impuestos de unos 300.000 euros.

Mientras él, su esposa e hijos disponen del uso de los palacios para la pompa y esplendor esencial para su función constitucional, la dinastía de los Borbones perdió gran parte de su patrimonio personal cuando el abuelo de Juan Carlos, Alfonso XIII, fue después en 1931.

Una reciente información periodística, que señaló que el Rey había compartido una herencia valorada en unos 2 millones de euros depositados en cuentas en bancos suizos, provocó que la oposición pidiera una explicación. Ni el Gobierno ni la Casa Real se han pronunciado sobre este informe.

La Ley de Transparencia, y otras normas anunciadas por Rajoy, proponen una regulación más estricta de las declaraciones fiscales, activos y actividades de funcionarios públicos, penas más duras para casos de corrupción y auditorías más amplias a fundaciones, sindicatos y otras cámaras empresariales que reciben financiación pública.

DESGRACIAS FAMILIARES

La popularidad de la Familia Real ha disminuido considerablemente desde que los fiscales abrieron una investigación en 2011 sobre los negocios de Iñaki Urdangarín, un ex jugador de balonmano casado con la Infanta Cristina.

El miércoles, el juez instructor José Castro imputó a la infanta, en la que ve indicios de un delito de connivencia con su marido, en delitos que incluyen fraude, evasión de impuestos y apropiación indebida de casi seis millones de euros de fondos públicos.

El Rey no ha sido implicado en el caso. Pero su safari africano en el apogeo de la crisis de deuda lo obligó a dar una disculpa sin precedentes por un comportamiento que, junto con los cotilleos públicos acerca de su amistad con mujeres más jóvenes, ha contribuido a un escarnio público que amenaza seriamente su posición.

Una encuesta realizada en enero indicó que el 45 por ciento de los españoles querían que renunciase a la corona a favor del príncipe heredero Felipe, de 45 años, que contaba con una aprobación del 62 por ciento, 12 puntos más que su padre y exactamente lo contrario a su valoración del año pasado.

Una encuesta diferente ha mostrado que el apoyo a la monarquía general va a la baja. Halló que el 37 por ciento quería una república, en comparación con sólo el 11 por ciento de hace 15 años, mientras que el 53 por ciento apoyó mantener la Casa Real, frente al 72 por ciento de 1998.

Los críticos de la situación actual de la democracia española dan la bienvenida a los movimientos hacia la transparencia, comparándolos con la época de la Transición de hace cuatro décadas.

“Todos los casos de corrupción que tenemos en España en estos momentos son tristes”, dijo Mar Cabra, una periodista de investigación que hace campaña por la transparencia en la vida pública. “Pero nos están ayudando a reformar nuestra democracia de una manera que no hemos hecho desde 1970”.

La Familia Real podría seguir el ejemplo de sus parientes británicos, que se recuperaron de escándalos en la década de los 90 que llevaron a hablar seriamente de una república, con medidas como el desguace de un barco real, una reforma de las finanzas de la reina Isabel, el pago de impuestos y la apertura de las cuentas reales.

Simon Lewis, que fue contratado como director de comunicación del Palacio de Buckingham en 1998 para ayudar a restaurar la imagen de la monarquía, dijo: “Más transparencia en las finanzas reales sólo puede ser algo bueno...(Pero) Nunca se puede proporcionar demasiados detalles”.

/Por Elisabeth O’Leary/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below