26 de noviembre de 2012 / 9:03 / hace 5 años

Mursi se reúne con jueces para analizar los poderes del nuevo decreto

EL CAIRO (Reuters) - El presidente egipcio, Mohamed Mursi, se reunirá el lunes con destacados magistrados para tratar de paliar la crisis originada en torno a la toma de nuevas competencias, que ha desatado violentas protestas que recuerdan a la revolución que el año pasado le llevó al poder.

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, se reunirá el lunes con destacados magistrados para tratar de paliar la crisis originada en torno a la toma de nuevas competencias, que ha desatado violentas protestas que recuerdan a la revolución que el año pasado le llevó al poder. En la imagen, un manifestante devuelve gases lacrimógenos a la policía en El Cairo el 25 de noviembre de 2012. REUTERS/Mohamed Abd El Ghany

La Bolsa de Egipto extendía el lunes las pérdidas que el día anterior habían hecho caer su valor un 10 por ciento por las preocupaciones sobre la situación política y las posibles revueltas sociales.

Más de 500 personas han resultado heridas en choques entre la policía y los manifestantes, preocupados por las aspiraciones de los Hermanos Musulmanes de Mursi para dominar la era post Hosni Mubarak después de ganar las primeras elecciones democráticas presidenciales y parlamentarias de Egipto este año.

Un miembro de los Hermanos Musulmanes murió y 60 personas resultaron heridas el domingo en un ataque a la oficina principal de la formación en la ciudad de Damanhur, próxima al delta del Nilo, según la página web del Partido Justicia y Libertad de los Hermanos Musulmanes.

La máxima autoridad judicial de Egipto insinuó un compromiso para evitar una mayor escalada, aunque los rivales de Mursi quieren nada menos que la cancelación completa del decreto que consideran que es un peligro para la democracia.

El Consejo Judicial Supremo dijo que el decreto de Mursi debería ser aplicado sólo a “competencias soberanas”, lo que sugiere que no rechazó la declaración totalmente, y pidió a jueces y fiscales, algunos de los cuales comenzaron una huelga el domingo, que volvieran al trabajo.

Mursi se reunirá el lunes con el consejo, dijeron medios estatales.

La oficina de Mursi repitió que las medidas serían temporales, y dijo que quería dialogar con los grupos políticos para encontrar un “campo común” sobre por dónde debería ir la constitución en Egipto, una de las cuestiones en el corazón de la crisis.

Hasán Nafaa, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de El Cairo, vio un esfuerzo en la presidencia y el sistema judicial para resolver la crisis, pero agregó que sus comunicados eran “imprecisos”. “La situación se encamina hacia más problemas”, dijo.

La caída de casi un 10 por ciento de la Bolsa el domingo, fue la peor desde la revuelta que derrocó a Mubarak en febrero de 2011.

Las imágenes de manifestantes enfrentándose a la policía antidisturbios y el lanzamiento de gases lacrimógenos en la plaza Tahrir de El Cairo supusieron un recuerdo inquietante de las revueltas. Los activistas acamparon en la plaza por tercer día, bloqueando el tráfico con barricadas improvisadas.

“VUELTA A LA PLAZA”

Los seguidores de Mursi y oponentes planean grandes manifestaciones para el martes que podrían desencadenar más violencia en las calles.

“Volvemos de nuevo a la plaza, política y socialmente”, dijo Mohamed Radwan de Pharos Securities, una agencia egipcia de correduría.

El decreto de Mursi marca un esfuerzo por consolidar su influencia después de que dejara al margen de manera exitosa a los generales de la era Mubarak en agosto. Refleja sus sospechas de un sistema judicial poco reformado desde la era Mubarak.

Emitido sólo un día después de que Mursi recibiera los elogios de Washington por su negociación para un acuerdo que puso fin a ocho días de violencia entre Israel y Hamás, el decreto recoge las advertencias de Occidente para defender la democracia. Washington tiene influencia por los miles de millones de dólares que envía cada año en asistencia militar.

“Estados Unidos debería decir que esto es inaceptable”, dijo el ex candidato a la presidencia John McCain a Fox News.

“Agradecemos al Sr. Mursi sus esfuerzos de negociación del alto el fuego con Hamás... Pero esto no es lo que los contribuyentes de Estados Unidos esperan. Nuestros dólares estarán directamente relacionados con el progreso hacia la democracia”.

La administración Mursi ha defendido su decreto como un esfuerzo para acelerar las reformas que completarán la transición democrática de Egipto. Sin embargo, izquierdistas, liberales, socialistas y otros dicen que ha expuesto los impulsos autocráticos de un hombre una vez encarcelado por Mubarak.

“No hay lugar para el diálogo cuando un dictador impone las medidas más opresivas y repugnantes y después dice ‘vamos a dividir la diferencia’”, dijo el sábado el líder de la oposición Mohamed ElBaradei.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below