23 de noviembre de 2012 / 15:43 / en 5 años

Cancelada la reunión sobre el presupuesto de la UE

BRUSELAS (Reuters) - Los dirigentes de la Unión Europea no alcanzaron el viernes un acuerdo sobre el presupuesto del bloque para el periodo 2014-20, abandonando las conversaciones menos de dos días después de que la mayoría de los países rechazaran los recortes de gastos adicionales exigidos por Reino Unido y sus aliados.

Los dirigentes de la Unión Europea abandonaron el viernes las conversaciones para cerrar un plan presupuestario a largo plazo para el bloque, tras no llegar a un acuerdo sobre el tamaño y forma de los recortes del plan de gasto previsto de 1 billón de euros. En la imagen, el presidente francés, François Hollande (I), conversa con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el 23 de noviembre de 2012 en Bruselas. REUTERS/Bertrand Langlois/Pool

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, decidió poner fin a la cumbre sobre el presupuesto de la UE para 2014-2020, valorado en aproximadamente 1 billón de euros, y lo intentarán de nuevo a principios del año próximo en lugar de continuar negociando durante el fin de semana, dijeron fuentes de seis delegaciones.

“Se ha acabado”, dijo un responsable oficial de la UE que ha participado en las conversaciones a Reuters. Añadió que los líderes estaban trabajando en un comunicado en el que dirán que volverán a negociar y las causas del estancamiento.

Otro diplomático dijo que Van Rompuy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, tratarán de estrechar las diferencias entre los países miembros antes de la próxima cumbre presupuestaria.

La canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país es el principal contribuyente a las arcas de la UE, se ha mostrado escéptica desde el principio respecto a que los líderes fueran a alcanzar la unanimidad necesaria para un acuerdo en un primer intento y restó importancia a las consecuencias de un fracaso.

“Siempre he dicho que no sería dramático si hoy sólo fuera el primer paso”, dijo a los periodistas. “Creo que las posturas aún están distantes y si necesitamos una segunda ronda, nos tomaremos el tiempo para hacerlo”, dijo.

En 2005, la última vez que la UE celebró sus maratonianas negociaciones presupuestarias, pasaron seis meses y una cumbre fracasada en la que Reino Unido usó su veto antes de que se cerrara finalmente un acuerdo.

No hubo una situación dramática el miércoles, pero responsables de la UE advirtieron de que el fracaso en tiempo y recursos dilataría los esfuerzos para reflotar a la estancada zona euro, y reforzaría la impresión entre ciudadanos e inversores de que los dirigentes de la UE sufren de indecisión colectiva.

También podría retrasar el programa de cientos de billones de euros en inversiones en proyectos energéticos y de transporte en los países más pobres del este del bloque de los 27, destinados a ayudarles a ponerse al día económicamente con el oeste más rico.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo que el plan que Van Rompuy puso sobre la mesa para desacelerar los recortes en ayudas agrícolas y regionales para aplacar a Francia y a Polonia fue insuficiente, dada la austeridad que estaban aplicando los países miembros.

Alemania, Reino Unido, Suecia y Holanda, todos grandes contribuyentes al presupuesto, están presionando para más recortes de entre 30.000 y 75.000 millones de euros además de los 80.000 millones ya recortados del presupuesto original de la Comisión Europea.

AGRIO DEBATE

Las negociaciones a largo plazo de los presupuestos comunitarios son siempre un asunto espinoso, pero la profundidad de la crisis de deuda actual ha agriado las inevitables discusiones sobre las ayudas agrícolas.

Dado que los presupuestos nacionales están siendo reducidos en todo el bloque, las autoridades de la UE están teniendo que contemplar el primer recorte en términos reales en el gasto futuro.

Más de dos tercios del gasto anual de la UE, aproximadamente 130.000 millones, se dedican a ayudas a agricultores e inversión en nuevas autovías, puentes y otras obras públicas de los países europeos del sur y el Este de Europa.

El presupuesto actual a siete años, valorado en 1,034 billones de euros en compromisos financieros de la UE para 2007-2013, se cerró en 2005, en un momento de boom del gasto público alimentado por el acceso al crédito.

La Comisión inicialmente pidió un incremento de aproximadamente el 5 por ciento en gasto para 2014-2020, equivalente a 1,091 billones de euros. Pero esa cifra ha sido ya reducida a 1,01 billones de euros bajo el compromiso de Van Rompuy, y muchos contribuyentes insisten en que debe bajar del billón.

Los acuerdos anteriores se han forjado en torno a pactos francoalemanes para defender los generosos subsidios agrícolas de la UE frente a los ataques de Reino Unido y otros países del norte. Francia recibe más de la Política Agrícola Común que cualquier otro país, mientras que Alemania es un importante beneficiario.

Pero las necesidades de ajustar los presupuestos parece ser ahora una prioridad mayor para Alemania que salvaguardar el gasto agrícola, lo que ha llevado a Francia a aliarse con Polonia y países del Este para oponerse a los recortes en las dos principales áreas de gasto.

/Por Charlie Dunmore y Luke Baker/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below