13 de noviembre de 2012 / 18:43 / en 5 años

Francia, primer país en reconocer a la coalición siria de oposición

EL CAIRO/PARIS (Reuters) - Francia se convirtió el martes en la primera potencia europea en reconocer a la nueva coalición de la oposición siria como el único representante del pueblo y dijo que estudiaría la petición de armas que realizaron sus líderes una vez que establezca un Gobierno de transición.

Francia se convirtió el martes en la primera potencia europea en reconocer a la nueva coalición opositora de Siria como el único representante del pueblo y dijo que estudiaría la petición de armas que realizaron sus líderes una vez que establezca un Gobierno de transición. En la imagen, soldados turcos hablan con refugiados sirios que intentan cruzar la valla fronteriza entre el pueblo de Ras al Ain, en el norte de Siria, y Turquía durante un ataque aéreo en territorio sirio, visto desde la localidad fronteriza de Ceylanpinar, en la provincia turca de Sanliurfa, el 13 de noviembre de 2012. REUTERS/Osman Orsal

Los grupos de oposición sirios alcanzaron el pasado domingo un acuerdo en Doha para formar una coalición de apoyo a la revolución popular que dura ya 20 meses y busca derrocar al presidente Bashar el Asad.

“Anuncio que Francia reconoce al Consejo Nacional Sirio como el único representante legítimo del pueblo sirio y como futuro Gobierno de una Siria democrática que permita poner fin al régimen de Bashar el Asad”, dijo el presidente francés, François Hollande, en una rueda de prensa en París.

El Consejo de Cooperación del Golfo ya había reconocido a la nueva coalición siria el lunes.

Ministros árabes y de la Unión Europea trataron el martes la formación de la coalición en una reunión en El Cairo y la consideraron como un paso importante en la dirección correcta, aunque no reconocieron a la agrupación como representante legítimo del pueblo sirio.

El reconocimiento de Francia se produjo horas después de que el nuevo líder de la oposición instara a los países europeos a respaldar al grupo para que pueda comprar armas.

París, uno de los mayores críticos de Asad, había descartado previamente armar a los rebeldes por la preocupación de que el armamento pudiera caer en manos de radicales islamistas.

En declaraciones a Reuters vía telefónica mientras autoridades árabes y europeas se reunían para discutir sobre Siria en la sede de la Liga Árabe en El Cairo, Muaz Aljatib, el clérigo de Damasco que fue electo por unanimidad el domingo para liderar la nueva alianza, afirmó que necesitaba respaldo diplomático.

“Pido a los estados europeos que concedan reconocimiento político como representante legítimo del pueblo sirio y que otorguen apoyo financiero”, dijo a Reuters.

“Cuando obtengamos el reconocimiento político, esto permitirá a la coalición actuar como gobierno y por lo tanto adquirir armas. Esto resolverá nuestros problemas”, afirmó Aljatib.

Hasta ahora, la acción mancomunada sobre la situación siria se había visto impedida por divisiones dentro de la oposición, además de las rivalidades entre las grandes potencias y la segregación regional entre musulmanes sunís enemigos de Asad y sus aliados chiís Irán y Líbano.

Rusia y China, que han respaldado diplomáticamente a Asad desde el inicio de la revuelta en marzo de 2011, no manifestaron estar de acuerdo con la decisión de la oposición siria.

Persuadido por Qatar y Estados Unidos, el Consejo Nacional Sirio, que antes era el principal organismo de la oposición con sede en el exterior, acordó el domingo unirse a una coalición más amplia.

El ministro de Exteriores británico, William Hague, también señaló que debe hacerse más para obtener apoyo dentro del país antes de que Londres pueda reconocer a la coalición dirigida por Aljatib.

“Este es un hito muy importante”, dijo Hague a periodistas en el encuentro de ministros de exteriores en El Cairo.

“Queremos ver que la oposición siria sea inclusiva (...) y tenga respaldo dentro de Siria y si así sucede, entonces los reconoceremos como los representantes legítimos del pueblo sirio”, añadió.

Por su parte, Human Rights Watch, con sede en Nueva York, dijo: “El frente de oposición sirio recientemente creado debería enviar un claro mensaje a los combatientes de la oposición de que deben adherir a las leyes de la guerra las leyes de derechos humanos, y que los violadores (de esas normas) tendrán que rendir cuentas”.

COMBATES EN LA FRONTERA

Asad, cuya familia ha gobernado Siria durante 42 años, ha dicho que peleará hasta la muerte en un conflicto que se estima ya causado ya 38.000 víctimas mortales y se arriesga a extenderse a otros países de Oriente Próximo.

Sus aviones de combate atacaron viviendas en la localidad de Ras al Ain, en manos de rebeldes, mientras civiles huían a través de la frontera que los separa con el asentamiento turco de Ceylanpinar y espesas columnas de humo plagaban el cielo.

Aviones y artillería siria impactaron además el pueblo de Albu Kamal en la frontera con Irak, donde los rebeldes controlan ciertas áreas, según el alcalde de la ciudad fronteriza iraquí de Qaim.

La tensión también seguía a un nivel alto en los Altos del Golán, donde israelíes armados han contraatacado ante el fuego de mortero sirio sobre la zona ocupada durante los dos días anteriores.

Los 20 meses de conflicto han provocado una gran crisis humanitaria, ya que más de 408.000 sirios han huido a países vecinos y se espera que unos 4 millones necesiten ayuda a comienzos de 2013, según Naciones Unidas.

Los combates también han desplazado a 2,5 millones de civiles dentro del propio país, según estimaciones de la Media Luna Roja Árabe Siria.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below