13 de noviembre de 2012 / 14:08 / hace 5 años

La oposición siria afronta una dura batalla por el reconocimiento

EL CAIRO (Reuters) - El nuevo organismo que agrupa a la oposición en Siria buscaba el martes el respaldo árabe y europeo, pero Reino Unido y Francia parecieron establecer nuevas condiciones para su reconocimiento como Gobierno interino en caso de que el presidente Bashar el Asad sea derrocado.

El nuevo organismo que agrupa a la oposición en Siria buscaba el martes el respaldo árabe y europeo, pero Reino Unido y Francia parecieron establecer nuevas condiciones para su reconocimiento como Gobierno interino en caso de que el presidente Bashar el Asad sea derrocado. En la imagen, un combatiente dle Ejército Sirio Libre en Alepo, el 12 de noviembre de 2012. REUTERS/Zain Karam

El líder sirio ha prometido dar la vida en un conflicto que ya ha provocado unas 38.000 muertes y que amenaza con expandirse a otros países en el sensible Oriente Próximo.

Funcionarios árabes y europeos se reunieron el martes en El Cairo con líderes de la nueva Coalición Nacional Siria, mientras aviones de guerra de Asad ganaban terreno en Ras al Ain, un pueblo en manos rebeldes en el norte del país.

Los civiles huían a través de la frontera que les separa con Ceylanpinar, en Turquía, mientras densas columnas de humo ascendían en el cielo.

Aviones y artillería siria atacaron Albu Kamal, una localidad en la frontera con Irak, donde los rebeldes controlan ciertas áreas, según el alcalde de la ciudad fronteriza iraquí de Qaim.

La tensión también seguía en niveles importantes en los Altos del Golán, donde hombres israelíes armados han contraatacado al fuego de morteros sirios sobre la zona ocupada durante los dos días anteriores.

Los veinte meses de conflicto han provocado una gran crisis humanitaria, ya que más de 408.000 sirios han huido a países vecinos y se espera que unos 4 millones necesiten ayuda a comienzos de 2013, según Naciones Unidas.

Los combates también han desplazado a 2,5 millones de civiles dentro de Siria, estima la Media Luna Roja Árabe Siria.

RESPUESTA FRAGMENTADA

Hasta ahora, la acción conjunta sobre la situación siria se ha visto impedida por divisiones dentro de la oposición, además de las rivalidades entre las grandes potencias y la segregación regional entre los musulmanes suníes enemigos de Asad y sus aliados chiíes en Irán y Líbano.

Persuadido por Qatar y Estados Unidos, el Consejo Nacional Sirio, antes el principal ente opositor con sede en el exterior, acordó el domingo unirse a una coalición más amplia.

Pero el ministro de Defensa francés dijo que es prematuro darle total reconocimiento al nuevo organismo, argumentando que necesita reunir a las facciones rebeldes armadas dentro de Siria bajo su paraguas.

“Lo que sucedió en Doha es un paso hacia adelante”, dijo Jean-Yves Le Drian a periodistas en París. “Aún no es suficiente para constituir un Gobierno provisional que pueda ser reconocido internacionalmente. Pero esto va en el camino correcto”, agregó.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, también señaló que debe hacerse más para obtener apoyo dentro del país antes de que Londres pueda reconocer a la coalición dirigida por el clérigo musulmán moderado Mouaz Alkhatib como el legítimo Gobierno de Siria.

“Este es un hito muy importante”, dijo Hague a periodistas en un encuentro de ministros árabes y europeos en las instalaciones de la Liga Árabe en El Cairo.

“Queremos ver que la oposición siria sea inclusiva (...) y tenga respaldo dentro de Siria y si así sucede, entonces sí los reconoceremos como los representantes legítimos del pueblo sirio”, añadió.

Por su parte, la organización Human Rights Watch, con sede en Nueva York, dijo: “El frente de oposición sirio recientemente creado debería enviar un claro mensaje a los combatientes de la oposición de que deben adherir a las leyes de la guerra y las leyes de derechos humanos, y que los violadores (de esas normas) tendrán que rendir cuentas”.

El ministro de Defensa francés instó a “una unificación de la acción militar para evitar operaciones militares caóticas” y también pidió a los rebeldes rechazar los “elementos salafistas” islámicos radicales.

La cautela europea y el respaldo de la Liga Árabe, que aún no implica un total reconocimiento, indican que la coalición forjada con tanta dificultad en Qatar hace dos días se enfrenta a una dura tarea para obtener un apoyo completo.

Aunque seis naciones del golfo Pérsico reconocieron el lunes a la coalición como la única representante legítima de Siria, Irak, Argelia y Líbano impidieron que la Liga Árabe en su conjunto hiciera lo mismo.

/Por Yasmine Saleh/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below