8 de noviembre de 2012 / 17:43 / hace 5 años

El Tea Party sigue vivo pese al revés en las elecciones de EEUU

WASHINGTON (Reuters) - Los candidatos del ala más conservadora de los republicanos, conocida como Tea Party, han desperdiciado sus posibilidades de tomar el control del Senado de Estados Unidos, pero el pequeño movimiento seguirá con vida en Washington al menos en los próximos años gracias a la problemática fiscal, según expertos.

Los candidatos del ala más conservadora de los republicanos, conocida como Tea Party, han desperdiciado sus posibilidades de tomar el control del Senado de Estados Unidos, pero el pequeño movimiento seguirá con vida en Washington al menos en los próximos años gracias a la problemática fiscal, según expertos. En esta imagen de archivo, el miembro del Tea Party Russell Cumbee (a la derecha) y su esposa Lydia escuchan a un ponente en una conferencia "Food for Free Minds Tea Party Rally" en Littleton, Nuevo Hampshire, el 27 de octubre de 2012. REUTERS/Jessica Rinaldi

Si no fuera por los malos resultados de algunos de los candidatos al Senado estadounidense respaldados por el Tea Party tanto en las elecciones de 2012 como las de 2010, los republicanos podrían haber contado con mayoría en la Cámara.

En cambio, y para desgracia de los republicanos, los demócratas en realidad se han fortalecido.

La arena política estadounidense está cubierta por los fracasos de los candidatos del ala extremista republicana en estados donde, de otra forma, los demócratas se hubieran cavado su propia fosa: Todd Akin en Misuri y Richard Mourdock en Indiana en 2012 o Sharron Angle en Nevada y Christine O‘Donnell en Delaware en 2010, por mencionar algunos.

En tanto, en la Cámara de Representantes, la líder del Tea Party -Michelle Bachmann- parece haber evitado por poco la derrota el martes, mientras que colegas como Allen West y Joe Walsh no tuvieron tanta suerte.

“El Tea Party está acabado”, proclamó el Comité de la campaña parlamentaria Demócrata.

Esa conclusión podría ser prematura, dado que los republicanos están mostrando toda la intención de mantener su dura postura en cuando a mantener los impuestos bajos -incluso para los ricos- y limitar el gasto del Gobierno, pilares filosóficos que comparten con el Tea Party.

El máximo líder republicano de Estados Unidos, el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, proclamó ya el martes por la noche que el presidente Barack Obama no tenía derecho a aumentar los impuestos a los ricos, aunque acababa de obtener una sólida victoria en su reelección y los demócratas incrementaron su presencia en el Senado.

Boehner ratificó su punto de vista a los demócratas después de que los republicanos -que ganaron la Cámara alta del Congreso estadounidense en 2010 gracias a fuertes victorias del Tea Party- retuvieran la supremacía en el Senado.

Así, en lo que respecta a temas de presupuesto e impuestos, los líderes republicanos del Congreso al parecer tendrían que seguir respondiendo a las demandas del movimiento ultraconservador.

“Boehner aún necesita cuidar su espalda”, dijo Stephen Hess, analista de la Institución Brookings que sigue el Congreso.

DEBATE SOBRE EL “ABISMO FISCAL”

Un asesor republicano de la Cámara de Representantes predijo que la advertencia de Boehner contra el aumento de impuestos a los ricos no es sólo el pistoletazo de salida en las negociaciones relacionadas con el llamado “abismo fiscal” en Estados Unidos. “Es su conclusión”, afirmó.

Si bien Boehner conservó con facilidad su escaño en el Senado el martes por la noche, aún debe superar en enero la reelección como presidente de la cámara.

La próxima semana, los republicanos elegirán además otros líderes intermedios del partido, lo que podría demostrar el alcance del Tea Party.

El activista del movimiento Tom Price lucha contra Cathy McMorris Rodgers, una protegida de Boehner que por momentos ha sido más centrista que Price.

No obstante, a medida que la economía de Estados Unidos se vaya recuperando, Hess prevé que este movimiento político -nacido a partir del pánico y el descontento por la recesión económica más profunda desde la Gran Depresión de los años 30- se volverá cada vez más irrelevante.

/Por Richard Cowan/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below