for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Las comunidades ajustarán 18.350 millones en sus cuentas

MADRID (Reuters) - Todas las Comunidades Autónomas (CCAA) españolas excepto Asturias recibieron el jueves la aprobación a sus planes de ajuste presupuestario para el ejercicio 2012, con un compromiso de reducción de déficit por 18.349 millones de euros, casi un 2 por ciento del PIB español.

La Generalitat de Catalunya recibió el jueves la aprobación del Consejo de Política Fiscal a sus planes de ajuste presupuestario para el ejercicio 2012, dijo un portavoz del gobierno catalán. En la imagen, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en una reunión con los jefes de finanzas de las 17 comunidades autónomas españolas, el 17 de mayo de 2012. REUTERS/Juan Medina

Asturias podría en cualquier caso recibir la luz verde en las próximas semanas, una vez se forme el nuevo Gobierno de la región y se ponga fin a su parálisis institucional, mientras que Andalucía, una de las pocas regiones no controladas por el Partido Popular en el Gobierno (6 de 17), recibió el visto bueno casi ‘in extremis’ tras aceptar una modificación parcial a su plan.

“A partir de la aprobación de los planes, comienza la ejecución de los mismos, comienza el proceso de vigilancia por parte del Ministerio de la aplicación de esos planes”, declaró el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Montoro, que hizo hincapié en que se trata de la primera vez que las Comunidades Autónomas someten sus planes de ajuste en la reunión -y próximamente al público-, se mostró confiado en que la medida sirva para generar confianza en la viabilidad de las Administraciones Públicas españolas.

En las últimas semanas, se han incrementado las presiones sobre las CCAA para que elaboren unos planes de saneamiento realistas, imprescindibles para que el Gobierno pueda cumplir con el objetivo de déficit del 5,3 por ciento del PIB acordado con Bruselas para 2012, especialmente en un momento de fuerte presión sobre España en los mercados que ha llevado la prima de riesgo a máximos históricos.

Las dudas sobre la capacidad de los gobiernos autonómicos para cumplir con el drástico recorte en el déficit exigido por Bruselas son, junto con los bancos, una de las razones de desconfianza hacia la sostenibilidad de las finanzas públicas españolas.

Las comunidades, que se enfrentan en último extremo al riesgo de intervención en caso de no ceñirse a los objetivos fiscales, representan casi la mitad del gasto público español y fueron las principales responsables de la desviación del objetivo de déficit el pasado ejercicio, al terminar con un déficit del 2,9 por ciento del PIB, 1,6 puntos más con respecto al objetivo inicial.

El ajuste anunciado supera los alrededor de 15.000 millones de euros que se había estimado necesitaban para cumplir con el objetivo de recortar el déficit a un 1,5 por ciento del PIB este año.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, dijo en la rueda de prensa que el recorte comprometido se desglosa en 5.278 de aumento de los ingresos y 13.071 millones por la vía de recorte del gasto.

A falta de conocer los detalles de cada región, Beteta dijo que el grueso del ajuste se aplicará en Sanidad y Educación, después de que el Congreso aprobara este jueves los reales decretos-ley que dan vía libre a recortes que podría acercarse a los 10.000 millones de euros en estas áreas, tradicionalmente protegidas en España, lo que ha provocado numerosas protestas y manifestaciones.

“HISPANOBONOS” O INSTRUMENTO SIMILAR, PARA JULIO

Pese a no quiso utilizar el término “hispanobonos” -títulos avalados por el Gobierno central que permitirían a las regiones financiarse a costes similares a los del Reino de España-, el ministro dijo que se creará próximamente una fórmula para abaratar la financiación regional, en un momento en el que los mercados financieros están cerrados y en el que los ratings de las regiones exigen un amplio sobrecoste.

“Para esas fechas, comienzos del mes de julio, habrá ya un dispositivo por parte del Estado en términos de cobertura financiera para las CCAA, pero siempre condicionado, muy condicionado (...) (al) cumplimiento de los objetivos de déficit”, dijo Montoro tras la reunión con los consejeros regionales.

“El Gobierno está estudiando cuáles serán los procedimientos para colaborar con la financiación de aquellas comunidades autónomas que más lo necesitan”, añadió, señalando en todo caso que el tema no se había tratado en la reunión.

ASTURIAS, A LA REPESCA

Asturias, que era objeto de preocupación para el Gobierno por la interinidad del Gobierno de la región, tendrá la oportunidad de recibir el visto bueno del CPFF en la próxima reunión que se celebrará a mediados de junio, cuando ya cuente con un nuevo Ejecutivo que ponga fin al culebrón político de la región.

“En los próximos quince días el próximo gobierno deberá presentar ese plan para su revisión”, dijo Montoro.

El ajuste que tiene que realizar Asturias para cumplir con los objetivos de déficit es de 616 millones de euros.

En la reunión de junio también se abordarán los planes presupuestarios de las comunidades para el período 2013-2015, según dijo Montoro, en línea con los objetivos a medio plazo solicitados por Bruselas al Gobierno español.

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up