May 22, 2011 / 7:46 PM / 8 years ago

IU y UPyD ganan con la inercia del movimiento 15-M

MADRID (Reuters) - Los comicios municipales y autonómicos dieron una clara victoria al Partido Popular el domingo, pero el movimiento de los “indignados” del 15-M, que ha marcado la última semana de la campaña, parece haber influido de alguna manera en el apoyo recibido por algunos partidos minoritarios como Izquierda Unida o Unión Progreso y Democracia.

Los comicios municipales y autonómicos dieron una clara victoria al Partido Popular el domingo, pero el movimiento de los "indignados" del 15-M, que ha marcado la última semana de la campaña, parece haber influido de alguna manera en el apoyo recibido por algunos partidos minoritarios como Izquierda Unida o Unión Progreso y Democracia. En la imagen, un manifestante subido a la estatua del oso y el madroño en la Puerta del Sol el 22 de mayo de 2011. REUTERS/Paul Hanna

El respaldo a partidos que no fueran los dos mayoritarios (PP-PSOE), uno de los factores considerados clave para entender si el movimiento de descontento ciudadano por la situación económica y la clase política tendría alguna repercusión en las urnas, ha sido mayor a lo que anticipaban las encuestas.

“Es la izquierda que hoy sube y la izquierda que hoy suma, es la izquierda que pretende parar a la derecha y que va a parar a la derecha en los ayuntamientos y en las instituciones”, dijo tras conocerse los primeros resultados Ramón Luque, coordinador electoral de Izquierda Unida, que ha obtenido un 6,31 por ciento de los votos en las elecciones municipales.

El Partido Popular obtuvo una clara victoria en las elecciones locales del domingo, con diez puntos de ventaja sobre el PSOE, que ha perdido bastiones como Castilla-La Mancha, como preveían varias encuestas y expertos, que atribuyen esa derrota a la gestión de la crisis económica.

Con el 99,31 por ciento de los votos escrutados, el PP obtendría un 37,56 por ciento de los sufragios, frente al 27,81 por ciento de los socialistas, en las elecciones municipales, según datos del Ministerio del Interior, que sitúan al partido conservador en una inmejorable posición de cara a los comicios generales de 2012.

Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia (UPyD), si bien son partidos de diferente signo político, coinciden en proponer el cambio en la ley electoral con una obtención de escaños proporcional al número de votos, una propuesta que también se ha lanzado estos días desde las numerosas acampadas protagonizadas por jóvenes en las principales ciudades españolas.

Desde el movimiento del 15-M, que ha llenado de gente las plazas de toda España durante la última semana, han dicho que no van a valorar los resultados de las elecciones, puesto que no se sienten representados por los partidos políticos, y decidieron prolongar su acampada al menos una semana más.

Según los resultados de la Comunidad Valenciana, con el 95 por ciento de los votos escrutados, Esquerra Unida del País Valencià, que no tenía representación hasta el momento, obtenía 5 escaños.

En Madrid, Izquierda Unida también se veía favorecida, obteniendo 13 escaños frente a los 11 que obtuvo en las elecciones de 2007. La gran sorpresa de la Comunidad de Madrid fue Unión Progreso y Democracia (UPyD), que entra en la asamblea autonómica por primera vez en su historia con 8 representantes con casi el 100 por ciento de los votos escrutados, en unas autonómicas en las que venció el Partido Popular con 72 diputados.

En Aragón, Izquierda Unida queda con cuatro escaños, tres más que los obtenidos en 2007. En Extremadura, de los ocho escaños que perdió el gobernante PSOE, cinco fueron a manos del PP y los otros tres a manos de IU, que hasta entonces no contaba con representación en el parlamento extremeño.

Izquierda Unida también pasa a ocupar un escaño en las Cortes de Castilla y León, y en Navarra pasó de dos escaños a tres y podría formar parte de una coalición de Gobierno.

En Canarias, los nacionalistas de Nueva Canarias, que no tenían representación en el parlamento, ganaron cuatro escaños cosechando casi un 10 por ciento de los votos.

El movimiento ciudadano estalló el domingo 15 de mayo, aglutinado a través de las redes sociales y protagonizado fundamentalmente por jóvenes - en una España con una tasa de desempleo juvenil del 45 por ciento -, y ha acaparado el protagonismo de la campaña, así como la atención internacional.

El movimiento se encuentra en plena efervescencia en un país sumido en una profunda recesión, con una tasa de desempleo superior al 21 por ciento - el doble de la media de la Unión Europea - y cuyo Gobierno se ha plegado a las exigencias de los mercados y de sus socios de Bruselas llevando a cabo fuertes políticas de recorte que no le han servido para ganarse el apoyo de su electorado, aunque calmaran por un tiempo a los mercados internacionales.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below