March 11, 2010 / 10:11 PM / 10 years ago

Las primeras parejas gay se casan en Ciudad de México

MÉXICO DF (Reuters) - En una ceremonia pública y entre aplausos, cinco parejas de homosexuales contrajeron matrimonio el jueves, convirtiéndose en las primeras en casarse en la capital mexicana amparadas en una nueva ley local, pese a la oposición del Gobierno federal y de la Iglesia católica.

En una ceremonia pública y entre aplausos, cinco parejas de homosexuales contrajeron matrimonio el jueves, convirtiéndose en las primeras en casarse en la capital mexicana amparadas en una nueva ley local, pese a la oposición del Gobierno federal y de la Iglesia católica. En la imagen, Jaime López y su pareja David González se besan tras casarse en Ciudad de México, el 11 de marzo de 2010. REUTERS/Daniel Aguilar

Rodeadas de familiares y amigos, las parejas -dos de hombres y tres de mujeres- firmaron actas matrimoniales ante el jefe del registro civil de la Ciudad de México, poniendo en práctica una polémica ley aprobada por el Congreso local.

“Pasamos a la historia nosotros junto con otras muchas parejas en esta ciudad. Ahora a festejar y a ser felices”, dijo David González, vestido con un traje blanco y una flor en la solapa, quien se casó con Jaime en la boda colectiva, atestiguada por el alcalde capitalino, Marcelo Ebrard.

La ley, aprobada en diciembre y que también abrió la puerta a la adopción de niños, enfrentó al izquierdista Gobierno de la Ciudad de México con el del conservador presidente Felipe Calderón, que promovió un recurso ante el Tribunal Supremo para frenar la legislación.

La fiscalía federal argumentó que las uniones gay se apartan de la protección de la familia. El máximo tribunal está estudiando el caso pero no tiene una fecha para dar un fallo.

“Hoy en la Ciudad de México es un día histórico, se deja atrás la concepción tradicional de familia”, dijo el jefe del registro civil, Hegel Cortés, después de que las parejas firmaran las actas. “Los declaro unidos en legítimo matrimonio”, subrayó, seguido de aplausos y vítores.

Ema y Janice, ambas vestidas de blanco, se abrazaron sonrientes y se besaron después de casarse, mientras la pequeña hija de Ema abrazaba a su mamá.

“Estamos poniéndole rostro a una realidad que ha sido negada, que ha sido silenciada y ocultada”, dijo a Reuters la activista Lol Kin Castañeda antes de casarse con Judith Vázquez, con quien ha vivido más de seis años.

En la ceremonia se casaron cuatro parejas. La compuesta por la conocida activista y actriz Jesusa Rodríguez y su pareja, Liliana Felipe, lo hizo minutos después en el mismo sitio, el patio de un edificio del Gobierno capitalino.

CONDENA CONSERVADORA

Tras casarse, las parejas gay podrán iniciar una solicitud para adoptar niños, como lo hacen las uniones heterosexuales.

La capital mexicana es la primera urbe de América Latina en modificar sus leyes para permitir los casamientos homosexuales con derecho a adopción y la segunda de la región en donde se han celebrado matrimonios gays.

Las bodas se llevaron a cabo pese a la condena de la Iglesia Católica, que asegura que estas uniones son una amenaza para la familia.

La sociedad mexicana es fervientemente católica y el país es el segundo con el mayor número de fieles del mundo después de Brasil.

El conservadurismo todavía reina en gran parte del país, donde muchos hombres creen que el papel de la mujer debe ser cuidar del hogar y criar a los hijos.

“No es una buena imagen para nuestros niños, no es una familia como debería de ser, una familia es un hombre y una mujer”, dijo Teresa Vásquez, un ama de casa de 51 años, quien se manifestaba afuera del sitio donde se realizaron las bodas junto con otras 20 personas aproximadamente.

Una pareja en Argentina se convirtió en diciembre en el primer matrimonio homosexual en América Latina al casarse en la capital de la provincia de Tierra de Fuego, pese a que las leyes no permiten los matrimonios gays. La pareja sorteó una prohibición judicial que le impidió hacerlo en Buenos Aires.

La Ciudad de México ha puesto en marcha reformas consideradas progresistas para atender demandas de minorías.

Tal es el caso de permitir el aborto con una gestación de hasta 12 semanas y una ley para proteger la decisión de enfermos desahuciados que buscan una muerte anticipada por la interrupción del tratamiento médico.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below