April 27, 2020 / 3:47 PM / 4 months ago

Varios países inician el desconfinamiento, pero para Reino Unido aún es pronto

ROMA/LONDRES, 27 abr (Reuters) - Varios países, desde Italia hasta Nueva Zelanda, anunciaron una relajación de los confinamientos decretados por la pandemia de coronavirus, pero el primer ministro británico, Boris Johnson, que volvió a su puesto el lunes tras padecer la enfermedad asociada al patógeno, dijo que era muy pronto para suavizar las restricciones en Reino Unido.

Gente compra alimentos en un mercado al aire libre que ha sido reabierto, durante la pandemia del COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, en Cisternino, Italia, el 27 de abril de 2020. REUTERS/Alessandro Garofalo

Casi 3 millones de personas se han contagiado con el coronavirus SARS-CoV-2 en todo el mundo y 205.948 han muerto, según un recuento de cifras oficiales de Reuters. Pero ahora muchos países quieren relajar las cuarentenas ante la reducción de las tasas de infección y el miedo a una crisis económica.

La peor pandemia del mundo en un siglo, que comenzó en China en diciembre, ha planteado un dilema a los gobiernos. Las personas que llevan semanas encerradas en sus hogares están cada vez más frustradas y ansiosas por lo que les depara el futuro.

Con las severas restricciones en la actividad económica -desde bares a fábricas y turismo-, se esperan largas recesiones en muchos países. Pero como todavía no hay cura, los líderes son conscientes de que una segunda ola de infecciones podría rematar a sus países justo cuando la vida estuviese regresando a la normalidad.

Italia, que tiene la segunda mayor cifra de muertes por coronavirus, permitirá que fábricas y obras de construcción retomen la actividad a partir del 4 de mayo y autorizará visitas familiares limitadas mientras prepara un final gradual al confinamiento, dijo el domingo el primer ministro, Giuseppe Conte.

Roma se prepara para una segunda fase de la crisis, en la que intentará reactivar la economía sin desencadenar una nueva ola de infecciones. Conte declaró que se anticipaba “un desafío muy complejo”, advirtiendo que “viviremos con el virus y tendremos que adoptar todas las precauciones posibles”.

Por su parte, los neozelandeses podrán pescar, surfear, cazar y hacer senderismo esta semana por primera vez en más de un mes. Los 5 millones de residentes del país tuvieron uno de los confinamientos más estrictos del mundo, con cierres de oficinas, escuelas, bares y restaurantes.

En Alemania, el ministro de Economía instó el lunes a los 16 estados federales del país a levantar lentamente las restricciones para evitar que el brote se extienda más y se vean obligados a dar marcha atrás más tarde.

“UNIDAD Y DETERMINACIÓN”

En España, uno de los países más afectados, el domingo se permitió a los niños salir de sus casas por primera vez en seis semanas, mientras las autoridades preparan con cautela nuevas medidas para seguir relajando el estricto confinamiento del país.

Sin embargo, el primer ministro británico, Boris Johnson, de regreso en Downing Street tras estar fuera poco más de un mes por la enfermedad, afirmó el lunes que todavía era demasiado peligroso relajar un confinamiento que está castigando a la economía, ya que podría causar un segundo brote mortal.

Johnson, que pasó tres días en cuidados intensivos, aseguró que entendía las preocupaciones de los negocios y que consultaría con la oposición, pero dejó claro que no habría un desconfinamiento rápido aunque que se trazarían planes para aliviar las restricciones en los próximos días.

“Si podemos mostrar el mismo espíritu de unidad y determinación que todos hemos mostrado en las últimas seis semanas, entonces no tengo ninguna duda de que lo superaremos”, declaró.

En Estados Unidos, que registra el mayor número de contagios y muertes en el mundo, los críticos han acusado al presidente Donald Trump de dar mensajes confusos y contradictorios sobre el coronavirus. Georgia, Oklahoma, y otros estados tomaron medidas tentativas para reabrir las empresas el viernes.

La ciudad china de Wuhan, donde se originó el virus en diciembre, ya no tiene casos en sus hospitales, dijo un responsable de salud. La ciudad todavía está haciendo pruebas a los residentes regularmente a pesar de aliviar los confinamientos.

Casi dos millones de australianos se apresuraron a descargar una aplicación diseñada para rastrear contactos cercanos de pacientes de COVID-19. Australia ha sido uno de los países que más éxito ha tenido en la lucha contra la pandemia, registrando solo 83 muertes y 6.700 casos, gracias al cierre de sus fronteras, restricciones de movilidad y confinamiento de su población.

Información adicional de redacciones de Reuters; escrito por Nick Macfie; Editado en español por Janisse Huambachano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below