April 27, 2020 / 7:31 AM / a month ago

Más estados de EEUU preparan la apertura mientras el coronavirus dispara el desempleo

NUEVA YORK/CHICAGO, 26 abr (Reuters) - Otro grupo de estados se preparaba esta semana para relajar las restricciones impuestas a la actividad económica en Estados Unidos por el coronavirus, a pesar de que expertos sanitarios advierten de que todavía se realizan muy pocas pruebas diagnósticas, mientras la Casa Blanca pronosticaba un vertiginoso aumento en la tasa de desempleo del país.

Gente con mascarillas esperando fuera de un salón de belleza y en las instalaciones de cobro de cheques mientras la enfermedad del coronavirus (COVID-19) continúa extendiéndose, en la sección Highland Park de Detroit, Michigan EEUU., 25 de abril, 2020. REUTERS/Shannon Stapleton

Colorado, Mississippi, Minnesota, Montana y Tennessee se unieron a otros estados en la reapertura de negocios sin tener aún medios para examinar sistemáticamente a las personas infectadas que pueden ser contagiosas pero asintomáticas, ni para rastrear sus contactos con otras personas que podrían haber estado expuestas.

Muchos comercios han manifestado su inquietud respecto de la posibilidad de volver a trabajar si no se cumplen los requisitos sanitarios previos que han recomendado las autoridades.

“Me quedaría en casa si el Gobierno lo recomendara, pero no es así. Están diciendo: ‘Mirad, lo mejor es volver al trabajo, aunque sea arriesgado’”, dijo a Reuters Royal Rose, de 39 años, propietaria de un estudio de tatuajes en Greeley, Colorado.

Rose dijo que iba a reabrir su tienda después de haber cerrado hace un mes, pero no porque quiera hacerlo, sino porque las facturas se acumulan y siente que no tiene otra opción.

Georgia, Oklahoma, Alaska y Carolina del Sur ya se han adelantado para reactivar sus economías después de semanas de cierres obligatorios que han dejado sin trabajo a casi uno de cada seis trabajadores estadounidenses.

Las autoridades de salud pública afirman que el aumento de interacciones humanas y actividad económica —sin los medios para hacerlo de forma segura— supondrá un retroceso, provocando una nueva oleada de infecciones, en un momento en que las medidas de distanciamiento social parecen estar conteniendo los brotes de coronavirus.

Los expertos médicos afirman que el estricto cumplimiento de los cierres de empresas y los confinamientos impuestos en las últimas semanas por los gobernadores de 42 de los 50 estados han servido para estabilizar los índices de hospitalizaciones y entradas en las unidades de cuidados intensivos.

Aun así, el número de infecciones conocidas en Estados Unidos subió el domingo, superando las 960.000, mientras que el número de vidas perdidas por la COVID-19, la enfermedad respiratoria altamente contagiosa causada por el virus, superó las 54.700.

El continuo aumento en el número de casos en Estados Unidos se ha atribuido en parte al aumento de las pruebas de diagnóstico. Sin embargo, las autoridades sanitarias también advierten de que las pruebas y el rastreo de contactos deben ampliarse enormemente antes de que los negocios puedan reabrirse de forma segura a gran escala.

UNOS DATOS DE EMPLEO ‘TERRIBLES’

Las medidas de confinamiento aplicadas por todo el país para contener la propagación del nuevo coronavirus han hecho mella en la economía de EEUU, provocando el cierre de negocios y el aumento del desempleo.

Un récord de 26,5 millones de estadounidenses han solicitado prestaciones por desempleo desde mediados de marzo, mientras que las ventas al por menor, la construcción de viviendas y la confianza de los consumidores se han debilitado considerablemente.

La Oficina Presupuestaria del Congreso de EEUU (CBO, por sus siglas en inglés), un organismo independiente, pronosticó el viernes que la economía se contraiga a un ritmo interanual de casi el 40% en el segundo trimestre.

El asesor económico a la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo a la prensa el domingo que la tasa de desempleo probablemente toque el 16% o más en abril, mientras la CBO prevé incluso para el año que viene niveles superiores al 10%, frente al 3,5% de antes de la crisis, que constituía el nivel más bajo en 50 años.

Slideshow (2 Images)

“Creo que los próximos meses serán terribles”, dijo Hassett. “Vamos a ver cifras tan malas como nunca antes habíamos visto”.

Ante un escenario de protestas dispersas por todo el país que reclaman el levantamiento de las órdenes de confinamiento, algunos de los estados más afectados por la crisis de salud pública han adoptado una estrategia más cautelosa respecto a la reapertura económica.

El estado de Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, comunicó 367 nuevas muertes el domingo, su menor pérdida de vidas en un lapso de 24 horas desde el 20 de marzo, pero ha prolongado las restricciones a la actividad económica hasta mediados de mayo.

Información de Nick Brown en Nueva York y Brendan O'Brien en Chicago; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below