February 27, 2020 / 2:21 PM / 5 months ago

Pesimismo en el clásico tras las decepciones europeas

MADRID, 27 feb (Reuters) - El clásico del domingo entre el Real Madrid y el Barcelona puede tener grandes ramificaciones en la carrera por el título de la Liga, pero las malas actuaciones en la Liga de Campeones hacen que el encuentro no presente el habitual cartel de batalla entre los dos mejores equipos del mundo.

Thibaut Courtois del Real Madrid después de recibir su primer gol - Fútbol - Liga de Campeones - Partido de ida de octavos de final - Real Madrid vs Manchester City - Santiago Bernabeu, Madrid, España - 26 de febrero de 2020 REUTERS/Susana Vera

El Real Madrid perdió 2-1 en casa contra el Manchester City en su partido de ida de octavos de final, mientras que el Barcelona empató 1-1 en Nápoles, un resultado que disimuló una actuación floja y pareció confirmar los temores de Lionel Messi, quien dijo que no ve al club con la suficiente forma como para ganar el torneo. [L8N2AK3RM]

El Barça, vigente campeón de La Liga, acudirá al encuentro del Santiago Bernabéu con dos puntos de ventaja, después de que el equipo de Zinédine Zidane empatara 2-2 con el Celta de Vigo y perdiera contra el Levante en sus dos últimos partidos de liga.

“Este clásico es una carrera de cojos. Los dos están mal, esa es la realidad”, dijo el exdelantero del Real Madrid y de Argentina Jorge Valdano.

“La recuperación del Barcelona se la debe más al Real Madrid que al mismo Barcelona. Los tropiezos del Real han ido fortaleciendo la situación del Barcelona, que ayer hizo un partido pésimo en Nápoles”.

Ambos equipos llegan al partido con sus propios problemas de recursos. El Madrid anda corto de delanteros debido a la ausencia de Marco Asensio, Eden Hazard y Rodrygo.

El Barça, por su parte, necesita llenar huecos en todo el campo, con las lesiones de Jordi Alba, Sergi Roberto, Ousmane Dembélé y Luis Suárez, y Gerard Piqué con molestias que le convierten en duda para el choque.

A pesar de tener el plantel más caro del deporte mundial, el entrenador Quique Setién se vio obligado a completar su banquillo contra el Nápoles con tres jugadores del equipo reserva, mientras los pesos pesados del vestuario hacen público su malestar con la directiva del club.

“No somos una plantilla muy amplia, la planificación ha sido así desgraciadamente”, dijo Ivan Rakitic, haciéndose eco de un sentimiento de descontento con la directiva del Barcelona tras los recientes comentarios de Messi.

Sin embargo, a pesar de sus muchos problemas, el Barça parece llegar con algo más de carrerilla de cara al partido del domingo en el Bernabéu, donde ha ganado en sus últimas cuatro visitas ligueras.

Como mínimo, pueden confiar en Messi, que ha marcado cuatro goles y ha dado cuatro asistencias en sus cuatro últimos partidos de liga.

“Le tengo siempre el máximo respecto (a Messi), me parece uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol. Ojalá el domingo no tenga su día, sería un señal de que nosotros hemos hecho las cosas bien”, dijo el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, a la página web de La Liga.

“Va a estar muy disputado, por el momento de la temporada en que llegamos, porque la diferencia de puntos es prácticamente mínima y puede ser determinante en función de lo que pase con el resultado, pero yo creo que a la liga todavía le queda muchísimo”.

Información de Richard Martin; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below