August 26, 2019 / 10:00 AM / 4 months ago

¿Por qué son los incendios de la Amazonia una crisis para Brasil... y para todo el mundo?

BRASILIA (Reuters) - La cifra récord de incendios que asolan la Amazonia ha causado indignación internacional debido a la importancia de la selva para el medio ambiente mundial y ha empujado al presidente brasileño Jair Bolsonaro a enviar a los militares para que ayuden en la lucha contra el fuego.

Una zona de la selva amazónica se quema en Porto Velho, Brasil, el 24 de agosto de 2019. REUTERS/Ueslei Marcelino

Abordamos a continuación algunos de los principales aspectos sobre el desastre.

¿POR QUÉ IMPORTA LA AMAZONA?

La Amazonia —un 60% de la cual se encuentra en Brasil— es la selva tropical más grande del mundo. Se considera un punto clave de biodiversidad, con muchas especies únicas de plantas y animales.

Esta densa selva absorbe una enorme cantidad del dióxido de carbono del mundo, un gas de efecto invernadero que se cree es el mayor factor del cambio climático, por lo que los científicos dicen que preservar la Amazonia es vital para combatir el calentamiento global.

¿CUÁL ES LA GRAVEDAD DE LOS INCENDIOS?

Los incendios forestales en todo Brasil han alcanzado el nivel más alto desde al menos 2013 y han incrementado en un 84% en lo que va de año (hasta el 23 de agosto), en comparación con el mismo período del año pasado, según la agencia brasileña INPE. De los 78.383 incendios en lo que va del año, aproximadamente la mitad han sido en agosto.

Ocho de los nueve estados amazónicos han sufrido un aumento, mientras que Amazonas, el estado más grande, ha experimentado un incremento del 146%. Residentes de los estados de Rondonia y Amazonas dijeron que aunque todos los años hay incendios, nunca lo habían visto una situación tan grave, en la que nubes de humo han cubierto la región.

¿CUÁL ES LA CAUSA DE LOS INCENDIOS?

Los incendios en la Amazonia a menudo se hacen a propósito para despejar la tierra. Después de que los aserraderos extraen la madera, los especuladores queman la vegetación restante para despejarla con la esperanza de vender la tierra a los agricultores y ganaderos. La Amazonia lleva varios meses en su estación seca, durante la cual los incendios pueden propagarse más fácilmente y quedar fuera de control.

Los ecologistas dicen que los que provocaron los incendios han sido alentados por los llamamientos de Bolsonaro a un mayor desarrollo de la Amazonia y al pensar que no serán castigados.

La deforestación ha aumentado un 67% interanual en los primeros siete meses de 2019 y se ha triplicado con creces en el mes de julio. Los ecologistas creen que los que deforestan son los mismos que inician los incendios.

¿CÓMO HA REACCIONADO EL GOBIERNO DE BRASIL?

Bolsonaro inicialmente sugirió que los incendios eran normales, pero después dijo que organizaciones no gubernamentales (ONG) estaban provocando los incendios para dañar a su Gobierno. El presidente brasileño no aportó ninguna prueba y más tarde se retractó de esa afirmación.

Bolsonaro ha dicho que el país no tiene los recursos para combatir los incendios en un área tan grande como la Amazonia, a la vez que ha advertido a otros países que no interfieran, diciendo que el dinero extranjero pretendía socavar la soberanía de Brasil.

El Gobierno ha decidido ahora movilizar a los militares para combatir los incendios y varios estados amazónicos han solicitado apoyo. Todavía no está claro cómo se desplegarán las fuerzas armadas y cuál será su eficacia.

¿QUÉ DICEN LOS LÍDERES MUNDIALES?

El presidente francés Emmanuel Macron ha calificado los incendios de emergencia internacional y de “ecocidio”, y ha criticado al Gobierno de Brasil por no hacer más para proteger la selva tropical.

La oficina de Macron dijo en un comunicado que se opondría a la eventual aprobación del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el bloque comercial sudamericano Mercosur, porque Bolsonaro mintió sobre las preocupaciones medioambientales en la cumbre del G20 de junio, cuando se acordó por primera vez.

El primer ministro británico Boris Johnson y la canciller alemana Angela Merkel han dicho que están preocupados por la destrucción de la Amazonia, pero que bloquear el acuerdo comercial no es la respuesta correcta.

El domingo, Macron dijo que los líderes de Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Canadá estaban ultimando un posible acuerdo en su cumbre anual sobre “ayuda técnica y financiera” para los países afectados por los incendios, incluido Brasil.

El presidente Donald Trump ofreció a Bolsonaro la ayuda de Estados Unidos en una llamada telefónica, pero funcionarios brasileños dijeron posteriormente que no estaban trabajando con Estados Unidos para combatir los incendios.

¿CÓMO HA REACCIONADO LA OPINIÓN PÚBLICA?

Los brasileños han salido a las calles para protestar contra la inacción del Gobierno ante los incendios en más de una docena de ciudades, cerrando las principales carreteras de Brasilia y Sao Paulo. Se han realizado manifestaciones ante las embajadas brasileñas en París y Londres.

En las redes sociales, #PrayForAmazonas (“Reza por la Amazonia”) y otras etiquetas similares han tenido un gran éxito en Twitter. Los usuarios que publican mensajes en apoyo de Bolsonaro también han convertido en tendencia un “hashtag” que se traduce como “AmazoniaSinONG”.

Slideshow (5 Images)

¿QUÉ SIGNIFICA TODO ESTO PARA EL CAMBIO CLIMÁTICO?

Los científicos temen que la continua destrucción de la Amazonia pueda empujarla hacia un punto de inflexión, después del cual la región entraría en un ciclo autosostenido de muerte forestal al pasar de selva tropical a sabana.

El científico climático brasileño Carlos Nobre cree que entre el 15 y el 17 por ciento de toda la Amazonia ya ha sido destruida. En un principio, los investigadores pensaron que el punto de inflexión sería el 40% de destrucción. Pero esto ha cambiado con el calentamiento global, el aumento de las temperaturas en la Amazonia y el aumento del número de incendios. Nobre ahora dice que es más probable que el punto de inflexión se sitúe entre el 20 y el 25%.

Si se desencadena el punto de inflexión, la degeneración tardará entre 30 y 50 años, tiempo en el que se liberarán a la atmósfera 200.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, según Nobre, lo que hará mucho más difícil para el mundo mantener los aumentos de temperatura por debajo de los 1,5 a 2 grados centígrados, el objetivo pactado para evitar los efectos más devastadores del cambio climático.

Información de Jake Spring; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below