August 11, 2019 / 8:13 AM / 4 months ago

Una semana después de la masacre de Texas, manifestantes de El Paso condenan el racismo

EL PASO, Texas (Reuters) - El candidato presidencial demócrata Beto O’Rouke se unió el sábado a una marcha en la ciudad fronteriza de El Paso, Texas, para condenar los tiroteos masivos de la semana pasada, diciéndole a la multitud que el presidente Donald Trump fue en parte responsable del odio que los inspiró.

Foto de archivo: Amigos y familia se reunen para el funeral de Juan Velazquez, seis días después de un tiroteo masivo en un negocio de Walmart en El Paso, Texas, EEUU, 9 de agosto del 2019. REUTERS/Callaghan O'Hare

    El hombre armado, identificado por las autoridades como Patrick Crusius, de 21 años, mató a 22 personas, la mayoría hispanas, cuando abrió fuego en una tienda de Walmart el sábado pasado. Confesó mientras se rendía y le dijo a la policía que estaba apuntando a “mexicanos”, según una declaración jurada de la policía de El Paso publicada el viernes.

    Antes del tiroteo, el sospechoso publicó un manifiesto en línea que estaba plagado de odio contra los inmigrantes, dijeron las agencias policiales.

O’Rourke ha dicho que el presidente republicano comparte parte de la culpa del tiroteo, diciendo que el presidente ha avivado las divisiones raciales con sus duras palabras y políticas para detener el flujo de inmigrantes a Estados Unidos.

“No sólo El Paso soportó la peor parte de este odio y este racismo perpetrado no sólo por nacionalistas y terroristas blancos y miembros del Klan y neonazis, sino por el mismísimo presidente de Estados Unidos de América”, dijo O’Rourke a la multitud el sábado.

    La Casa Blanca no pudo ser contactada de inmediato para hacer comentarios.

    O’Rouke, un excongresista estadounidense que representó a un distrito que incluye El Paso, se unió a más de 100 personas en la marcha, que comenzó en un parque y terminó en un tribunal, al otro lado de la calle de la cárcel donde se encuentra Crusius.

    Crusius, quien condujo cientos de millas desde un suburbio de Dallas hasta la frontera entre Estados Unidos y México, donde llevó a cabo los asesinatos, ha sido acusado de asesinato capital. Está detenido sin fianza.

    “Esta comunidad también tiene el ejemplo y la solución para un país que nunca ha estado más dividido de lo que está ahora”, dijo O’Rourke. “Este ha sido el epicentro del movimiento de derechos civiles en el estado de Texas”.

    Trump dijo el miércoles en Twitter: “La nueva arma de los demócratas es en realidad su vieja arma, una que nunca dejan de usar cuando están caídos o se quedan sin datos, ¡RACISMO!”

    La Liga de ciudadanos latinoamericanos unidos (LULAC), con sede en Washington, el grupo hispano de derechos civiles más antiguo del país, organizó el evento de El Paso, llamado “Marcha por una América”.

    Jessica Coca García, quien recibió un disparo en las piernas el sábado pasado y cuyo esposo también resultó herido en el ataque de Walmart, luchó por levantarse de una silla de ruedas para hablar con la multitud.

    “El racismo es algo que siempre quise pensar que no existía”, dijo. “Obviamente existe”.

Información de Alex Dobuzinskis; Editado en español por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below