August 7, 2019 / 3:21 PM / 2 months ago

Reino Unido tendría que hacer frente a una escasez de alimentos frescos tras un Brexit sin acuerdo

Un hombre vende verduras en su puesto en el mercado de Alsager, Stoke-on-Trent, Reino Unido, el 7 de agosto de 2019.. REUTERS/Andrew Yates

LONDRES (Reuters) - Reino Unido sufrirá escasez de algunos alimentos frescos durante semanas o incluso meses si un Brexit sin acuerdo deja a los productos perecibles pudriéndose en camiones en los puertos, advirtió el miércoles un lobby del sector de bebidas y alimentos.

Minoristas como Tesco han advertido que una salida de la Unión Europea el 31 de octubre sin un acuerdo de transición sería problemático, ya que muchos de los productos frescos son importados y los almacenes están muy abastecidos antes de Navidad.

La industria -que emplea a 450.000 personas en Reino Unido- considera el Brexit como el mayor desafío desde la Segunda Guerra Mundial, eclipsando anteriores eventos como el escándalo de la carne de caballo de 2013 y los brotes del mal de las vacas locas en los años 80 y 90.

“No vamos a morirnos de hambre, pero habrá escasez de comida fresca y algunos ingredientes especiales. Va a ser un poco impredecible”, dijo el director de operaciones de la Federación de Comidas y Bebidas de Reino Unido, Tim Rycroft, a Reuters.

“Como la comida es muchas veces perecedera y tiene una vida muy corta en los estantes, calculamos una escasez selectiva de alimentos en las semanas y meses posteriores a un Brexit sin acuerdo”, comentó Rycroft. “Habrá cierta escasez y alzas de precios”.

Según se acerca el invierno Reino Unido depende más de la comida importada, por lo que un Brexit en Halloween podría ser problemático. Los británicos importan cerca del 60% de su comida para principios de noviembre, justo cuando los retrasos provocados por un adiós no pactado podrían colapsar puertos y autopistas, según Rycroft.

La fruta y la verdura fresca no pueden ser almacenados durante mucho tiempo, por lo que potenciales controles en la localidad francesa de Calais, en el canal de la Mancha, podrían provocar disrupciones en Dover, el mayor puerto británico.

Rycroft dijo que el coste estimado de la preparación de un adiós sin acuerdo, incluida la reserva de espacio en almacenes, el uso de distribuidores alternativos y la pérdida de órdenes en puertos congestionados, podría costar a la industria hasta 100 millones de libras (108 millones de euros) semanales.

Escrito por Guy Faulconbridge y Kate Holton; editado en español por Carlos Serrano y Darío Fernández

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below