July 28, 2019 / 9:08 AM / 3 months ago

Cientos de colombianos festejan en el pueblo natal de Bernal su posible título en el Tour

ZIPAQUIRÁ, Colombia (Reuters) - Egan Bernal mostró desde niño su talento como ciclista, pero su entrenador Fabio Rodríguez nunca pensó que en tan poco tiempo estuviera a punto de convertirse en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia, la carrera más importante del mundo por etapas que finaliza este domingo en París.

Un seguidor del ciclista Egan Bernal reacciona mientras mira en una pantalla gigante la penúltima etapa del Tour de Francia, en Zipaquirá., Colombia. 27 julio 2019. REUTERS/Luisa González

Los vecinos de Zipaquirá, la pequeña ciudad del centro de Colombia en donde Bernal comenzó su carrera deportiva en la bici de montaña antes de pasar a las carreras en ruta, se reunieron el sábado en un parque para ver en una pantalla gigante la transmisión de la penúltima etapa de la competencia.

“Egan llega a la escuela mía a los ocho años, yo soy amigo del papá porque fuimos ciclistas en la época. Hablé con él para que lo dejara inscribirse a la escuela, él también quiso. Empezamos a hacer un proceso, fuimos trabajando para mejorar en todos los aspectos físicos hasta llegar a ganar carreras a nivel nacional”, dijo Rodríguez al recordar los inicios de Bernal.

“Yo sabía que era muy bueno, que era talentoso, pero no sabía que pudiéramos llegar hasta donde está hoy en día. Yo me imaginaba este día, pero no tan rápido, no este año, pensaba que todavía hacía falta”, agregó el emocionado entrenador en medio de decenas de ciclistas.

Bernal, de 22 años y que corre en las filas del equipo británico Ineos, está a punto de escribir su nombre en la historia al convertirse en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia, superando las hazañas previas de sus compatriotas Nairo Quintana, campeón de la Vuelta a España y del Giro de Italia, y de Luis Herrera, quien también ganó la Vuelta en 1987.

El colombiano, apodado “El Niño Maravilla”, ganó previamente este año la París-Niza y la Vuelta a Suiza. En mayo sufrió una lesión en la clavícula izquierda que le impidió correr el Giro.

En cuanto Bernal cruzó la meta en cuarto lugar en la vigésima etapa del sábado, ganada por el italiano Vicenzo Nibali, los asistentes congregados en la Plaza de la Esperanza de Zipaquirá estallaron en júbilo gritando el nombre de “Egan, Egan” y ondeando banderas de Colombia, mientras caían papeles de color lanzados a lo alto por una máquina.

“Es un orgullo, es una emoción”, dijo Melissa Cruz, una comerciante de productos deportivos de 27 años que practica el ciclismo.

“Es una persona muy humilde, un ser que es muy humano, entonces es un orgullo”, agregó Cruz, sentada sobre su bicicleta de ruta a la que llama “Ramona” y en la que corre seis días a la semana al menos 60 kilómetros por jornada.

Bernal partirá la última etapa del domingo con una ventaja de un minuto y 11 segundos sobre su compañero de equipo Geraint Thomas y de un minuto y 31 segundos sobre el holandés Steven Kruijswik, del Jumbo-Visma.

Los colombianos Rigoberto Urán y Nairo Quintana ocupan los puestos séptimo y octavo en la clasificación general individual.

Se espera que la etapa final del domingo, desde Rambouillet a París, sea un recorrido tranquilo en el que sólo se dispute la llegada.

Reporte de Luis Jaime Acosta; editado por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below