July 27, 2019 / 12:21 PM / 23 days ago

La policía de Hong Kong dispara gas lacrimógeno contra los manifestantes

HONG KONG, 27 jul (Reuters) - Las fuerzas policiales dispararon gas lacrimógeno sobre los manifestantes durante los enfrentamientos del sábado en una ciudad al norte de Hong Kong, cuando varios miles de personas se reunieron para protestar contra el ataque de unos presuntos miembros de las tríadas a un grupo de manifestantes y viajeros en una estación de tren el pasado fin de semana.

Unos manifestantes responden al gas lacrimógeno durante la protesta contra los ataques de las tríadas en Yuen Long, Hong Kong, China, el 27 de julio de 2019. REUTERS/Tyrone Siu

La policía, muy criticada por no proteger mejor a la ciudadanía del ataque en Yuen Long, al norte de Hong Kong, se había negado a permitir la marcha en la ciudad por motivos de seguridad.

Pero a pesar de la prohibición los manifestantes salieron a la calle, y lo que comenzó como una acción pacífica de varios miles de personas bajo un calor sofocante pronto se fue poniendo más y más tenso, produciéndose enfrentamientos entre la policía y quienes se manifestaban en varios puntos de la protesta.

Los manifestantes, que levantaron barricadas con mobiliario urbano y paraguas, lanzaron piedras y botellas a la policía, que respondió disparando gas lacrimógeno.

“Olvidé mi paraguas, así que tuve que comprar esta raqueta de bádminton... sólo para protegerme”, dijo un joven enmascarado y con casco, que se negó a dar su nombre o edad mientras corría hacia el frente.

El manifestante añadió que muchos de los que marchaban no querían quedarse hasta tarde, diciendo que Yuen Long era demasiado peligroso para ellos cuando oscurecía.

El domingo pasado, unos 100 hombres vestidos con camisas blancas irrumpieron en la concurrida estación de Yuen Long horas después de que los manifestantes marcharan por el centro de Hong Kong e hicieran pintadas la Oficina de Enlace de China, el principal símbolo de la autoridad de Pekín sobre la antigua colonia británica.

Los hombres atacaron a los manifestantes vestidos de negro que regresaban de la isla de Hong Kong, pero también a transeúntes, a periodistas y a parlamentarios, golpeándolos con tuberías y palos y dejando un saldo de 45 personas heridas.

La policía, considerada lenta por los manifestantes en su respuesta a los ataques del domingo pasado, se convirtió en el centro de atención de la marcha del sábado, lo que aumentó las tensiones.

“Han fallaron a las personas”, dijo de la policía a primera hora de la tarde un manifestante, mientras permanecía fuera de una comisaría de policía sujetando sus puertas.

“Dejaron que las tríadas golpearan a los manifestantes para vengarse de nosotros... Estamos aquí para darles una lección”, dijo, mientras insultaba a la policía.

La policía dijo el domingo que algunos manifestantes habían rodeado y destrozado una furgón policial, “poniendo en peligro la vida de los agentes a bordo”.

La declaración, emitida a las 5.38 p.m.(0938 GMT), advirtió a los manifestantes que la policía comenzaría pronto a dispersar a las multitudes.

Información de Donny Kwok, James Pomfret, Greg Torode y Marius Zaharia; Redactado por Jennifer Hughes y Greg Torode; Editado por Robert Birsel, Richard Pullin y Mark Potter; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdynia

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below