July 22, 2019 / 12:51 PM / a month ago

Podemos exige para investir a Sánchez más peso en un eventual Gobierno

MADRID (Reuters) - El partido antiausteridad Unidas Podemos exigió el lunes puestos de mayor perfil en un eventual gobierno de coalición con el PSOE, en vísperas de la primera votación de investidura que tendrá lugar este martes alrededor de las 1600 horas.

En la imagen, el presidente español en funciones, Pedro Sánchez, durante su discurso de investidura en el Congreso de los Diputados en Madrid, el 22 de julio de 2019. REUTERS/Sergio Pérez

Tres meses después de unas elecciones generales sin resultado concluyente en las que los socialistas obtuvieron el mayor número de votos pero que no les concedieron mayoría parlamentaria, comenzó una semana de debate y votaciones de investidura que decidirá si Sánchez consigue atraer los apoyos suficientes para formar gobierno.

Es poco probable que Pedro Sánchez salga investido en la primera votación, para la que requiere mayoría absoluta, pero podría conseguirlo el próximo jueves, cuando sólo necesita una mayoría simple en el Congreso de los Diputados si el PSOE y Podemos finalmente rubrican un acuerdo de gobierno.

Sin embargo, Podemos se mostró ayer poco satisfecho con la última oferta de los socialistas de conceder cargos secundarios sin especificar en un futuro gabinete ministerial.

“Respeten a nuestros votantes y no nos propongan ser un mero decorado en su gobierno porque no lo aceptaremos”, dijo el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, durante su intervención el debate de investidura el lunes.

Sin embargo, Iglesias añadió que su partido quería estar en un futuro gobierno y que seguiría negociando. Los líderes de la oposición del margen derecho del arco parlamentario dan por sentada una coalición de izquierdas.

Las sonrisas que dibujaban los rostros de los diputados por la mañana se tornaron en rictus serios en la sesión vespertina y el choque dialéctico entre Sánchez e Iglesias fue en ocasiones bronco.

Previamente, el presidente socialista en funciones había expuesto ante el Congreso que su partido estaba cerca de formar un gobierno con la formación antiausteridad, que dijo se centraría en políticas de empleo, igualdad de género y medio ambiente.

“Los españoles han decidido avanzar, nos han pedido avanzar y estamos en condiciones de hacerlo”, dijo Sánchez en la cámara baja española en referencia a las conversaciones con Unidas Podemos. “Lo que nos une es la promesa de la izquierda, un progreso ecológicamente sostenible y la distribución justa de ese progreso”, afirmó.

Por su parte, Iglesias dijo que a los socialistas se les acaban las excusas para sellar una coalición después de que él mismo, que fue vetado por el líder socialista para un eventual gobierno, diese un paso a un lado el viernes.

Iglesias también afeó a Sánchez que pidiese a las bancadas de los partidos de centro-derecha la abstención en la votación de investidura cuando aún no se ha rubricado un acuerdo con Podemos.

España ha estado atrapada en un limbo político desde el 28 de abril y hasta hace unos días el escenario más probable era el de una repetición de los comicios tras fracasar inicialmente las negociaciones entre los socialistas de Sánchez y el partido antiausteridad Podemos.

Sin embargo, las recientes concesiones realizadas por ambas partes hacen que a día de hoy el escenario principal sea el de un gobierno de coalición, el primero en la historia reciente de España.

TORTUOSO CAMINO AL GOBIERNO

Sánchez alcanzó la presidencia en junio del año pasado al expulsar con una moción de censura a un conservador Partido Popular salpicado por un escándalo de corrupción. Ejerce el cargo en funciones desde el pasado abril, pero con un limitado margen de maniobra sin un gobierno de pleno derecho y sin mayoría parlamentaria.

La semana pasada, Sánchez dejó de oponerse a un gobierno de coalición y el líder de la formación morada terminó cediendo a la pretensión del líder socialista, que no lo quería dentro de un eventual consejo de ministros.

Pero todavía tienen que llegar a un acuerdo sobre un pacto de gobierno y sobre quiénes serán los miembros del gabinete.

También necesitarán el apoyo de partidos regionales más pequeños, en medio de un paisaje político cada vez más fragmentado, lo que plantea interrogantes sobre cuánto podrá avanzar el gobierno en materia legislativa.

En la imagen el presidente español en funciones, Pedro Sánchez, recibe el aplauso de la bancada socialista tras su discurso de investidura en el Congreso de los Diputados en Madrid, el 22 de julio de 2019. REUTERS/Sergio Pérez

En el discurso de Sánchez fue llamativa la ausencia de la cuestión de Cataluña, algo que fue criticado por la mayoría de partidos.

Sánchez dijo que el empleo, la sostenibilidad del sistema de pensiones y la educación serían prioridades de su gobierno, y añadió que quería destinar a la educación el 5 por ciento del PIB, en lugar del cerca del 4 por ciento actual. Asimismo, agregó que quería que las empresas tecnológicas globales pagasen sus impuestos y que se garantice la privacidad de los datos.

Gran parte de estos planes estaban incluidos en el borrador de presupuesto de 2019, el mismo que no apoyaron los diputados independentistas catalanes, precipitando la caída del Ejecutivo socialista y provocando las elecciones anticipadas del pasado abril.

Información de Belén Carreño, Emma Pinedo, Paul Day; escrito por Ingrid Melander, editado en español por Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below