July 11, 2019 / 4:24 PM / 3 months ago

El Gobierno reclama la residencia de verano a la familia del dictador Franco

MADRID (Reuters) - El Gobierno español ha abierto un segundo frente con los herederos de Francisco Franco al presentar una demanda judicial en Galicia reclamando la devolución del Pazo de Meirás, la residencia de verano del dictador.

FOTO DE ARCHIVO: La vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, habla en el Congreso antes de la votación sobre los planes del Gobierno socialista para trasladar los restos del dictador Francisco Franco del gigantesco mausoleo de "El Valle de los Caídos", en Madrid, España, el 13 de septiembre de 2018. REUTERS/Sergio Perez - RC1D28E47090

Cuando aún no se ha resuelto la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, a la espera de una resolución judicial, la Abogacía del Estado ha presentado una demanda alegando que la venta del pazo -una construcción solariega gallega- a los Franco se realizó de forma fraudulenta.

Después de 40 años de democracia, aún hay una división de opiniones en la sociedad sobre qué hacer con el legado del dictador Francisco Franco, como el mausoleo donde está enterrado, entre otras cuestiones.

La guerra civil española tuvo lugar entre 1936 y 1939. Alrededor de medio millón de personas murieron en la guerra, y cientos de miles tuvieron que exiliarse. La cifra de represaliados asesinados también está alrededor de los 150.000 según los historiadores.

El pazo, construido entre 1893 y 1907, fue propiedad de la familia de la escritora Emilia Pardo Bazán, cuyos herederos lo vendieron en 1938 a la Junta pro-Pazo, una entidad profranquista, según un comunicado del Ministerio de Justicia.

“Ya nos amenazaron (El Gobierno) en su momento con que habría represalias si no nos plegábamos y esto forma parte de la estrategia de represalias”, dijo Francis Franco, uno de los nietos del dictador, a Reuters.

“Tenemos argumentos de carácter muy sólido, documentos y posición jurídica para defender la titularidad pública del pazo”, dijo la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

El coste de la venta fue sufragado en una colecta pública que se convirtió en obligatoria, con detracciones de nóminas de trabajadores y funcionarios, así como la aportación de fondos de las administraciones locales, según detalló el ministerio en el mismo comunicado.

Tres años más tarde, se firmó contrato de compra-venta entre Franco y la viuda del hijo de Pardo Bazán, por lo que uno de los dos documentos tiene que ser falso, en opinión del Ejecutivo.

La familia Franco, que abrió al público el pazo en 2011 tras años de disputas después de que la Xunta de Galicia lo declarara “Bien de Interés Cultural”, lo ha puesto a la venta este año por más de cinco millones de euros.

La residencia oficial de verano de Franco, fue administrada durante décadas con fondos públicos, incluso después de la muerte del dictador.

Información de Emma Pinedo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below