July 7, 2019 / 9:48 AM / in 2 months

REPORTAJE FOTOGRÁFICO- "Sitiados": Miedo y valor marcan la vida de la minoría hazara en Pakistán

HAZARA TOWN, Pakistan (Reuters) - Los altos muros que rodean los barrios de la asediada comunidad hazara de Pakistán, en la ciudad sudoccidental de Quetta, están diseñados para protegerlos de los militantes extremistas, pero también sirven como un recordatorio constante de la amenaza a la que se enfrentan.

El Gran Maestro Shaolin Kung Fu Mubarak Ali Shan, posa para una fotografía en su oficina en Mariabad, Quetta, Pakistán, el 13 de junio de 2019. REUTERS/Akhtar Soomro

Soldados y puestos de control de seguridad reciben a los visitantes en Hazara Town, uno de los dos grandes barrios vigilados de la capital de Baluchistán, una provincia en la que grupos religiosos y sectarios a menudo atacan con bombas y armas a los hazaras, en su mayoría chiíes.

A pesar de la mejora de la seguridad en los últimos años, en parte debido a que la mayoría de los hazaras se han trasladado a los enclaves vigilados, los militantes radicales suníes prosiguen los ataques, como la explosión de una bomba en abril en la que perdieron la vida 24 personas, entre las que se contaban ocho hazaras.

“Vivimos sitiados desde hace más de una década y media debido a los ataques sectarios”, dijo Sardar Sahil, abogado hazara y activista de los derechos humanos.

“Aunque todos estos puestos de control fueron establecidos para nuestra seguridad, también nos sentimos aislados de otras comunidades.”

Sahil lleva una pistola cada vez que sale de casa, y confía en su fe como segunda capa de seguridad.

“Beso la mano de mi madre y ella también me besa y se despide con sus oraciones y buenos deseos”, dijo Sahil a Reuters en su casa.

(Para ver las fotos del reportaje fotográfico, por favor haga clic en reut.rs/2XcIoHz)

Los hazaras, de los que se dice que son descendientes de los mongoles que irrumpieron desde Asia central para dominar el subcontinente durante muchos siglos, se distinguen fácilmente en Pakistán por sus rasgos faciales.

Esto los ha hecho vulnerables a los ataques de grupos como el prohibido Lashkar-e-Jhangvi (LeJ) de Pakistán, y el grupo guerrillero suní Estado Islámico, que los ha atacado tanto en Pakistán como en el vecino Afganistán, que también alberga a muchos hazaras.

Muchas empresas comunitarias que florecieron en los bulliciosos mercados mayoristas de Quetta se han trasladado a la barriada conocida como Hazara Town o a Mari Abad, otro vecindario de esta etnia.

Pero la comunidad se muestra desafiante. Algunos todavía se aventuran en Quetta en busca de trabajo, mientras que otros mantienen los negocios en funcionamiento.

La comunidad de Quetta celebró su primer Día de la Cultura Hazara esta semana para celebrar y mostrar su historia, música y tradiciones.

La comunidad se esfuerza para que las protestas se desarrollen pacíficamente, a pesar de los disturbios provocados por milicianos que buscan enfrentar a personas de diferentes sectas, según Abdul Khaliq Hazara, presidente del Partido Democrático Hazara (HDP), que cuenta con dos representantes de las asambleas provinciales.

Los medios de comunicación nacionales a menudo presentan a los hazaras como blanco de ataques sectarios o realizando sentadas para exigir una mayor protección, pero la comunidad se está desarrollando y creciendo, dijo el especialista en artes marciales Nargis Hazara.

Slideshow (4 Images)

“Cada uno de nosotros tiene un sueño, un objetivo y una meta en su corazón: cambiar la imagen de los hazaras en el mundo, y especialmente en Pakistán”, añadió el joven de 20 años, que el año pasado se convirtió en el primer ganador de Pakistán de una medalla de los Juegos Asiáticos en karate.

Muchos hazaras se han unido a las fuerzas armadas en Pakistán, donde el pasado y el futuro de la comunidad seguirán arraigados a pesar de la violencia, dijo otro experto en artes marciales, Mubarak Ali Shan.

“Queremos servir a Pakistán y, a pesar de sufrir tragedias e incidentes, nuestro amor por la paz no ha disminuido”, añadió.

Información de Gul Yousufzai; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below