July 2, 2019 / 6:40 AM / 3 months ago

Tensa calma en Hong Kong tras las protestas teñidas de violencia

Un trabajador pasa por delante de unos post-it con mensajes pegados por los manifestantes en las paredes de la Asamblea Legislativa de Hong Kong, un día después de que irrumpieran en el edificio, en Hong Kong, China, el 2 de julio de 2019. REUTERS/Jorge Silva

HONG KONG (Reuters) - Una tensa calma se apoderó de Hong Kong en la madrugada del martes, horas después de que la policía disparara gas lacrimógeno para dispersar a cientos de manifestantes que habían provocado escenas caóticas al irrumpir en el Parlamento local para protestar contra un proyecto de ley de extradición en un desafío directo a Pekín.

Los escombros, incluyendo paraguas, cascos y botellas de agua, eran las pocas señales que quedaban del caos que había envuelto a partes de la ciudad controlada por China durante la noche, después de que los manifestantes irrumpieran en la legislatura.

La policía despejó las carreteras cercanas al corazón del centro financiero, allanando el camino para que las empresas vuelvan a la normalidad tras la extraordinaria violencia que se produjo en el aniversario del traspaso de Hong Kong a la soberanía china en 1997.

Sin embargo, las oficinas del Gobierno de la antigua colonia británica, donde los manifestantes destrozaron computadoras y pintaron con aerosol “antiextradición” e insultos contra la policía y el Gobierno en las paredes de las cámaras, fueron cerradas el martes.

Estaba previsto que la reunión del consejo ejecutivo del Gobierno se celebre en la Casa de Gobierno, según informaron las autoridades.

Millones de personas han salido a las calles en las últimas semanas para protestar contra el ahora suspendido proyecto de ley de extradición, que permitiría que los ciudadanos fueran enviados a China para ser juzgados en tribunales controlados por el Partido Comunista.

Abogados y grupos de defensa de los derechos humanos afirman que el sistema judicial chino se caracteriza por la tortura, las confesiones forzadas y las detenciones arbitrarias. China se ha mostrado irritada por las críticas occidentales a la medida.

El proyecto de ley desencadenó una reacción contra Carrie Lam, dirigente de Hong Kong, involucrando a las comunidades empresariales, diplomáticas y jurídicas, que temen la erosión de la autonomía judicial de Hong Kong y la dificultad de garantizar un juicio justo en China.

información adicional de Twinnie Siu en HONG KONG, Yimou Lee en TAIPEI, Ben Blanchard en PEKÍN y la redacción de Shangái; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below