June 30, 2019 / 8:17 AM / 2 months ago

BREAKINGVIEWS-La peste porcina dispara los precios del cerdo en China hacia un nuevo pico

Cerdos en una granja en Changtu, provincia de Liaoning, China, 17 enero 2019. REUTERS/Ryan Woo/Imagen de archivo

HONG KONG (Reuters Breakingviews) - La peste porcina africana está empujando a China hacia nuevos picos en la carne de cerdo. El brote, uno de los peores registrados en la historia, ha hecho que los precios de la carne se disparen. Es probable que la situación empeore, incluso aunque se mantenga controlada la inflación general, debido en parte a una economía que se está enfriando. Esto significa que la enfermedad podría provocar un cambio duradero entre los principales compradores del mundo.

En un principio, el brote, que comenzó en China el año pasado, empujó a la baja los precios de la carne de cerdo ya que los granjeros se apresuraron a sacrificar piara. Ahora los está subiendo. El coste para los compradores aumentó un 18% interanual el mes pasado. Un responsable del Ministerio de Agricultura dijo en abril que el encarecimiento podría alcanzar el 70% en la segunda mitad de 2019.

Todavía no es un asunto que preocupe al banco central. Se estima que la carne de cerdo representa alrededor del 3% de la cesta de inflación de los consumidores de China. Las proyecciones bajistas sugieren que la cifra global de inflación podría aumentar entre 1,5 y 2 puntos porcentuales, con lo que la inflación se situaría en torno al 4%-5%. Esta cifra está por encima del objetivo oficial de alrededor del 3% este año, pero no es suficiente para activar una política monetaria más estricta.

Para los miembros del sector, hay un resultado peor: uno en el que los precios no suban. Ello indicaría que los consumidores están cambiando a otras proteínas. El consumo per cápita de carne de cerdo en China se duplicó con creces entre 1990 y 2014, pero la demanda se ha estabilizado desde entonces, según las Perspectivas Agrícolas OCDE-FAO. Este año ha disminuido entre un 10% y un 15% debido a la preocupación por la seguridad, según estimaciones de Rabobank, que agrega que la producción podría tardar más de cinco años en recuperarse por completo. Eso significa que la cantidad que los hogares consumen puede incluso haber rebasado su techo.

Si es así, se trata de un cambio sustancial con un enorme impacto en la agricultura mundial. China representa casi una quinta parte de la población mundial, pero produce y consume aproximadamente la mitad de su carne de cerdo. Esto, a su vez, alimenta la demanda de insumos como la soja y el maíz, así como de fertilizantes y productos químicos relacionados. Una caída del 30% en la producción porcina de China reduciría la demanda mundial de soja en un 2%-4%, según los analistas de HSBC. La propagación de la enfermedad al sudeste asiático empeora las cosas.

Sin embargo, el mayor impacto no es necesariamente nacional. En la disputa comercial entre Estados Unidos y China, las compras de soja son una herramienta obvia para apaciguar a Washington. Puede que ya no sea una bazuca en el arsenal de Pekín.

En Twitter twitter.com/cbeddor

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad exclusiva de su autor)

Editado por Clara Ferreira Marques y Katrina Hamlin; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below