June 12, 2019 / 5:17 PM / in 2 months

Ciudadanos se enfrenta a críticas internas por su acercamiento a Vox

MADRID (Reuters) - La decisión de Ciudadanos, el emergente partido de centro español, de ampliar su alianza con el partido de extrema derecha Vox y con el PP para alcanzar acuerdos políticos en varias regiones españolas ha desatado las críticas internas en la formación.

Imagen de archivo del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al comienzo de una reunión de la ejecutiva del partido en Madrid el 29 de abril de 2019, un día después de las elecciones generales. REUTERS/Susana Vera

Ciudadanos, el tercer partido más votado en las recientes elecciones generales del 28 de abril y parte del grupo de los liberales europeos, acordó durante el fin de semana los órganos de gobierno de diferentes asambleas regionales, como Madrid y Murcia, con Vox y el PP fijando ya un claro bloque de derechas en la política española.

El acuerdo tiene como objetivo bloquear a la izquierda y concretamente al PSOE, que fue el partido más votado en Madrid, y añade más presión al complejo entramado de negociaciones cruzadas después de que en apenas un mes se hayan celebrado elecciones generales, europeas, regionales y municipales en España.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, dijo en un tuit el miércoles que “con Vox, Cs se ha convertido en la llave que abre la puerta de los gobiernos a la ultraderecha”.

El ex primer ministro francés, Manuel Valls, que se presentó por el partido español a la alcaldía de Barcelona, también lamentó en la red social la decisión.

“Pactos anunciados entre el PP y Vox en muchas ciudades...reuniones de líderes de partidos constitucionalistas con Vox ...¿normalidad democrática ?..o..¿normalización de un partido de extrema derecha ? ...no es lo mismo... y no puedo esconder otra vez mi gran preocupación”.

Al menos otros dos altos cargos de Ciudadanos con los que ha hablado Reuters han criticado esta decisión de sentarse a negociar con el partido de extrema derecha.

El acercamiento a Vox llega después de que la ejecutiva de Ciudadanos decidiera por unanimidad la semana pasada que cerraría pactos de gobierno en regiones y ciudades de España con el Partido Popular como socio preferente, y que no entraría en Gobiernos con el partido de Santiago Abascal.

“Los acuerdos de gobierno serán solo con PP o con el PSOE sin integrar otros partidos como Podemos, Vox o formaciones nacionalistas”, explicaba la dirección de prensa del partido naranja en un mensaje que hizo llegar a periodistas.

Sin embargo, apenas una semana después, el líder de Ciudadanos en Madrid se vio con los representantes de Vox para alcanzar un acuerdo institucional en la Asamblea de la Comunidad de Madrid y también en Murcia.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, intentó justificar el acuerdo asegurando que por el momento éste no es de gobierno y que solo se trata de un pacto parlamentario.

“Ha entrado Vox finalmente en un acuerdo [...] pero no hay ningún documento de gobierno, ni acuerdos políticos, ni nada parecido, es una votación unipersonal para los diferentes cargos de la mesa. En la Junta de Andalucía lo hicimos, en Murcia lo hemos hecho y en más lugares de España”, dijo en rueda de prensa después de verse con el presidente en funciones, Pedro Sánchez.

Rivera insistió ante las preguntas de los periodistas en que “las negociaciones de Gobierno no tienen que ver con las negociaciones de las mesas -los órganos de gobierno de los parlamentos-“ y que iba a cumplir con el “mandato” de su partido.

El líder de la formación naranja quiere repetir el modelo de Andalucía -que tuvo elecciones anticipadas el 2 de diciembre- donde el PP negoció con Vox y Ciudadanos no se tuvo que dejar fotografiar con ellos. Vox además no entró en el Gobierno formalmente, aunque su apoyo es clave para sacar adelante leyes como los presupuestos.

Pero Vox ha evolucionado desde aquel primer éxito electoral y rechaza apoyar un gobierno del PP y Ciudadanos sin sentarse a negociar directamente con los de Rivera. Vox reclama además entrar en el gobierno de Madrid.

España es un país descentralizado donde las regiones tienen fuertes competencias -como la sanidad o la educación- y manejan amplios presupuestos, especialmente Madrid que es la región más rica de España.

El sábado 15 de junio tienen que estar constituidos más de 8.000 ayuntamientos en todo el país, incluidos los de Madrid y Barcelona, y quince días después los parlamentos regionales. Hasta entonces no se espera que avancen los acuerdos para lograr una investidura a nivel nacional para que Pedro Sánchez pueda formar gobierno.

Información de Belén Carreño; Editado por Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below