June 16, 2019 / 8:58 AM / 5 months ago

No hay suficiente agua para los 1.300 millones de indios

MUMBAI (Reuters Breakingviews) - Una foto de un camión cisterna recorriendo Mumbai cubierto con una larga lista de números de teléfono bajo el nombre de Jesús nos sugiere una importante revelación: no pasará mucho tiempo antes de que necesitemos su número para pedir agua, bromea un trabajador indio del sector financiero. De hecho, en Maharashtra, un estado que alberga la capital financiera y casi una décima parte de los 1.300 millones de habitantes del país, la crisis del agua ya se está dejando notar.

FOTO DE ARCHIVO: Un pozo seco es rellenado con agua de un camión cisterna en el distrito de Thane, en el estado occidental de Maharashtra, India, el 30 de mayo de 2019. REUTERS/Francis Mascarenhas/File Photo - RC136EDE10C0

Según los cálculos de Naciones Unidas, casi una tercera parte de la población mundial vive en países que sufren un gran estrés hídrico, pero pocos están tan expuestos como la India, donde coinciden las temperaturas cálidas, la pobreza, el cambio climático y la mala gestión. Tiene alrededor de una quinta parte de la población del planeta y apenas el 3% de su agua dulce, dice Mridula Ramesh, fundadora del Instituto del Clima de Sundaram, lo que hace que el agua sea más escasa incluso que la de China, que cuenta con una economía más dirigida y eficiente para hacer frente a este problema. 

En total, 21 grandes ciudades, incluyendo Nueva Delhi y los centros tecnológicos de Bengaluru e Hyderabad, se quedarán sin agua subterránea para el año 2020, lo que contribuirá a una crisis del agua que podría llegar a costar el 6% del PIB, según Niti Aayog, un grupo de trabajo de expertos creado por el Gobierno del primer ministro, Narendra Modi. La escasez de agua amenaza muchas fuentes de crecimiento económico: la pintoresca estación de Shimla, al norte del país, se quedó sin agua potable el año pasado, lo que obligó a los residentes a pedir a los turistas que no acudieran al lugar.

ACAMPANDO

Maharashtra, el estado con la economía más grande de la India, merece una mirada más atenta. Gran parte del estado sufre una grave sequía. A siete horas en coche de Mumbai se encuentra Mhaswad, donde la vegetación da paso a huertos secos y un campamento de ganado ofrece forraje y agua gratis. El objetivo es proteger el ganado, el bien más preciado de los granjeros: 9.000 animales y 4.000 personas de 70 aldeas viven bajo el sol abrasador en este refugio temporal repartido en 140 acres. Llegaron en enero y se quedarán hasta que llueva lo suficiente como para regresar a casa, o hasta que se agoten las donaciones. El coste mensual de funcionamiento del campamento es de 20 millones de rupias, o 290.000 dólares, y aumentará con el calor del verano. 

La zona ha tenido escasez de agua desde hace mucho tiempo, pero el uso excesivo de las aguas subterráneas, la deforestación, los cambios en los patrones de precipitaciones y el aumento de las temperaturas hacen que sea más difícil sobrevivir, explica Chetna Sinha, fundadora del banco cooperativo rural para mujeres Mann Deshi. La copresidencia del Foro Económico Mundial de Davos en 2018 es la fuerza detrás del campamento, que funciona en tiempos de estrés extremo. La iniciativa ha impulsado al Gobierno a crear santuarios similares, aunque más burocráticos.

Es un ejemplo ilustrativo de cómo contribuyen los problemas del agua a una mayor crisis en el sector agropecuario, que representa la mitad de la mano de obra de la India y que consume la mayor parte de su agua. Los petroleros estatales abastecen a las aldeas, pero apenas son suficientes. Muchos granjeros están abandonando la profesión y se están mudando a las ciudades. Cuando le preguntaron por qué había dejado su casa en un pueblo cerca de Udaipur, la “ciudad de los lagos” de Rajastán, un sintecho que vende globos de colores brillantes en Mumbai culpó a la aridez de la tierra.

Se necesita desesperadamente un presupuesto para el agua, dice Amit Chandra, presidente de Bain Capital en la India. Su fundación personal trabaja en todo Maharashtra con el gobierno local para destruir represas, recargar el agua subterránea y aumentar los ingresos de los agricultores y ganaderos. Es una de las muchas organizaciones que tratan de proteger al estado contra la sequía y reducir la desesperación de la población. Alrededor de 37.000 trabajadores rurales y granjeros de Maharashtra se suicidaron en la década hasta 2015, según datos de la Oficina Nacional de Registros de Delitos.

India también necesita restablecer los incentivos en el resto del país. Los agricultores cultivan caña de azúcar, un cultivo intensivo en agua, porque el Gobierno asegura un precio que genera altos rendimientos en un momento en que los precios de mercado para otros productos, como las cebollas, se han desplomado debido a que la inflación también ha caído. La India tiene ahora un excedente de azúcar, y sus subsidios oficiales han llevado a Australia y Brasil a quejarse ante la Organización Mundial del Comercio. Hay problemas similares con el arroz.

La India es el mayor exportador de arroz del mundo y, ocasionalmente, también exporta azúcar. Sin embargo, también está exportando agua. El país bombea el doble de agua subterránea que China o Estados Unidos, según la encuesta económica anual de la India. Los agricultores y ganaderos pueden hacerlo a bajo coste porque pagan poco o nada por la electricidad. Esto significa que los niveles de agua están disminuyendo en más de la mitad de los pozos en los estados estudiados por Niti Aayog, el centro de estudios.

REFUGIADOS DEL AGUA

La escasez de agua, la mala elección de cultivos y los métodos de irrigación derrochadores son un cóctel peligroso en un contexto de empleos precarios para muchos indios y una desigualdad descontrolada. Un diplomático advirtió en 2008 que la sequía y otras presiones crearían una “tormenta perfecta” para socavar la estabilidad en Siria, un país ávido de agua y ahora desgarrado por la guerra. Ese es el tipo de patrón que la India no quiere que se repita.

Ramesh, experta en clima, señala algunas formas potenciales de abordar el problema. Israel, otro país que tiene una escasez desesperada de agua, se encuentra en una mejor situación gracias a las agresivas formas de medición.

Todas las oficinas, casas y granjas del país tienen contadores, a menudo con un dispositivo inteligente, dice. Los terratenientes no tienen derecho al agua subterránea y ni siquiera son dueños de sus aguas residuales, agrega esta experta. También son fundamentales los precios agresivos: En un solo año, Israel aumentó los costes del agua para todos en un 40%. Estas cosas son más fáciles de hacer en Israel, por supuesto, un país mucho más pequeño y rico que la India.

Hay indicios de que Nueva Delhi se está poniendo seria. Desde que ganó la reelección el mes pasado, Modi ha reestructurado varios departamentos relacionados con el agua para incluirlos en una sola cartera que trate estos temas, incluyendo los ríos contaminados y la escasez de agua potable limpia. El poder del nuevo ministerio puede estar limitado, ya que el agua es un asunto de estado y ya se ha disputado, pero es un comienzo. La seguridad del agua es fundamental para acabar con la pobreza. Los distritos más empobrecidos de la India coinciden en gran medida con aquellos en los que la agricultura depende de las lluvias, dice Chandra, de Bain Capital.

Además de evitar una crisis social, las inversiones para mejorar el suministro de agua podrían resultar muy rentables. Maharashtra pidió a Nueva Delhi alrededor de 1.000 millones de dólares para el alivio de la sequía en noviembre; en el año anterior, el estado anunció la condonación de casi 5.000 millones de dólares en préstamos agrícolas. Al igual que Israel, India por lo menos tiene la inteligencia tecnológica para tratar de asegurar que no se convierta en una fuente de refugiados del agua. Ahora es necesario que los gobiernos nacionales y estatales aúnen esfuerzos.

Editado por Richard Beales y Katrina Hamlin; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below