June 10, 2019 / 12:38 PM / 4 months ago

La victoria de Portugal en la Liga de las Naciones es una declaración de intenciones

Fútbol - Final de la Liga de las Naciones de la UEFA - Portugal - Holanda - Estadio do Dragao, Oporto, Portugal - 9 de junio de 2019 El portugués Cristiano Ronaldo y sus compañeros de equipo celebran la victoria en la final de la Liga de las Naciones de la UEFA con el trofeo Imágenes de Acción a través de Reuters/Carl Recine - RC1BA0926F00

OPORTO (Reuters) - Portugal, vigente campeón de Europa, conquistó el domingo la primera edición de la Liga de las Naciones con un triunfo por 1-0 sobre Países Bajos. Tras este resultado, la selección lusa se convierte en un primer candidato a disputarle a Francia el título de la Eurocopa 2020 del año que viene.

El reducido margen de la victoria no reflejó la diferencia de calidad entre los dos equipos que se enfrentaron en el Estadio Dragao: el actual combinado neerlandés ha estado lastrado desde el principio por su falta de pegada, lo cual le acabó pasando factura en la final del torneo. Pero aunque Países Bajos no llegó a estar en ningún momento fuera del partido, Portugal fue superior en todos los aspectos.

Los holandeses superaron primero a Francia y Alemania en la fase de grupos y derrotaron después a Inglaterra en semifinales, pero aunque no hay duda de que la estrella del equipo de Ronald Koeman está en ascenso, sus limitaciones fueron evidentes ante Portugal.

A pesar de todo el revuelo en torno al esperado enfrentamiento entre Cristiano Ronaldo y el mejor defensa de Europa, Virgil van Dijk, fueron otros jugadores los que marcaron la diferencia en el equipo local.

Bernardo Silva, como era de esperar, estuvo detrás de gran parte de las jugadas de Portugal. El centrocampista del Manchester City se mostró alerta, inventivo y amenazador, en el flanco derecho.

Bruno Fernandes hizo lo mismo desde el centro del campo, con sus pases acertados, el uso inteligente del balón y su dominio de los espacios, lo que explica por qué es otro jugador portugués al que los medios ven como posible fichaje de uno de los grandes clubes europeos.

El gol decisivo lo marcó Gonçalo Guedes, el delantero de 22 años del Valencia, que justificó con creces su inclusión entre los 11 iniciales por delante de João Félix. Guedes demostrar capacidad para conectar y estirar una defensa holandesa ya de por sí preocupada por Ronaldo.

El jugador de la Juventus se mostró relativamente tranquilo, otra indicación de que la selección portuguesa sigue mejorando y ya parece mucho menos dependiente del delantero de 34 años, que ahora puede jugar como un delantero puro, dada la capacidad de Bernardo Silva para liderar los contraataques.

Información de Simon Evans; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdynia

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below