May 21, 2019 / 12:29 PM / in 3 months

España estrena su nuevo Congreso con un récord europeo de mujeres diputadas

España inaugura este martes la legislatura en un Congreso que ha conseguido obtener la mayor proporción de mujeres electas, un 47% de los 350 diputados, una cifra superior a la Suecia, el país nórdico que lideraba el ránking europeo hasta ahora.

Los diputados asisten a la primera sesión del parlamento después de una elección general en Madrid, España, el 21 de mayo de 2019. REUTERS / Sergio Perez

En España, los derechos y las mujeres y el feminismo tienen una especial importancia en el debate político.

A raíz del caso de La Manada, una agresión sexual que un grupo de hombres acometió contra una joven en las fiestas de San Fermín en julio de 2016, los derechos de la mujer se han convertido en un tema constante en la opinión pública, empujados también por el movimiento #metoo en todo el mundo.

En total, 165 mujeres fueron elegidas el pasado 28 de abril, en unas elecciones en las que ganó el socialista Pedro Sánchez aunque necesitará el apoyo de otros grupos minoritarios para volver a convertirse en presidente.

La cifra sitúa a España en el quinto puesto a nivel mundial según los datos del Banco Mundial. Solo le superan Ruanda, Cuba, Bolivia y México.

“Que las mujeres seamos una minoría en política es un déficit de las democracias representativas”, defiende Adriana Lastra, diputada y portavoz del PSOE en el Congreso de los diputados. “El gran logro de este Congreso va a ser, ser ejemplo para el resto de los países de nuestro entorno”, concluye.

El Gobierno de Pedro Sánchez, que llegó al poder en junio de 2018 tras ganar una moción de censura, ha tenido más mujeres ministras que hombres.

España ha logrado esta cifra récord gracias a la aplicación de la Ley de Igualdad que aprobó otro Gobierno socialista en 2007. La ley exige un “equilibrio” entre mujeres y hombres en las listas de candidatos, que se sitúe en que haya un 40% de mujeres que opten al Congreso.

Algunos partidos, como PSOE y Unidas Podemos, han optado por sistemas cremallera, intercalando un hombre y una mujer en sus listas. Incluso el partido de Pablo Iglesias se cambió en estas elecciones el nombre feminizándolo.

El país ha estado en la vanguardia de defender derechos de las mujeres desde 2004, cuando se aprobó una ambiciosa ley contra la violencia de género que ha llevado a crear tribunales específicos para juzgar a hombres maltratadores.

Esta ola feminista ha encontrado su contestación en el nuevo partido de ultraderecha VOX, que se ha centrado en criticar las leyes para la igualdad de las mujeres y ha prometido abolirlas si llega a gobernar.

Con todo, la defensa de las mujeres en uno de los pocos puntos de consenso entre los partidos políticos que tenían hasta ahora representación en el Congreso.

María Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres, desdeña la idea de que más mujeres en el Parlamento supongan más normas orientadas a las mujeres y asegura que la alta proporción es un “éxito en sí mismo”.

“Las mujeres que entran en política se tienen que ocupar de toda la política. Lo que mejora es la calidad de representación democrática. [...]incorporar la visión de las mujeres probablemente hace diagnósticos más certeros y hace propuestas que están más ajustadas a la realidad de las personas. Pero eso se puede hacer desde las políticas de industria, como desde la política económica, la social...”.

Información de Belén Carreño, Elena Rodríguez, Sabela Ojea; editado por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below