May 13, 2019 / 12:15 PM / 3 months ago

Amazon despliega máquinas que empaquetan los pedidos y sustituyen a los trabajadores

SAN FRANCISCO (Reuters) - Amazon.com Inc está desplegando máquinas para automatizar un trabajo realizado por miles de trabajadores de sus centros: empaquetar los pedidos de los clientes.

FOTO DE ARCHIVO: Productos apilados en estantes en el centro de cumplimiento de Amazon en Baltimore, Maryland, EEUU, 30 de abril de 2019. REUTERS / Clodagh Kilcoyne / File Photo

En los últimos años, la compañía comenzó a introducir tecnología en un puñado de almacenes para escanear las mercancías que llegan por una cinta transportadora y envolverlas segundos después en cajas hechas a medida para cada artículo, dijeron a Reuters dos personas que trabajaron en el proyecto.

Amazon ha contemplado la posibilidad de instalar dos máquinas en docenas de almacenes más, eliminando al menos 24 funciones en cada uno de ellos, dijeron estas personas. Estas instalaciones suelen emplear a más de 2.000 personas.

Esto equivaldría a más de 1.300 empleos destruidos en 55 centros de tramitación de pedidos en EEUU para productos de tamaño estándar. Amazon tendría una previsión de recuperar los costes en menos de dos años, a un millón de dólares por máquina más los gastos operativos, según dijeron las fuentes.

El plan, que no se había difundido previamente en medios de comunicación, muestra el intento de Amazon por reducir su mano de obra y aumentar sus beneficios, ya que la automatización de la tarea más común del almacén, la de recoger un artículo, sigue estando fuera de su alcance.

Los cambios no están finalizados porque la revisión de la tecnología antes de un despliegue importante puede llevar mucho tiempo.

Para ver un gráfico sobre la ampliación de almacenes de Amazon, haga clic en: tmsnrt.rs/2WwuOKW

Amazon es famosa por su empeño en automatizar tantas partes de su negocio como sea posible, ya sea en la fijación de los precios de los productos o transportando los artículos en sus almacenes. Pero la empresa se encuentra en una situación precaria en lo tocante a sustituir puestos de trabajo que le han valido subvenciones y buena voluntad pública.

“Estamos probando esta nueva tecnología con el objetivo de aumentar la seguridad, acelerar los plazos de entrega y aumentar la eficiencia en toda nuestra red”, dijo una portavoz de Amazon en un comunicado. “Esperamos que los ahorros en eficiencia se reinviertan en nuevos servicios para los clientes, donde se seguirán creando nuevos puestos de trabajo”.

El mes pasado Amazon minimizó ante la prensa sus esfuerzos de automatización en la visita a un centro de tramitación de pedidos de Baltimore, argumentando que aún está muy lejos un futuro completamente robótico. Su base de empleados ha crecido hasta convertirse en una de las más grandes de Estados Unidos, ya que la compañía abrió nuevos almacenes y aumentó los salarios para atraer trabajadores en un mercado laboral con poca mano de obra ociosa.

Una de las fuentes dijo que la clave para su objetivo de contar con una fuerza laboral más eficiente es la no sustitución de bajas. En lugar de despedir trabajadores, dijo esta fuente, la empresa minorista más grande del mundo se abstendrá en algún momento de cubrir las salidas de empleados en labores de empaquetado. Estos puestos tienen una alta rotación porque meter en cajas numerosos pedidos por minuto durante más de 10 horas es un trabajo agotador. Al mismo tiempo, los empleados que se quedan en la empresa pueden recibir formación para asumir funciones más técnicas.

Las nuevas máquinas, conocidas como CartonWrap de la firma italiana CMC Srl, envasan mucho más rápido que los humanos. Sacan de 600 a 700 cajas por hora, o sea, de cuatro a cinco veces más que un empaquetador humano, dijeron las fuentes. Las máquinas requieren que una persona cargue los pedidos de los clientes, otra que introduzca cartón y pegamento y un técnico que repare los atascos de vez en cuando.

CMC se negó a hacer comentarios.

Aunque Amazon ha anunciado su intención de acelerar los envíos a través de su programa de fidelización Prime, esta última ronda de automatización no se centra en la velocidad. “En realidad se trata de eficiencia y ahorro”, dijo una de las fuentes.

Incluyendo otras máquinas conocidas como “SmartPac”, que la compañía ha desarrollado recientemente para enviar artículos en sobres patentados, la suite tecnológica de Amazon será capaz de automatizar la mayoría de las funciones realizadas por humanos. Cinco filas de trabajadores en una instalación pueden convertirse en dos, complementadas por dos máquinas CMC y una SmartPac, dijo la fuente.

La compañía describe este proceso como un esfuerzo para “reorientar la función” de los trabajadores, dijo la persona.

Reuters no ha podido establecer en qué centros se eliminarían los puestos por primera vez ni si habría incentivos vinculados a esos puestos específicos.

Sin embargo, los acuerdos laborales que Amazon tiene con los gobiernos son a menudo generosos. Para los 1.500 empleos que Amazon anunció el año pasado en Alabama, por ejemplo, el estado prometió a la empresa 48,7 millones de dólares en 10 años, dijo su departamento de comercio.

DESAFÍOS

Amazon no es la única empresa que prueba la tecnología de embalaje de CMC. JD.com Inc y Shutterfly Inc también han utilizado las máquinas, dijeron las compañías, al igual que Walmart Inc, según una persona familiarizada con su proyecto piloto.

Walmart comenzó hace 3,5 años y desde entonces ha instalado las máquinas en varios lugares de Estados Unidos, dijo la fuente. La empresa se negó a hacer comentarios.

El interés por la tecnología de empaquetado arroja luz sobre un proceso en el que los gigantes del comercio electrónico se están acercando a uno de los mayores problemas de la industria logística hoy en día: encontrar una mano robótica que pueda agarrar diversos objetos sin romperlos.

Amazon emplea un sinfin de trabajadores en cada centro de tramitación de pedidos que se encargan de esta misma tarea con variaciones. Algunos guardan el inventario, mientras que otros recogen los pedidos de los clientes y otros los toman para colocarlos en una caja del tamaño correcto y pegarlos con cinta adhesiva.

Muchos investigadores de universidades y empresas respaldadas por inversores están en la carrera por automatizar este trabajo. Si bien los avances en la inteligencia artificial están mejorando la precisión de las máquinas, todavía no hay garantía de que las manos robóticas puedan evitar que un frasco de mermelada se resbale y se rompa, o que pase, sin problemas, de recoger una goma de borrar a agarrar una aspiradora.

Amazon ha probado la tecnología de diferentes proveedores que algún día podría utilizar para manipular productos, incluyendo Soft Robotics, una nueva empresa del área de Boston que se inspiró en los tentáculos de pulpo para hacer más versátiles las pinzas, dijo una persona familiarizada con estos experimentos en Amazon. Soft Robotics no quiso hacer comentarios sobre su trabajo con Amazon, pero dijo que ha manejado una amplia y siempre cambiante variedad de productos para numerosos grandes minoristas.

Al considerar que la tecnología no está lista, Amazon está automatizando solo parte del embalaje. Los humanos todavía colocan los artículos en una cinta transportadora, pero las máquinas construyen cajas alrededor de ellos y se encargan de sellar y etiquetar. Esto ahorra dinero no sólo al reducir la mano de obra, sino también al reducir el desperdicio de materiales de embalaje.

Estas máquinas no están exentas de defectos. CMC sólo puede producir una cantidad limitada al año. Necesitan un técnico en el lugar que pueda arreglar los problemas a medida que surjan, un requisito del que Amazon preferiría prescindir, según dijeron las dos fuentes. El pegamento supercaliente que sella las cajas puede acumularse y detener una máquina.

Otros tipos de automatización, como el sistema robótico de ensamblaje de comestibles de Ocado Group PLC, están en el punto de mira de la industria.

Pero las máquinas de embalaje ya están demostrando ser útiles para Amazon. La compañía las ha instalado en almacenes muy ajetreados que se encuentran a distancia de un trayecto en coche de Seattle, Fráncfort, Milán, Ámsterdam, Manchester y otras poblaciones, dijo la gente.

Las máquinas tienen el potencial de automatizar mucho más de 24 trabajos por centro, dijo una de las fuentes. La compañía también está montando casi dos docenas más de centros de tramitación de pedidos en Estados Unidos para inventarios pequeños y no especializados, según la consultoría logística MWPVL International, que podrían estar listos para las máquinas.

Esto no es más que un primer paso de la automatización que se avecina, ya que el objetivo final serían fábricas sin humanos.

Información de Jeffrey Dastin en San Francisco; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below