April 23, 2019 / 6:54 AM / 4 months ago

¿El momento Obama del Reino Unido? El bebé de Harry y Meghan pone sobre la mesa la cuestión racial

LONDRES (Reuters) - La boda del príncipe Harry con Meghan Markle, una actriz estadounidense de ascendencia afroamericana, fue un momento histórico para la familia real británica. Algunos dicen que el nacimiento inminente de su bebé es, en todo caso, aún más significativo.

foto de archivo. Meghan Markle la Duquesa de Sussex deja un hotel en Manhattan borough en Nueva york, EEUU. 19 de febrero de 2019. REUTERS/Carlo Allegri.

El bebé, cuyo nacimiento se espera en las próximas semanas, será séptimo en la línea al trono y se cree que será la primera persona mestiza en una posición tan importante en la historia de la realeza británica.

“Creo que este bebé va a ser históricamente muy importante porque abrirá nuevos caminos”, dijo a Reuters la biógrafa real Claudia Joseph.

“Ya sea niña o niño, será el primer bebé afroamericano en nacer en la familia real”.

Con una madre negra y un padre blanco, la etnicidad de Meghan nunca ha estado en un segundo plano en las deliberaciones sobre su relación con el nieto de la reina Isabel, un debate que a menudo no ha sido bien recibido.

A fines de 2016, cuando anunció por primera vez que estaban saliendo, Enrique (conocido como “Harry” en inglés) emitió un extraño reproche a la prensa, condenando los matices raciales de los artículos. Un comentarista había escrito que Meghan traería un “ADN rico y exótico” a los Windsor.

Michelle Ebanks, directora de la compañía que publica “Essence”, una revista estadounidense para mujeres afroamericanas, ve el lado positivo.

“Cada vez que podemos romper una barrera y estar, como personas de raza negra, en algún lugar donde no se espera que estemos, será un motivo de celebración”.

“Porque no deberíamos estar metidos en una caja. Ni en una caja, ni fuera de una caja, ¡porque no hay caja! Así que ser parte de la realeza debería ser normal”, dice Ebanks a Reuters.

Sin embargo, Kehinde Andrews, profesor de sociología en la Universidad de Birmingham en Inglaterra que escribe sobre temas raciales, no está tan seguro de que el bebé real indique ninguna mejora en la igualdad racial.

“Desgraciadamente, como el racismo es tan malo y forma parte tan intrínseca de la historia, está tan arraigado, solemos fijarnos en las cosas, en cualquier cosa”, dijo.

“Por ello, solemos celebrar en exceso cualquier símbolo que podría ser bueno: la llegada a la presidencia de Barack Obama, el entusiasmo de la gente con la película ‘Black Panther’, cada vez que tenemos a alguien que... parece estar viviendo un progreso similar, desgraciadamente nos dejamos llevar”.

“Pero creo que si nos sentamos y analizamos de forma activa qué ha sucedido y qué ha cambiado, nos damos cuenta de que no es nada, no significa nada en absoluto”.

PRINCESAS NEGRAS

Para Ingrid Seward, editora de la revista “Majesty”, el nuevo bebé será un paso pequeño pero importante en la evolución de la familia real.

“Para que la monarquía sobreviva, tiene que evolucionar y esta es otra forma de evolucionar y estar más en sintonía con la sociedad multirracial en la que vivimos ahora”.

El biógrafo real Robert Jobson dice que la etnicidad de Meghan era una cuestión que llega a muchos jóvenes británicos.

“Yo estaba en la boda informando para la televisión estadounidense y había niñas negras vestidas de princesas con vestidos de princesas y pequeñas tiaras”, dice.

“No creo que esas niñas hubieran soñado nunca que podrían formar parte de esta historia”.

Sin embargo, los periodistas como Jobson que cubren la vida de la monarquía se han visto acusados de racismo en las redes sociales por los partidarios de Meghan, a menudo por informar sobre comentarios críticos hechos sobre ella por miembros de su propia familia.

Valentine Low, que cubre a la familia real para el londinense Times, escribió en febrero que algunas cadenas estadounidenses daban la impresión de que los medios británicos eran racistas y sexistas.

“El problema es que en algunos sectores, particularmente en Estados Unidos, cualquier cobertura negativa se considera racista”, escribió.

“Cualquier cosa que no sea una adulación sin reservas está sometida a un aluvión de hostilidad en las redes sociales”.

Con todo, algunos periodistas británicos dicen que Meghan ha sido tratada de manera diferente a otros miembros de la Casa de Windsor, y señalan la diferencia de actitud hacia Kate, la esposa del hermano mayor de Enrique, el príncipe Guillermo.

Afua Hirsch, autora de “Brit(ish): On Race, Identity and Belonging”, dice que la etnicidad jugó un papel importante.

“Me gustaría ver más honestidad e introspección en los periodistas que han repetido algunos de esos comentarios sobre Meghan Markle, y la voluntad de al menos darse cuenta del hecho de que la han tratado de manera distinta”, dijo a Reuters.

La propia Meghan ha dicho que evita los periódicos y Twitter, pero a la pregunta sobre el interés por su origen étnico cuando se anunció su compromiso, dijo que esa parte de la cobertura había sido “descorazonadora”.

“Al fin y al cabo estoy realmente orgullosa de quién soy y de dónde vengo”, dijo.

escrito por Michael Holdentraducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below