April 18, 2019 / 9:02 PM / 4 months ago

Reporte de Mueller sobre Rusia detalla episodios de posible obstrucción de Trump

WASHINGTON (Reuters) - El informe del fiscal especial Robert Mueller sobre el papel de Rusia en la elección presidencial estadounidense de 2016 detalló una serie de acciones del presidente Donald Trump para impedir la investigación, generando dudas sobre si obstruyó la acción de la justicia.

La esperada publicación del reporte de 448 páginas de Mueller es un punto de inflexión en el agitado mandato del líder republicano y alienta las pasiones entre partidarios y detractores antes de las elecciones de 2020, en un país profundamente dividido.

Opositores del Partido Demócrata dijeron que el informe incluye evidencia perturbadora de malas prácticas de Trump, que pueden ser investigadas por el Congreso, pero el líder de los representantes demócratas dijo que abrir un juicio político a 18 meses de la elección no vale la pena.

“Sobre la base de lo que hemos visto hasta ahora, avanzar en el juicio político no vale la pena. Francamente, hay una elección en 18 meses y el pueblo estadounidense emitirá su juicio”, dijo Hoyer a CNN.

Mueller presentó una extensa argumentación que indica que Trump obstruyó a la justicia y, pese a que no llegó a la conclusión de que había cometido un delito, no exoneró al presidente. El fiscal especial dijo, sin embargo, que el Congreso tiene el poder de determinar si el mandatario violó la ley.

“La conclusión de que el Congreso puede aplicar las leyes de obstrucción al presidente por el ejercicio corrupto de los poderes del cargo se ajusta a nuestro sistema constitucional de controles y el principio de que ninguna persona está por encima de la ley”, señala el informe.

Mueller, un exdirector del FBI, también descubrió “numerosos vínculos” entre el gobierno ruso y la campaña de Trump, pero concluyó que no había pruebas suficientes para establecer que hubo una conspiración criminal con Moscú para intervenir en las elecciones.

“ESTOY JODIDO”

El informe, que se publicó sin algunas partes para proteger información confidencial, proporcionó nuevos detalles sobre cómo el presidente republicano intentó forzar la destitución de Mueller, ordenó a miembros de su gobierno que declararan públicamente su inocencia y le dio un indulto a un antiguo asesor para tratar de evitar que cooperara.

El texto dijo que cuando el ex fiscal general Jeff Sessions le dijo a Trump en mayo de 2017 que el Departamento de Justicia nombraría un fiscal especial para investigar las denuncias de que la campaña del republicano se había involucrado con Rusia, Trump se dejó caer en su silla y dijo: “Oh, Dios mío. Dios. Esto es terrible. Este es el final de mi presidencia. Estoy jodido”.

Pero Trump pareció celebrar tras conocerse el informe, diciendo en un evento en la Casa Blanca con soldados heridos del país que “estaba teniendo un buen día”, agregando que “No habla de colusión, ni de obstrucción”.

El fiscal general William Barr -cuyo Departamento de Justicia supervisó la investigación- realizó una apasionada defensa del mandatario y sus acciones, provocando la irritación de los demócratas.

Barr concluyó de forma subsiguiente que Trump no se saltó la ley, pero dijo en una conferencia de prensa el jueves que Mueller detalló “diez episodios que implican al presidente y discuten potenciales teorías legales para conectar estas acciones con elementos de un delito de obstrucción”.

“El presidente Trump se enfrentó a una situación sin precedentes. Mientras asumía el cargo e intentaba dedicarse a sus responsabilidades como presidente, agentes y fiscales federales estaban escrutando su conducta antes y después de llegar al cargo y la de algunos de sus asociados”, afirmó Barr.

“Al mismo tiempo, hubo una especulación incesante en los medios sobre la culpabilidad personal del presidente. Pese a todo, tal y como dijo desde el principio, en realidad no hubo colusión alguna”, agregó.

La investigación dejó al descubierto además lo que las agencias de inteligencia han descrito como una campaña rusa de piratería y propaganda para sembrar cizaña en Estados Unidos, denigrar a la candidata demócrata Hillary Clinton e impulsar a Trump, el candidato preferido del Kremlin. Rusia ha negado que haya interferido.

Mueller citó “algunas pruebas” que sugieren que Trump conocía las controvertidas llamadas del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn al embajador de Rusia antes de que asumiera el cargo, pero las evidencias “no eran concluyentes” y no podían ser usadas para establecer un intento de obstrucción.

Reporte adicional de David Morgan, Doina Chiacu, Andy Sullivan, Susan Cornwell, Richard Cowan, Amanda Becker, Jan Wolfe, Nathan Layne, Karen Freifeld y Makini Brice; escrito por John Whitesides y Will Dunham; editado en español por Carlos Serrano y Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below