March 30, 2019 / 1:02 PM / 5 months ago

Eslovaquia se prepara para elegir por primera vez a una mujer como presidenta

BRATISLAVA (Reuters) - En una ola de furia pública por la corrupción, la abogada liberal Zuzana Caputova parecía preparada para ganar las elecciones presidenciales de Eslovaquia el sábado, oponiéndose a una tendencia que ha visto la progresión de políticos populistas y antieuropeos en todo el continente.

Imagen de la candidata a la presidencia de Eslovaquia Zuzana Caputova hablando con periodistas después de un debate televisado con su oponente Maros Sefcovic antes de las elecciones en un estudio de televisión en Bratislava, Eslovaquia, el 26 de marzo de 2019. REUTERS/Radovan Stoklasa

La corrupción y el cambio han sido los temas principales antes de la segunda vuelta, que se lleva a cabo un año después de que el periodista Jan Kuciak, que investigó importantes casos de fraude, y su prometida fueron asesinados en su casa.

Caputova, una política pro europea que se convertiría en la primera mujer presidenta de Eslovaquia, ganó la primera vuelta de las elecciones hace dos semanas con el 40,6 por ciento de los votos, por delante del comisario europeo Maros Sefcovic con el 18,7 por ciento.

Sefcovic, un diplomático respetado que también está a favor de la UE, está respaldado por el partido gobernante Smer, la agrupación más grande en el parlamento y que ha dominado la política eslovaca desde 2006.

Caputova hizo una campaña para terminar con lo que ella llama la captura del estado “por personas que mueven los hilos desde atrás”, un mensaje que las encuestas de opinión muestran que resuena entre los votantes más jóvenes y educados.

Las mesas de votación se abrieron a las 7 a.m. (0600 GMT) y debían cerrarse a las 10 p.m., y los resultados llegarán durante la noche.

“Me convenció la historia de Caputova. Ella sabe lo que es enfrentarse a la injusticia y siempre ha tenido el apoyo de quienes lucharon contra los oligarcas”, dijo Zuzana Behrikova, votante en una mesa electoral en Bratislava.

“Creo que ella podrá resistir las presiones que vienen con el cargo”.

El presidente de Eslovaquia ejerce poco poder en el día a día, pero nombra primeros ministros y puede vetar los nombramientos de los principales fiscales y jueces.

Cinco personas han sido acusadas de los asesinatos de Kuciak y su novia Martina Kusnirova, incluido el empresario Marian Kocner, quien fue investigado por Kuciak y que se ha convertido en un símbolo de la impunidad percibida después de más de una década de gobierno por parte de Smer. Kocner niega cualquier delito.

Los asesinatos provocaron las mayores protestas en la historia poscomunista de Eslovaquia.

Caputova emprendió una pelea de 14 años con una compañía representada por Kocner que quería construir un vertedero ilegal en su ciudad natal. Ella finalmente ganó el caso, ganándose el apodo de “La Erin Brockovich de Eslovaquia”, en honor a la famosa película interpretada por Julia Roberts en 2000.

“VOLVERÁ A CAMBIAR”

“Eslovaquia se está despertando, mostrando una gran voluntad de cambio y esperanza vinculada a esta y las siguientes elecciones”, dijo Caputova en el último debate televisado de esta semana, aludiendo a la próxima votación del Parlamento Europeo y las elecciones generales de 2020.

Una encuesta de opinión realizada por la agencia Median, la única encuesta publicada entre la primera y la segunda ronda de votaciones, situó el apoyo para Caputova en 60,5 por ciento. Según la encuesta, Sefcovic, quien ha hecho campaña sobre su experiencia y relaciones personales con líderes extranjeros, tendría el 39,5 por ciento de los votos.

Al cortejar a los votantes que respaldaron a los candidatos contra la inmigración en la primera ronda de las elecciones presidenciales, Sefcovic dijo que rechaza la visión de una UE “en la que la distribución de los migrantes será decidida por alguien que no sea Eslovaquia”.

El político educado en Moscú apoyó la oposición del gobierno a las cuotas obligatorias de migrantes sugeridas por la Comisión Europea, donde es vicepresidente.

Sefcovic, quien se unió al Partido Comunista en lo que entonces era Checoslovaquia, solo unos meses antes del colapso del comunismo en noviembre de 1989, ha enfatizado sus creencias cristianas en la campaña. Calificó el apoyo de Caputova a los derechos de aborto y los derechos LGBT como “ultra-liberal”.

“Elegí a Sefcovic por su oposición al matrimonio gay y la adopción”, dijo el votante Juraj, de 57 años, en Bratislava. “La familia es el futuro de la nación. No quiero que a los homosexuales se les permita adoptar niños”.

Información de Tatiana Jancarikova, Editado por Frances Kerry y Catherine Evans, traducido por Andres Gonzalez,

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below