March 23, 2019 / 10:43 AM / 8 months ago

Cientos de miles de manifestantes piden en Londres otro referéndum sobre el Brexit

Por Andrew MacAskill y Alistair Smout

Partidarios de permanecer en la UE, piden al gobierno de May otra votación sobre el Brexit en una manifestación en Londres el 23 de marzo. REUTERS/Peter Nicholls - RC158623FF60

LONDRES (Reuters) - Centenares de miles de personas contrarias a la retirada de Gran Bretaña de la Unión Europea marcharon por el centro de Londres el sábado para exigir un nuevo referéndum mientras la profunda crisis del Brexit amenaza la presidencia de la primera ministra, Theresa May.

Los manifestantes partieron del centro de Londres con pancartas que proclamaban que “el mejor acuerdo es un no Brexit” o “exigimos una votación popular” en la que los organizadores dijeron que podría ser la mayor protesta contra el Brexit celebrada hasta el momento.

Después de tres años de tortuoso debate, todavía no se sabe cómo, cuándo o incluso si ocurrirá el Brexit, mientras May intenta salir de la crisis política más grave en al menos una generación.

May insinuó el viernes que podría no llevar de nuevo la semana que viene al parlamento un acuerdo de divorcio con la UE que ya ha sido tumbado dos veces, dejando abierta la crisis en su estrategia de salida. The Times y The Daily Telegraph informaron que la presión para que la mandataria renuncie a su cargo estaba creciendo.

“Me sentiría diferente si este fuera un proceso bien administrado y el gobierno tomara decisiones sensatas. Pero es un caos total”, dijo a Reuters Gareth Rae, de 59 años, quien viajó desde Bristol para asistir a la manifestación.

“El país estará dividido pase lo que pase y es peor estar dividido por una mentira”.

Aunque el país y sus políticos están divididos sobre el Brexit, la mayoría está de acuerdo en que es la decisión estratégica más importante que ha enfrentado el Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial.

Los manifestantes pro-UE se reunieron para una “Marcha de la gente” en Marble Arch, al borde de Hyde Park, alrededor del mediodía, antes de pasar frente a la oficina de la primera ministra en Downing Street y terminar en las afueras del parlamento.

Si bien no hubo una estimación oficial de asistencia, los organizadores de la campaña dijeron que cientos de miles de personas se encontraban entre la multitud cuando comenzó la manifestación.

Los organizadores confían en que la asistencia superará a la que se alcanzó en una protesta similar celebrada en octubre, cuando los partidarios cifraron la participación en alrededor de 700.000 personas.

“NUNCA VOY A RENUNCIAR A LA UE”

Phoebe Poole, de 18 años, quien sostenía un cartel que decía “nunca voy a renunciar a la UE” en referencia a una canción de la estrella pop de los años 80 Rick Astley, no tenía la edad suficiente para votar en el referéndum de 2016.

“Hemos venido aquí hoy porque sentimos que nos han robado nuestro futuro. Es nuestra generación la que tendrá que vivir con las consecuencias de este desastre”, dijo a Reuters.

“Va a hacer que sea más difícil conseguir un trabajo. Ya está viendo que se van a ir muchas compañías grandes. Estoy preocupada por el futuro”.

Doscientas personas de todo el país fueron contratadas como enlaces para llevar gente a Londres para la marcha. Uno de ellos abandonó las Highlands escocesas el viernes por la noche, y otro salió de Cornualles en la punta occidental de Inglaterra temprano el sábado por la mañana.

Una petición para cancelar el Brexit consiguió 4 millones de firmas en solo 3 días después de que May dijese al público “estoy de vuestro lado” respecto al Brexit e instase a los diputados a respaldar su acuerdo.

En el referéndum del 23 de junio de 2016, 17,4 millones de votantes, un 52 por ciento de la población, respaldaron el Brexit, mientras que 16,1 millones, un 48 por ciento, votaron por la permanencia del país en el bloque.

Pero desde entonces, los opositores del Brexit han estado explorando formas de celebrar otro referéndum.

May ha descartado repetidamente una nueva votación sobre el Brexit, diciendo que ahondaría en las divisiones y socavaría el apoyo a la democracia. Los partidarios del Brexit dicen que un segundo referéndum provocaría una gran crisis constitucional.

“Ya le pedimos a la gente que opinara y rugió”, dijo en un tuit el grupo pro-Brexit Change Britain.

Partidarios del Brexit argumentan que si bien el divorcio podría traer cierta inestabilidad a corto plazo, a largo plazo Gran Bretaña prosperaría si se liberara de lo que ellos consideran como un experimento en una alianza dominada por los alemanes, muy por detrás de otras potencias importantes.

Algunos sondeos de opinión han mostrado un ligero cambio a favor de permanecer en la Unión Europea, pero todavía no parece haberse producido un cambio decisivo en las opiniones.

Muchos votantes en Gran Bretaña dicen que están cada vez más aburridos por el Brexit y May dijo el miércoles que los ciudadanos quieren que esta etapa del proceso del Brexit se acabe.

Pero los manifestantes no estuvieron de acuerdo con la afirmación de May de que está del lado del pueblo británico, con una pancarta que decía: “No hablas por nosotros, Theresa”.

Editado por Guy Faulconbridge; Traducido por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below