February 28, 2019 / 5:24 PM / in 6 months

¿Arte o espectáculo? 200.000 euros para quemar una estatua del rey de España

MADRID (Reuters) - Si quiere una estatua de 4 metros del rey español Felipe VI y dispone de 200.000 euros está de suerte. Sólo hay un problema: debe acordar quemarla tras la compra.

En la imagen, la pieza de arte "Ninot", que muestra una estatua del rey español Felipe VI, de los artistas Santiago Sierra y Eugenio Merino, en la feria de arte contemporáneo ARCO, en Madrid, el 28 de febrero de 2019. REUTERS/Susana Vera

Hecha de madera y cera, la estatua se llama “Ninot”, como las figuras quemadas en las populares Fallas de Valencia, y muestra al rey de 51 años con un traje azul y corbata en la feria de arte contemporáneo ARCO, en Madrid.

El acuerdo para su adquisición tiene un requisito especial: el comprador debe quemar la pieza en el plazo de un año y grabarlo como una ‘performance’.

“No se compra un objeto sino un proceso”, dijo un portavoz de Prometeo, la galería italiana que vende la pieza de dos artistas españoles, Santiago Sierra y Eugenio Merino.

Después de ser quemada, lo único que quedará de la estatua es una calavera, dijo el portavoz.

El proyecto de “Ninot” se produce después de que la pintura del artista británico de grafiti Banksy “Girl with Balloon” se autodestruyera segundos después de ser vendida en una subasta - lo que al final hizo aumentar su valor.

“Lo veo como una ‘performance’. Es como Banksy”, dijo la coleccionista de arte Nena von Stumm, durante una visita a la feria.

“No lo veo como una estupidez, lo veo como una ‘performance’ y algo que es válido hoy en día en el arte”, dijo.

El espectáculo de Sierra en la pasada edición de ARCO, “Presos políticos en la España contemporánea”, que mostraba fotos de políticos catalanes presos, fue retirada de la feria y se convirtió en el centro de una polémica por la censura.

Este año también podría generar polémica con la estatua del rey.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictó el año pasado contra España por el encarcelamiento de dos activistas por la quema de imágenes del anterior rey, Juan Carlos I, el padre de Felipe, en 2007. Desde entonces, los tribunales españoles consideran estos actos como una forma de expresión política.

El rey Felipe y su esposa Letizia inauguraron ARCO el jueves, pero no vieron “Ninot”, dijo una portavoz de la feria.

Información de Sabela Ojea y Blanca Rodríguez. Escrito por Blanca Rodríguez; Editado por Ingrid Melander y Robin Pomeroy

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below