February 24, 2019 / 10:41 AM / in 10 months

El Papa promete acciones contra el abuso sexual, víctimas decepcionadas

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Francisco, que clausuró una conferencia histórica sobre abuso sexual de menores por parte del clero, llamó el domingo a una “batalla total” contra un crimen que calificó de abominable y que debería “borrarse de la faz de la tierra”.

En la imagen, un miembto de la Guardia Suiza custodia la Puerta de Bronce (Portone Di Bronzo) en la jornada de clausura de la cumbre de cuatro días sobre la crisis de los abusos sexuales convocada por el Papa Francisco en el Vaticano, el 24 de febrero de 2019. REUTERS/Remo Casilli

Al final de una misa en la Sala Regia del Palacio Apostólico del Vaticano, prometió que las pautas utilizadas por las conferencias nacionales de obispos para prevenir abusos y castigar a los perpetradores serán revisadas y fortalecidas.

Pero los defensores de las víctimas expresaron su profunda decepción, diciendo que Francisco simplemente repetía viejas promesas y ofrecía pocas propuestas concretas.

En un discurso de más de media hora, Francisco prometió que la Iglesia Católica Romana “no escatimará esfuerzos” para llevar a los abusadores ante la justicia y no ocultará ni subestimará el abuso.

El líder de la iglesia católica dedicó gran parte de la primera parte del discurso a las estadísticas de las Naciones Unidas y otras organizaciones que muestran que la mayoría de los abusos sexuales de niños se producen en las familias.

“Por lo tanto, estamos enfrentando un problema universal, trágicamente presente en casi todas partes y afectando a todos. Sin embargo, debemos ser claros, si bien afecta gravemente a nuestras sociedades en su conjunto, este mal no es menos monstruoso cuando ocurre dentro de la Iglesia”, dijo.

“RETÓRICA RECICLADA”

Anne Barrett-Doyle, del grupo de seguimiento de maltrato por parte de clérigos con sede en EE.UU. Bishopaccountability.org, calificó el discurso como una “decepción sorprendente” que no abordó el dolor y la indignación de los fieles.

“Mientras los católicos del mundo claman por un cambio concreto, el Papa, en cambio, ofrece promesas tibias, que ya hemos escuchado antes”, dijo en un comunicado.

“Especialmente angustiante fue el razonamiento del Papa de que el abuso ocurre en todos los sectores de la sociedad (...) Necesitábamos que ofreciera un plan audaz y decisivo. En cambio, nos brindó una retórica defensiva y reciclada”, dijo.

Después de la conferencia, el Vaticano dice que formulará medidas de seguimiento para asegurarse de que todos los obispos regresen a sus sedes sabiendo cómo implementar procedimientos contra el abuso.

Mientras el Papa leyó el discurso final de las conferencias, el Arzobispo Mark Coleridge, de Brisbane, Australia, pronunció la homilía de la misa que terminó formalmente la reunión de unos 200 líderes de la Iglesia. Sus palabras fueron en muchos aspectos más duras que las de el Papa.

“No quedaremos impunes”, dijo Coleridge. “En el abuso y su ocultamiento, los poderosos (de la Iglesia) se muestran no como hombres del cielo, sino como hombres terrenales ...”, dijo.

“A veces, sin embargo, hemos visto a las víctimas y supervivientes como el enemigo, pero no los hemos amado, no los hemos bendecido. En ese sentido, hemos sido nuestro peor enemigo”, dijo.

El sábado, una monja y una periodista criticaron en la cumbre duramente a la Iglesia, acusándola de hipocresía y de encubrir crímenes horrendos contra niños.

Información de Philip Pullella; Editado por Jason Neely

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below