February 15, 2019 / 3:54 PM / in 6 months

Reino Unido aceptaría garantías sobre la vigilancia irlandesa sin reabrir acuerdo de Brexit

BRUSELAS (Reuters) - Reino Unido podría aceptar garantías legalmente vinculantes sobre el polémico mecanismo de protección a la frontera irlandesa que no requerirían reabrir el acuerdo del Brexit entre la Unión Europea y Reino Unido, dijeron fuentes diplomáticas, lo que indica un posible cambio en la línea oficial de la primera ministra Theresa May.

Foto de archivo. La primera ministra británica, Theresa May, atiende a los medios en una cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/Files

Sin embargo, fuentes diplomáticas de la UE y Reino Unido dijeron a Reuters después de las conversaciones de esta semana entre el secretario británico para el Brexit, Stephen Barclay, y el jefe negociador del bloque, Michel Barnier, que Londres todavía está buscando cambios en la salvaguarda, algo que la UE ha descartado.

“Potencialmente, esas cosas se pueden lograr sin cambiar el acuerdo de salida”, dijo un funcionario británico sobre las garantías legales del llamado “backstop” que Londres está exigiendo.

“Si pueden obtener lo que quieren a través de otros medios, aceptarán que el acuerdo de retiro no se reabrirá”, dijo un diplomático de la UE sobre lo que se discutió durante la reunión entre Barnier y Barclay.

Ambas partes están buscando poner fin al estancamiento que ha prevalecido desde que los legisladores británicos rechazaran de manera abrumadora el mes pasado el acuerdo del Brexit que May había sellado con la UE.

May ha dicho desde entonces que podría buscar cambios a ese acuerdo para reemplazar la vigilancia irlandesa, que algunos partidarios del Brexit temen pueda dejar a Reino Unido atrapado indefinidamente en las normas comerciales de la UE.

La UE se ha negado a realizar cambios en el acuerdo de retirada legal de Reino Unido, diciendo que el mecanismo de protección es necesario y constituye un seguro de que después del Brexit no volverán los controles fronterizos entre Irlanda, un miembro de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte.

El bloque está ofreciendo en cambio ajustar la declaración política sobre futuros vínculos entre la UE y Reino Unido y dice que los controles sobre mercancías no serían necesarios en gran medida en la frontera irlandesa si Londres decidiera permanecer en la unión aduanera del bloque.

    May ha descartado, no obstante, permanecer en la unión aduanera de la UE, ya que esto socavaría una promesa clave del Brexit que apunta a que Reino Unido será libre de buscar sus propios acuerdos comerciales en todo el mundo.

El viernes, Barclay se reunió con los embajadores de los estados de la UE en Londres antes de viajar a Bruselas el lunes junto al fiscal general de Reino Unido, Geoffrey Cox, para conversar nuevamente con Barnier. También se espera que May vaya a Bruselas la próxima semana.

Fuentes de la UE no esperan que se produzcan avances en el Brexit hasta mediados de marzo, cuando el riesgo de que una salida sin acuerdo seguramente será muy alto.

May es acusada por sectores críticos en Reino Unido de atrasar el reloj para obligar a sus legisladores a elegir entre su acuerdo, una salida no pactada o que no haya Brexit. La UE cree que las conversaciones se extenderán hasta una cumbre de líderes de los países del bloque que se efectuará del 21 al 22 de marzo.

Información de Gabriela Baczynska. Traducido por Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below