February 14, 2019 / 5:33 PM / 10 months ago

¿Qué deparará a España una convocatoria de elecciones?

Por Ingrid Melander y Belén Carreño

En la imagen, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un Pleno del Congrso, en Madrid el 13 de febrero de 2019. REUTERS/Sergio Perez

MADRID (Reuters) - España se enfrenta a unos meses de incertidumbre política mientras Pedro Sánchez y su Gobierno socialista se preparan para anunciar elecciones anticipadas el viernes.

La votación, que se produce tras el rechazo de los presupuestos generales de Sánchez para 2019, tendrá lugar en un momento difícil para la cuarta economía de la zona del euro.

El panorama político está cada vez más fragmentado, el independentismo catalán es, de nuevo, uno de los temas centrales y es probable que las reformas sean postergadas.

A continuación se explica lo que está en juego:

¿CÓMO HA LLEGADO ESPAÑA HASTA AQUÍ?

Sánchez, al frente de un gobierno minoritario desde junio del año pasado, podría intentar aferrarse al cargo hasta el final de la legislatura a mediados de 2020, buscando para ello mayorías en cada legislación que quiera aprobar.

Pero tras la votación de los presupuestos, en la que los socialistas perdieron el apoyo de los partidos independentistas catalanes que les ayudaron a llegar al poder, parece difícil, y además el Gobierno tendría poco margen de maniobra, dijo la ministra de Hacienda María Jesús Montero a la radio COPE el jueves.

¿HABRÁ ELECCIONES DEFINITIVAMENTE? ¿CUÁNDO?

Fuentes gubernamentales aseguran que habrá elecciones, pero nadie salvo Sánchez sabe cuándo.

La fecha más citada es el 28 de abril, pero también se habla del 14 de abril, y hay quien aboga por un “superdomingo” electoral el 26 de mayo, que coincide con las elecciones europeas, autonómicas y municipales.

Hace unas semanas, octubre era la fecha favorita de muchos en los círculos del Gobierno. Sería una sorpresa si Sánchez optara por esta opción, dada la derrota en los presupuestos.

¿QUIÉN GANARÁ?

Podrían pasar meses antes de saber quién será el próximo presidente. Y no hay ninguna garantía de que sea el partido con más votos quien gobierne.

Las encuestas varían en gran medida, pero todas reflejan que ningún partido podría formar gobierno por sí solo y que probablemente se necesiten varios partidos para alcanzar mayoría. Esto confirmaría el final del sistema bipartidista que data de la vuelta a la democracia en España y que empezó a desmonorarse en 2015.

El PSOE lidera las encuestas, con una estimación promedio de los últimos meses del 24 por ciento, según una estimación de voto del diario El País.

El Partido Popular (PP) y Ciudadanos no se quedan muy por detrás y podrían formar, en teoría, una coalición con el apoyo del partido de extrema derecha Vox, como ya hicieran tras las elecciones de Andalucía en diciembre, pero ni siquiera esto está garantizado.

El PSOE y Podemos no tendrían suficientes escaños en conjunto, según las encuestas de opinión, y queda en el aire si Ciudadanos podría acabar decantándose por un alianza con los socialistas antes que con la extrema derecha.

Otro factor que aumenta la probabilidad de que las elecciones se retrasen es el de las elecciones autonómicas y municipales: es probable que los partidos no quieran llegar a un acuerdo en el Gobierno que pueda poner en peligro la posibilidad de alcanzar acuerdos de coalición municipales.

Además de la incertidumbre, está el hecho de que la mayoría de partidos está sufriendo una crisis interna o tienen nuevos líderes, lo que significa que todavía pueden cambiar las estrategias y las coaliciones.

¿CUÁLES SON LOS MAYORES PROBLEMAS PARA LOS VOTANTES?

El pulso independentista catalán ha irritado a muchos y será un factor clave, especialmente en un momento en que doce de sus antiguos líderes están siendo sometidos a juicio. [nL5N20659U]

PP, Ciudadanos y Vox compiten por dar voz a quienes molesta el movimiento separatista, pero los socialistas, tras negarse a ceder en las demandas catalanes para asegurarse su apoyo en la votación de los presupuestos, también intentarán utilizar el asunto en su beneficio.

Con el ascenso de Vox y con el PP también girando hacia la derecha, los socialistas intentarán movilizar a los votantes contra la extrema derecha y contra problemas que van desde los derechos de las mujeres y problemas simbólicos como sacar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Con una previsión de crecimiento económico de en torno al 2,2 por ciento este año, este no será un factor predominante, pero podrían ser importantes aspectos como la regulación del mercado del alquiler.

¿POR QUÉ DEBERÍA IMPORTAR A LOS MERCADOS Y A LA UE?

Por un lado, España no ha tenido un gobierno mayoritario durante más de tres años -con una sucesión de gobiernos en minoría o en funciones- y eso implica que se hayan aplazado muchas reformas estructurales.

Aunque los socialistas han logrado adoptar una serie de medidas durante los últimos meses, como la subida de las pensiones y del salario mínimo, la renovación de los presupuestos de 2018 significa que no entrará en vigor una serie de recortes de gastos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dijo que esto significa que el déficit podría subir a entre un 2,2 y un 2,4 por ciento en lugar del 1,3 por ciento al que apuntaba el PSOE.

Información adicional de Blanca Rodriguez; Traducido por Alba Calejero en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below