February 10, 2019 / 9:00 AM / 11 days ago

Corea del Sur accede a pagar más por las tropas de EE.UU

SEÚL (Reuters) - Las autoridades surcoreanas firmaron el domingo un acuerdo de un año para aumentar la contribución que el país hace al mantenimiento de las tropas estadounidenses en la península, después de que el compromiso previo venciera entre reclamaciones de más fondos por parte del presidente estadounidense, Donald Trump.

En la imagen, la ministra de exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha junto a Timothy Betts, el representante estadounidense en las negociaciones, tras su encuentro en Seúl el 10 de febrero de 2019. Lee Jin-man/Pool via REUTERS

Unos 28.500 soldados estadounidenses están en el país, donde Estados Unidos ha mantenido una presencia militar desde la Guerra de Corea de 1950-53.

El nuevo acuerdo, que aún debe ser aprobado por el parlamento de Corea del Sur, supondrá un aumento de la contribución hasta 1,03 trillones de wones (890 millones de dólares) desde los 960.000 millones de wones desembolsados en 2018.

A diferencia de los acuerdos anteriores, que duraron cinco años, el actual expiraría en un año, lo que podría obligar a ambas partes a volver a la mesa de negociaciones en cuestión de meses.

“Ha sido un proceso muy largo, pero en última instancia, muy exitoso”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha.

Aunque reconoció la persistente crítica interna sobre el nuevo acuerdo y la necesidad de aprobación parlamentaria, Kang dijo que la respuesta había sido “positiva hasta ahora”.

El asesor principal del Departamento de Estado de EE. UU. para negociaciones de seguridad, Timothy Betts, se reunió con Kang antes de firmar en nombre de los Estados Unidos y dijo que el dinero representaba una parte pequeña pero importante del apoyo de Corea del Sur a la alianza.

“El gobierno de los Estados Unidos se da cuenta de que Corea del Sur hace mucho por nuestra alianza y por la paz y la estabilidad en esta región”, dijo.

Los aliados habían luchado para alcanzar un acuerdo de alcance con 10 rondas de conversaciones desde marzo, en medio de los repetidos llamamientos de Trump para un fuerte aumento en la contribución de Corea del Sur.

Los funcionarios surcoreanos han dicho que intentaron limitar su contribución a un trillón de wones y hacer que el acuerdo fuera válido por al menos tres años.

Un importante miembro del partido gobernante de Corea del Sur dijo el mes pasado que las negociaciones se encontraban estancadas después de que Estados Unidos realizase una demanda “repentina e inaceptable” para que Seúl pagase más de 1,4 trillones de wones por año.

Pero ambas partes trabajaron para forjar un acuerdo, minimizar el impacto en los surcoreanos que trabajan en las bases militares de EE. UU. y poder centrarse en las conversaciones nucleares antes de una segunda cumbre entre los dos países, dijeron funcionarios de Seúl.

La falta de acuerdo había creado expectativas de que Trump podría decidir retirar al menos algunas tropas de Corea del Sur, como ha hecho en otros países como Siria. Pero el domingo, los funcionarios surcoreanos dijeron a la agencia de noticias Yonhap que Estados Unidos había afirmado que no modificaría su presencia de tropas.

Trump dijo en su discurso anual sobre el estado de la Unión al Congreso de los Estados Unidos el martes que se reunirá con el líder norcoreano Kim Jong Un del 27 al 28 de febrero en Vietnam, tras su reunión sin precedentes en junio en Singapur.

Citando a funcionarios en la Casa Azul presidencial de Corea del Sur, Yonhap también informó que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, discutirá la próxima cumbre con Trump “pronto” y que los funcionarios estadounidenses y norcoreanos se reunirán en un país asiático no especificado antes de la cumbre.

Después de la reunión de junio, Trump anunció el cese de los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur, argumentando que eran caros y pagados en su mayoría por los Estados Unidos.

Aunque se han suspendido los principales ejercicios conjuntos, han continuado algunos simulacros a pequeña escala, que han recibido críticas por parte de los medios estatales de Corea del Norte en los últimos meses.

Alrededor del 70 por ciento de la contribución de Corea del Sur cubre los salarios de unos 8.700 empleados surcoreanos que prestan servicios administrativos, técnicos y de otro tipo para el ejército de los EE. UU.

A finales del año pasado, el ejército de los Estados Unidos advirtió a los trabajadores coreanos en sus bases de que podrían quedarse sin trabajo a partir de mediados de abril si no se alcanzaba un acuerdo.

Información adicional de Do-gyun Kim; Editado por Neil Fullick, Robert Birsel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below