October 7, 2018 / 9:52 AM / 17 days ago

Veteranos argentinos e ingleses de Guerra de Malvinas reconstruyen sus memorias en una obra de teatro

BUENOS AIRES (Reuters) - “¿Alguna vez fuiste a la guerra? ¿Alguna vez alguien murió en tus brazos? ¿Y tú, irías a una guerra?”, preguntan tres veteranos ingleses y tres argentinos de la Guerra de Malvinas en una obra de teatro que reflexiona sobre sus consecuencias en base al relato de los propios protagonistas.

Los ex veteranos de la Guerra de Malvinas, el inglés David Jackson, (izq) y el argentino Gabriel Sagastume (der) tocan la guitarra durante un ensayo de la obra de teatro "Campo Minado" que protagonizan, en Buenos Aires, Argentina, el 28 de septiembre de 2018. REUTERS/Lucila Sigal

Treinta y seis años después del fin del conflicto bélico entre Argentina y Reino Unido en las Islas Malvinas (Falklands para los ingleses), la dramaturga, escritora y cineasta argentina Lola Arias dice que a pesar de sus diferencias sobre el reclamo de soberanía, la obra les permite a los excombatientes, y a la audiencia, escuchar a la otra parte.

Argentina reclama las islas del Atlántico Sur, que están bajo control británico y cuyo dominio llevó a la guerra librada durante dos meses en 1982, cuando el país sudamericano estaba inmerso en una dictadura militar (1976-1983). En el conflicto armado murieron 255 combatientes ingleses y 650 argentinos.

Tras más de cinco años de trabajo y 70 entrevistas con veteranos de ambos países, Arias eligió a los seis hombres que luego se convertirían en los protagonistas de la obra de teatro “Campo Minado” y de la película “Teatro de Guerra”, que fue premiada en la Berlinale, acaba de competir en San Sebastián y se presentará en octubre en el Festival de Cine de Londres BFI.

“Creo que este proyecto sólo se puede hacer ahora justamente porque pasaron 36 años y hay una perspectiva que permite ver los efectos de la guerra porque, en realidad, tanto la obra como la película no son sobre la guerra en sí sino sobre lo que la guerra hace con las personas”, dijo a Reuters Arias, de 42 años, cuyo trabajo comenzó con una videoinstalación en Londres.

“Lo más importante es que tanto la obra como la película no intentan reconciliarlos, en el sentido de que los ingleses dicen ‘los isleños son ingleses’, los argentinos dicen ‘las Malvinas son argentinas’ y, sin embargo, juntos hacen esa obra y esa película. Es decir, el desacuerdo fundamental que tienen sobre la soberanía no les impide escucharse, entenderse”, agregó.

Con una estética moderna, en la que la construcción de la memoria se trata desde distintas perspectivas, tanto en el filme como en la obra de teatro, los tres veteranos argentinos e ingleses cuentan su historia personal, leen cartas, tocan juntos en una banda de rock, montan escenografías, recrean momentos dolorosos de la guerra, visitan escuelas y hasta hacen terapia.

La escena final de la película, que comparte el contenido de la obra, muestra la representación de un ataque interpretado por seis actores jóvenes que actúan como dobles de los veteranos.

“La idea de ese final era que uno pudiera ver realmente que lo que la guerra se llevó es esa juventud, esa inocencia, esa belleza”, dijo Arias, quien contó que aunque al principio hubo alguna suspicacia por ambas partes, luego se pudo superar.

“Para ellos era inimaginable. Estuvieron durante cinco meses ensayando con quienes fueron sus enemigos, escuchando las historias, el dolor del otro, cómo cada uno cuenta su historia”, agregó la autora, cuya obra fue exhibida en 25 países del mundo.

EL OTRO LADO

A pesar de que ni los ingleses hablan español ni los argentinos hablan inglés, los veteranos de ambos países dicen haberse entendido perfectamente y encontrado más puntos en común que diferencias en un proceso que les resultó sanador.

“Lo que yo más rescato es poder decirle a los demás que no importa si estás en todo de acuerdo con otro, muchas veces se pueden hacer cosas con personas que opinan distinto en algunos temas”, dijo a Reuters Gabriel Sagastume, un excombatiente argentino. “Para nosotros fue curativo todo el proceso (...) Fuimos encontrando muchas coincidencias”, agregó.

David Jackson, uno de los excombatientes que participa del proyecto y que actualmente trabaja como psicólogo de veteranos de los conflictos de Irak y Afganistán, dijo que los políticos deberían ver la película y la obra.

“La historia es sanadora en mi opinión y si aprendes de ella puedes pensar dos veces en unirte al Ejército y en enviar a jóvenes a la guerra. Creo que la obra cuestiona eso. No veo que los políticos de ambas partes hayan ido a ver la obra, lo cual sería muy interesante. Sería una buena lección para ellos verla y pensar en sus responsabilidades”, dijo Johnson a Reuters.

“Campo Minado” acaba de presentarse en Buenos Aires y en octubre comenzará una gira por Japón, Italia, España y Francia.

Información de Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below