October 1, 2018 / 11:08 AM / 3 months ago

La manifestación del aniversario del 1-O acaba con enfrentamientos en Barcelona

BARCELONA (Reuters) - La manifestación en Barcelona para conmemorar el primer aniversario del referéndum de secesión acabó con agentes antidisturbios cargando para desalojar los alrededores del Parlamento regional donde quedaban concentradas centenares de personas.

Imagen de los manifestandtes lanzando vallas contra la policía tras la manifestación celebrada el 1 de octubre en Barcelona, España. REUTERS/Jon Nazca

Efectivos de los Mossos d’Esquadra utilizaron sus porras para dispersar a los manifestantes, que habían rodeado la Cámara y obligado a los agentes a resguardarse en su interior.

Hasta ese momento, la marcha había sido pacífica, aunque durante la jornada en diferentes puntos de la región se sucedieron intentos de bloquear vías férreas y carreteras.

Unas 180.000 personas, según la Guardia Urbana, llenaron las calles de Cataluña de banderas independentistas. Previamente, los estudiantes habían realizado su propia manifestación bajo una pancarta que rezaba: “1-O, ni olvido ni perdón”.

Las tensiones entre el Gobierno central y el regional llegaron a su punto álgido el otoño pasado, cuando Madrid intervino la comunidad autónoma catalana después de que sus responsables declarasen unilateralmente la independencia.

Unas posteriores elecciones regionales volvieron a poner en el poder a los partidos favorables a la secesión de España a pesar de que el partido triunfador fue Ciudadanos, un férreo defensor de la unidad de España.

Durante la marcha, los manifestantes portaban urnas como las utilizadas en el referéndum declarado ilegal por la justicia española y gritaban “No estáis solos”, en referencia a los políticos catalanes presos.

Las encuestas en Cataluña muestran una división bastante equitativa entre quienes quieren permanecer en España y los que desean la independencia.

En la manifestación, Pau Benito, un estudiante de Medicina de 22 años, dijo estar en favor de la independencia de Cataluña, pero añadió que el movimiento independentista debe tener cuidado para no alienar a otros catalanes.

“La mitad de Cataluña está de acuerdo con la independencia, pero del mismo modo que nos gustaría un mejor trato por parte de España, hay que tener respeto a la gente que no está de acuerdo”, dijo.

Mientras paseaba con su perro, María del Mar Lladró, de 55 años, explicaba por la mañana que no apoya el movimiento independentista y que otras personas que comparten su opinión son a menudo ignoradas.

“Somos muchos, pero no hacemos mucho ruido. Podría estar mal visto. Podrían señalarnos”, dijo.

En el municipio gerundense de Sant Julià de Ramis, los líderes regionales dieron discursos en un acto institucional mientras la gente hacía cola para volver a simular la votación que fue prohibida por los tribunales por inconstitucional.

Hace un año, esta localidad sufrió violentos enfrentamientos entre la policía antidisturbios y algunos de los que intentaban votar.

“El primero de octubre es la semilla de la república”, dijo el presidente del gobierno regional, Quim Torra.

El sábado, seis personas fueron arrestadas en Barcelona tras producirse cargas policiales después de que una manifestación proindependentista chocase con otra en defensa de la actuación policial que hace un año trató de impedir la votación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below