September 18, 2018 / 10:33 AM / 2 months ago

Kim Jong Un espera más progresos de la cumbre con Corea del Sur para estabilizar la región

SEÚL (Reuters) - El líder de Corea del Norte Kim Jong Un dijo el martes que la cumbre “histórica” que celebró en junio con el presidente estadounidense Donald Trump ayudó a estabilizar la región y que quería obtener un “gran resultado” de la cumbre de tres días que inició el martes con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, para reavivar la estancada diplomacia nuclear.

En la imagen, el presidente surcoreano Moon Jae-in y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, saludan desde un coche en un desfile en Pyongyang, Corea del Norte, el 18 de septiembre de 2018. Pyeongyang Press Corps/Pool via REUTERS

Kim Jong Un agradeció al presidente surcoreano, Moon Jae-in, que mediara en la organización de la cumbre en junio en Singapur, al comienzo de una tercera ronda de conversaciones en Pyongyang entre los dos líderes coreanos.

“Gracias a esto, la situación política en la región se ha estabilizado y yo espero incluso mejores resultados en adelante”, dijo Kim a Moon, en referencia al encuentro en Singapur.

Moon expresó su gratitud por la “valiente decisión” de Kim de abrir “una nueva era”.

La primera sesión de conversaciones, que se extendió durante dos horas, tuvo lugar en las oficinas del comité central del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, con el vicepresidente Kim Yong Chol y la hermana de Kim Jong Un, Kim Yo Jong. También asistieron el asesor de seguridad nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, y del jefe de inteligencia Suh Hoon.

Los dos líderes iniciaron conversaciones oficiales el martes por la tarde, después de desfilar por las calles de Pyonyang en la limusina Mercedes de color negro de Kim ante los vítores de casi 100.000 norcoreanos que agitaban flores y gritaban “¡Unificación! ¡Patria!”.

Previamente, Kim saludó a Moon con abrazos y apretones de mano mientras el líder surcoreano aterrizaba en la capital del Norte con la misión de reavivar el impulso en unas frágiles negociaciones entre Washington y Pyonyang sobre la desnuclearización y hacer progresos en el proceso de poner fin formalmente a la Guerra de Corea.

Mientras Kim acompañaba a Moon hasta la Residencia de Invitados de Estado Paekhwawon, donde permanecerá el líder surcoreano durante su visita de tres días, Kim dijo que quería producir un “resultado más grande a un ritmo más rápido” de lo que los dos líderes han logrado hasta ahora.

“Usted, señor presidente, está viajando por todo el mundo, pero nuestro país es humilde en comparación con las naciones desarrolladas”, le dijo Kim a Moon. “He estado esperando con impaciencia el día de hoy. El nivel de alojamiento y programa que brindamos puede ser bajo, pero lo damos con nuestra mejor sinceridad y corazón”.

Moon dijo que era “hora de dar frutos” y agradeció a Kim su hospitalidad, que incluyó una gran ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional de Pyonyang con una numerosa guardia de honor y una banda militar.

Durante su desfile automovilístico a través de Ryomyong, un nuevo distrito residencial creado el año pasado bajo la iniciativa de Kim de modernizar la ciudad, Kim y Moon salieron del vehículo para saludar y tomar flores entregadas por el público.

Los dos líderes asistirán a una actuación musical y una cena en Mokrankwan, una sala de banquetes donde Kim organizó celebraciones multitudinarias el año pasado para felicitar a científicos y funcionarios por las pruebas de misiles de largo alcance capaces de llegar a Estados Unidos.

“JEFE NEGOCIADOR”

La cumbre de esta semana, la tercera entre Moon y Kim, será una prueba de fuego para otra reunión que Kim ha propuesto recientemente al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y dará pistas sobre si Kim habla en serio respecto a la desnuclearización, un compromiso que asumió en su primer encuentro en junio.

Trump le ha pedido a Moon que sea el “negociador jefe” entre él y Kim, según los asesores del líder surcoreano, después de que Trump cancelara un viaje a Pyonyang por parte de su secretario de Estado el mes pasado.

Washington quiere ver acciones concretas hacia la desnuclearización por parte de Corea del Norte antes de acordar un objetivo clave de Pyonyang: declarar el fin de la Guerra de Corea de 1950-53.

“Si se reanuda el diálogo entre Corea del Norte y Estados Unidos después de esta visita, tendría mucho significado en sí misma”, dijo Moon antes de su partida.

Moon, descendiente de una familia desplazada por la Guerra de Corea de 1950-53, llegó a Pyonyang a las 10.00 hora local (0300 GMT) del martes y volverá a Corea del Sur a primera hora del jueves.

Información de Hyonhee Shin, Joyce Lee, Soyoung Kim y Pyongyang Press Corps; traducido por la redacción de Santiago de Chile y Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below