September 16, 2018 / 2:25 PM / 2 months ago

Tormenta Florence se debilita pero aún se esperan lluvias "épicas" en la costa este de EEUU

WILSON, N.C., EEUU (Reuters) - La tormenta Florence se debilitó el domingo mientras avanzaba a través de Carolina del Norte y del Sur, pero los expertos aún anticipan lluvias “épicas” en el área duramente golpeada por los vientos y las inundaciones, dijeron autoridades.

El agua del río Neuse inunda casas cuando el huracán Florence llega hasta New Bern, Carolina del Norte, EEUU, el 13 de septiembre de 2018. REUTERS / Eduardo Muñoz

La tormenta fue degradada a la categoría de depresión tropical en la madrugada del domingo, en la medida en que se adentraba en el territorio provocando cortes de energía y la muerte de al menos cinco personas. El nivel del agua seguía creciendo.

Funcionarios de Carolina del Norte reportaron al menos siete víctimas fatales relacionadas con el paso de la tormenta y reportes sin confirmar de otros tres fallecidos. Autoridades de Carolina del Sur informaron de un muerto.

“Esta es todavía una tormenta catastrófica, con amenazas para la vida”, dijo Zack Taylor, meteorólogo del Centro de Predicciones Climáticas.

“Ya ha dejado de 20 a 30 pulgadas de lluvia en sectores de las Carolinas y hay más por venir”, dijo. “En muchos de los ríos veremos inundaciones prolongadas, algunas que llegarán a su punto más alto en pocos días”.

Los vientos han moderado su velocidad a unos 55 kilómetros por hora desde que la tormenta tocó tierra en la costa el viernes como un huracán, moviéndose lentamente al oeste sobre las dos Carolinas a una velocidad de 9 kilómetros por hora, informó el domingo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) con sede en Miami.

“Esta tormenta todavía es letal y peligrosa. Se espera que se mueva hacia el norte hoy, hacia Virginia”, añadió.

Cerca de 50 personas atrapadas fueron rescatadas con helicópteros en Carolina del Norte, dijo el oficial Michael Himes de la guardia costera estadounidense. Más de 26.000 fueron recibidas en refugios temporales.

Las carreteras estaban cortadas y las autoridades advirtieron la posibilidad de deslaves, tornados e inundaciones repentinas, así como de peligro en las represas y puentes debido a la crecida de los ríos.

AÚN NO HA PASADO LO PEOR

Hasta el sábado, unos 676,000 hogares y empresas estaban sin energía en Carolina del Norte, además de otros 119.000 en Carolina del Sur.

La Casa Blanca dijo que el presidente Donald Trump aprobó disponer de fondos federales para algunos de los condados afectados.

Trump planea visitar la región esta semana y envió, a través de su cuenta de Twitter, un mensaje de solidaridad con las víctimas de la tormenta.

Florence podría descargar aún unos 102 centímetros de lluvia sobre la región costera de Carolina del Norte y del Sur, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

En Fayetteville, una ciudad de Carolina del Norte de 210.000 habitantes las autoridades pidieron a los residentes de Cabo de Miedo y Little River abandonar sus hogares para la tarde del domingo debido al riesgo de inundaciones.

“Si usted se niega a dejar su casa durante esta evacuación obligatoria, va a necesitar hacer cosas como contactar a sus parientes cercanos porque la pérdida de la vida es muy, muy posible”, dijo el alcalde Mitch Colvin en una conferencia de prensa. “Lo peor aún está por venir”, añadió.

Additional reporting by Rich McKay; Editing by Matthew Mpoke Bigg

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below