September 6, 2018 / 2:40 PM / in 3 months

Merkel acusa al partido de extrema derecha AfD de avivar la tensión étnica

En la imagen, la canciller alemana Angela Merkel ofrece un discurso durante una recepción de ganadores de un premio en Berlín, el 6 de septiembre de 2018. REUTERS/Christian Mang

BERLÍN (Reuters) - La canciller alemana, Angela Merkel, acusó el jueves al partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) de utilizar las protestas violentas por el apuñalamiento de un hombre alemán atribuido a migrantes para avivar la tensión étnica.

Grupos de extrema derecha se enfrentaron a la policía y persiguieron a personas que parecían ser migrantes en la ciudad alemana de Chemnitz el 26 de agosto después de que la policía afirmara haber detenido a dos personas, procedentes de Siria e Irak, como sospechosas de la muerte del alemán de 35 años.

El líder de AfD, Alexander Gauland, instó a principios de esta semana a una “revolución pacífica” contra la política liberal de Merkel en materia de inmigración y afirmó que para eso había que desterrar a políticos y miembros de los medios que apoyan el “sistema de Merkel”.

Preguntada por el papel de AfD en los sucesos de Chemnitz, Merkel dijo al canal de televisión RTL: “El partido AfD está exaltando los ánimos y esto hay que decirlo claramente. Observo algunos de sus comentarios de manera muy crítica”.

Las protestas en Chemnitz han desencadenado un debate sobre si los políticos están siendo demasiado complacientes frente a la creciente xenofobia en un país que muchos creían que había aprendido las lecciones de la historia tras el régimen nazi.

Las manifestaciones, en las que algunos miembros de una multitud de 800 personas hicieron el saludo nazi de Hitler, actualmente ilegal, pusieron de relieve las diferencias en Alemania sobre la decisión de Merkel de acoger en torno a un millón de migrantes en 2015, la mayoría de ellos solicitantes de asilo musulmanes.

Una parte de la población alemana culpa a la política liberal migratoria de Merkel por el auge de AfD, que llegó al parlamento por primera vez en las elecciones del año pasado como el tercer partido más votado.

Tras la violencia de Chemnitz, los políticos alemanes instaron a las agencias de inteligencia a supervisar al partido de extrema derecha, algunos de cuyos miembros marcharon junto a los partidarios del grupo antiislamista PEGIDA (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente) en la ciudad el pasado fin de semana para protestar contra el apuñalamiento de un hombre alemán.

Información adicional de Andreas Rinke y Hans-Edzard Busemann; Traducido por Alba Calejero en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below