May 17, 2018 / 4:23 PM / 7 months ago

España menciona los problemas de extradición para negar la libertad a dirigentes catalanes

MADRID (Reuters) - El Tribunal Supremo desestimó el jueves los recursos de apelación presentados por la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell y los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Dolors Bassa contra el auto del juez instructor Pablo Llarena, que el pasado 23 de marzo acordó su prisión provisional incondicional.

Los políticos catalanes (izquierda-derecha) Carme Forcadell, Dolors Bassa y Raul Romeva llegan al Tribunal Supremo en Madrid, 23 de marzo 2018. REUTERS/Susana Vera

En el auto, los magistrados responsables de la sala de apelaciones consideran que existe riesgo de reiteración delictiva y fuga y mencionan expresamente la situación de los acusados en la misma causa fugados en distintos países europeos.

En el escrito, la sala de apelación hace mención de la estructura organizativa “que los apoya” y su “consistencia económica” y contactos internacionales.

“Elementos que han permitido a quienes ya se han fugado, mantener una apariencia de vida normalizada fuera de España y de la residencia que hasta entonces era su domicilio habitual”.

El Supremo aprovecha para hacer hincapié en las “dificultades” que está encontrando en el ámbito de la Unión Europea para conseguir la “entrega a España de quienes se han instalado en diversos países de la Unión”.

Recuerda que los fugados, entre quienes se encuentra el expresidente regional Carles Puigdemont, han sido reclamados “por delitos muy graves, que incluso podrían afectar, en caso de que los procesados alcanzaran sus objetivos, a la propia estructura política y a los valores de la Unión”.

En este sentido, el auto señala que “en estas circunstancias, la posibilidad de que los recurrentes consideren una opción atendible la huida de la acción de la Justicia española, que ya se aprecia de forma suficiente en atención (...) se incrementa, y debe ser evitada para asegurar la tramitación adecuada del proceso”.

LLARENA PIDE A ALEMANIA QUE NO COMETA EL ERROR DE BÉLGICA

Por otra parte, el juez instructor de la causa, Pablo Llarena, ha remitido una carta a la Fiscal Jefe del tribunal alemán que ha de decidir sobre la entrega o no de Puigdemont a las autoridades españolas, en la que pretende “evitar el error de interpretación de las autoridades belgas” que rechazaron la víspera la petición de extradición de varios exmiembros del gobierno catalán por un error de forma.

El tribunal belga basó su negativa en que la Orden Europea de Detención no mencionaba ninguna orden de detención nacional previa y en que no consideran que el auto de procesamiento del ordenamiento jurídico español fuera equiparable a esa orden de detención “pese a que el Supremo español le informó de lo contrario”.

Llarena explica que considera que se trata de un error de interpretación que ha tratado de aclarar a las autoridades jurídicas alemanas antes de la resolución sobre la entrega de Puigdemont.

El tribunal considera que “el auto de procesamiento contra Puigdemont que sustenta la Orden Europea de Detención librada el pasado 23 de marzo es equiparable a una orden de detención y por tanto cumple los requisitos de la decisión Marco relativa a la orden de detención europea”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below