May 12, 2018 / 12:33 PM / 6 months ago

El Parlamento catalán rechaza la investidura de Torra y aplaza la decisión al lunes

BARCELONA/MADRID (Reuters) - El Parlamento de Cataluña rechazó el sábado, tal y como estaba previsto, la investidura de Quim Torra como presidente de la Generalitat, un candidato en quien los independentistas confían para poner fin al bloqueo político de la región, y aplazó la decisión a una segunda votación el lunes.

En la imagen, el candidato a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, recibe los aplausos de los diputados de su partido tras su discurso en el Parlament, en Barcelona, el 12 de mayo de 2018. REUTERS/Juan Medina

En un resultado previsible su candidatura no obtuvo la mayoría absoluta necesaria de 68 diputados y fue rechazada por 65 votos en contra, 66 a favor y las 4 abstenciones de los anticapitalistas de la CUP. El lunes le bastaría con la mayoría simple de los 135 escaños de la cámara para ser elegido.

En una intensa sesión que comenzó al mediodía en el Parlament, el candidato afín al expresidente Carles Puigdemont hizo una declaración de intenciones y se comprometió a trabajar “sin descanso” para lograr una república catalana.

Su discurso fue alabado por su partido y criticado por la oposición a partes iguales, mientras que el Gobierno central lo calificó de “frentista” y aseguró que actuará contra cualquier ilegalidad.

La incertidumbre se mantenía no obstante ya que la CUP ha convocado asambleas el domingo para plantear si sus cuatro diputados finalmente se abstendrán o votarán “no”, una opción que prolongaría el bloqueo político.

“Yo hoy no debería estar aquí. Aquí tendría que estar el presidente legítimo de Cataluña, Carles Puigdemont”, dijo Torra durante una intervención de 50 minutos, en la que definió su eventual mandato como “provisional” con el objetivo de restaurar a Puigdemont en la presidencia.

“Seremos leales al mandato del 1 de octubre: construir un estado independiente en forma de república, con un programa de gobierno para la cohesión social y la prosperidad económica de Cataluña”, agregó, a la vez que avanzó su intención de comenzar un proceso constituyente en la región.

A diez días de que expire el plazo para convocar unas nuevas elecciones, el independentismo aspira con su cuarto candidato a poner fin a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, que supuso la intervención de las instituciones regionales y el cese en bloque del Ejecutivo regional presidido por Puigdemont.

“Cuando el 155 se levante, no tendremos ninguna excusa para trabajar sin descanso por la república”, dijo el candidato.

La reacción del Gobierno no se hizo esperar y en un comunicado calificó el discurso de Torra como “sectario” y “de pasado”.

“Este Gobierno estará muy vigilante de los actos del candidato y de su posible Gobierno. Cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida”, sostuvo el comunicado.

“DISCURSO PARA EL INDEPENDENTISMO”

La candidatura del diputado de Junts per Catalunya fue anunciada el jueves por el propio Puigdemont, que aguarda en Alemania una decisión sobre su extradición a España, donde está acusado de rebelión y malversación de fondos por instigar un referéndum y posterior declaración de independencia.

La oposición en bloque criticó la intervención del candidato, un abogado, escritor y editor de 55 años que ha trabajado en una compañía de seguros, por, dijeron, dirigirse exclusivamente a una mitad de los catalanes no independentista y estar demasiado centrada en atraer a la CUP.

“Si usted no reconoce que Cataluña es también los catalanes que se sienten españoles, es una oportunidad perdida. Si viene con el mismo discurso, no arreglaremos el problema social que tenemos”, dijo la líder de la formación liberal Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante la intervención de su grupo en el debate.

“Si aquí no cabe todo el mundo, no cabe nadie”, señaló por su parte el secretario del PSC, Miquel Iceta.

Durante su intervención, Torra, que ha sido presidente de la asociación civil independentista Òmnium Cultural, dijo estar abierto al diálogo con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y con la UE.

“No renunciamos a nada, ni siquiera a ponernos de acuerdo con el Gobierno de España”, dijo cambiando del catalán al español, para posteriormente interpelar en inglés a la Unión Europea para que intervenga fomentando el diálogo.

La segunda sesión de votación en el Parlament arrancará a las 1030 horas del lunes.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below