May 19, 2020 / 10:17 AM / 3 months ago

España pretende prorrogar dos semanas el estado de alarma pese a la contención de la epidemia

MADRID, 19 may (Reuters) - El Gobierno español va a solicitar al Parlamento una prórroga de dos semanas del estado de alarma, vigente desde mediados de marzo, con el fin de contribuir a la lucha contra uno de los peores brotes de coronavirus del mundo.

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer con una mascarilla llega al aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat en Barcelona, España, el 15 de mayo de 2020. REUTERS/Nacho Doce

A pesar de que las muertes e infecciones por COVID-19 han ido disminuyendo, el Gobierno encabezado por Pedro Sánchez quería que el decreto que le otorga poderes excepcionales se prorrogara en un mes, hasta finales de junio, cuando prevé que, si la evolución de la pandemia acompaña, se levanten gran parte de las medidas de confinamiento.

Sin embargo, al ver reducidos los apoyos con los que cuenta su coalición de izquierdas tanto en el Congreso de los Diputados como en las encuestas, el gabinete optó en cambio el martes por conformarse por ahora con una extensión hasta el 6 de junio, que entraría en vigor cuando venza el actual estado de alarma, el 24 de mayo, según confirmó la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

El Ejecutivo llegó el martes a un acuerdo con el partido de centroderecha Ciudadanos, cuyos 10 diputados apoyarán la prórroga a cambio de un compromiso para estudiar cómo se puede gestionar la crisis en el futuro sin estado de alarma.

Montero señaló que es “es necesaria la reducción de la movilidad” que puede aplicar el Gobierno con el estado de alarma para evitar los riesgos de rebrotes.

En el punto álgido del brote, España sufría cientos de muertes al día mientras los hospitales y centros de atención médica se encontraban con dificultades para tratar a todos los pacientes, pero el martes informó que por tercer día consecutivo se habían producido menos de 100 fallecimientos.

Las 83 nuevas muertes elevaron el total a 27.778, mientras que los casos registrados, que se han situado por debajo de las 1.000 en las últimas jornadas, alcanzaron las 232.037, tras 295 nuevas infecciones.

El martes España anunció el levantamiento de las restricciones impuestas a los viajes por aire y mar procedentes de Italia, que llevaban en vigor desde marzo como parte de las medidas adoptadas para tratar de contener el brote, aunque los buques de pasaje tipo crucero seguirán sin poder atracar en los puertos del país.

En todo caso, la obligatoriedad de cumplir con una cuarentena de dos semanas seguirá siendo de aplicación para los viajeros que lleguen a territorio español mientras dure el estado de alarma.

Según una orden publicada el martes en el Boletín Oficial del Estado, seguirá restringiéndose la entrada de cruceros en puertos españoles procedentes de cualquier puerto, así como de las embarcaciones de recreo que no tengan puerto de estancia en España, salvo aquellas que sólo tengan tripulación profesional a bordo.

Esta restricción viene motivada por la propagación del coronavirus en este tipo de buques en etapas anteriores de esta pandemia en otros países. “Los brotes previos de COVID-19 en buque de crucero han puesto de manifiesto la especial vulnerabilidad de los entornos cerrados durante los viajes largos”, recuerda el Gobierno español.

Las medidas restrictivas en las fronteras y la cuarentena suponen una importante traba al sector turístico, uno de los principales motores de la economía española.

Una pronunciada reducción en la mortalidad de la COVID-19 ha llevado a España a iniciar la desescalada de uno de los regímenes de confinamiento más estrictos de Europa, si bien es probable que el país tenga que esperar hasta finales de junio para recibir a sus primeros turistas.

Una nueva encuesta mostró que la pandemia era la mayor preocupación de los españoles, y que es más probable que cambien de hábitos cuando tengan libertad de movimiento.

Solo el 14% de los encuestados por el Centro de Estudios Sociológicos planeaba viajar al extranjero cuando se levante el confinamiento. Las grandes compras también están en suspenso, ya que solo el 4,2% pensaba en comprar un coche nuevo y el 3,4% una casa.

Los bares y restaurantes tendrán que convencer a un 30% de personas, que dijeron que preferían no comer fuera de sus casas.

Aunque que la encuesta indicó que el 48,4% de los españoles no confía en el Gobierno, también mostró que el 75% quiere dejar de lado las críticas por ahora.

Información de Emma Pinedo e Isla Binnie; información adicional de Jose Elías Rodríguez; editado en español por Darío Fernández

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below