May 13, 2020 / 5:37 AM / 3 months ago

Se disparan los casos de coronavirus en una cárcel de una ciudad amazónica colombiana

BOGOTÁ (Reuters) - La mitad de los presos de una cárcel ubicada en la ciudad colombiana de Leticia, en la selva amazónica que delimita la frontera con Brasil y Perú, dieron positivo a las pruebas de coronavirus en el más reciente caso que muestra la vulnerabilidad de la población carcelaria para contagiarse.

Foto de archivo. Un guardia vigila desde una garita la prisión de Normandía en la ciudad de Chiquinquirá, Colombia, 1 de junio, 2003, 2007REUTERS/Daniel Muñoz

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) informó que 89 de los 181 internos de la prisión de la ciudad de Leticia, la capital del departamento del Amazonas, están contagiados con COVID-19, al igual que un funcionario del establecimiento.

El brote hace parte de los 743 casos reportados en el departamento del Amazonas, uno de los más escasamente poblados en el país con alrededor de 76.000 habitantes, y en donde 26 personas han muerto por la enfermedad, según estadísticas del Instituto Nacional de Salud.

“Se han tomado medidas especiales de contención frente a la situación de la cárcel de Leticia”, dijo el presidente de Colombia, Iván Duque, en su informe diario por radio y televisión sobre el COVID-19 en el país.

El mandatario anunció que se incrementará el aislamiento preventivo obligatorio en esa ciudad de la Amazonía y se reforzará con personal militar la vigilancia de la frontera para evitar casos importados.

El vecino estado de Amazonas en Brasil anunció en abril que su sistema de salud fue desbordado por la pandemia, con todas las camas de cuidados intensivos y respiradores mecánicos disponibles ocupados.

Manaos, una ciudad de 2 millones de habitantes, ubicada en el corazón de la selva amazónica de Brasil y capital del estado de Amazonas, ha sido particularmente afectada por la enfermedad.

El brote de la cárcel de Leticia supera porcentualmente al que se registra en la prisión de la ciudad de Villavicencio, en el departamento del Meta, con unos 838 casos entre reclusos y personal de la guardia.

La Fuerza Aérea envió el martes desde Bogotá un avión a Leticia con implementos de desinfección para apoyar la lucha contra coronavirus, y transportó 18 pasajeros entre profesionales de la salud y personal de la Defensa Civil para apoyar actividades destinadas a mitigar la propagación y nuevos contagios.

Los casos positivos de COVID-19 en las cárceles de Leticia y Villavicencio son los más críticos en las 132 cárceles colombianas en las que hay más de 121.000 reclusos.

La cantidad de personas infectadas en esas prisiones supera los de muchas ciudades intermedias del país de 50 millones de habitantes, que hasta ahora ha reportado alrededor de 12.200 contagios y 493 fallecidos por la pandemia.

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se declaró preocupada la semana pasada por el incremento de los contagios de coronavirus en las hacinadas y antihigiénicas prisiones de Latinoamérica y en cárceles de Estados Unidos.

En la cárcel de Ibagué, la capital del departamento del Tolima, se reportaron 22 internos y dos funcionarios contagiados, mientras que, en La Picota, al sur de Bogotá, cinco reclusos dieron positivo, según el INPEC que implementó un plan de bioseguridad para evitar un incremento del brote en las prisiones.

Información de Luis Jaime Acosta

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below