May 12, 2020 / 11:31 AM / 25 days ago

Las autoridades sanitarias de EEUU informarán al Senado sobre el coronavirus y los planes de la reapertura

WASHINGTON, 12 may (Reuters) - Las principales autoridades sanitarias de Estados Unidos comparecerán el martes ante una comisión del Senado que estudia los planes para reabrir las empresas, escuelas y otros sectores de la economía nacional cerrados por causa de la pandemia de coronavirus, que los expertos recomiendan hacer con cautela.

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de los Estados Unidos Donald Trump junto al director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el doctor Anthony Fauci, en la Casa Blanca en Washington, EEUU, el 17 de abril de 2020. REUTERS/Leah Millis/Archivo Foto

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU, Brett Giroir, secretario adjunto de Sanidad, y Stephen Hahn, inspector de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) comparecerán ante la comisión senatorial.

Fauci, Redfield y Hahn han estado en autoaislamiento tras conocerse que habían estado en contacto con una persona que dio positivo en la prueba de COVID-19, la enfermedad respiratoria altamente contagiosa causada por el nuevo coronavirus.

Cada uno de los comparecientes realizará sus declaraciones en la audiencia del martes de manera remota, según informó un asesor de la comisión.

El presidente de la comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, Lamar Alexander, también se pondrá en cuarentena en su estado natal de Tennessee durante 14 días después de que un miembro de su personal diera positivo en el test de COVID-19. Alexander presidirá la audiencia de forma virtual, informaron desde su oficina el domingo.

El cierre de empresas para combatir la propagación del coronavirus ha dado lugar a despidos masivos, provocando el mayor trastorno económico de los Estados Unidos desde la Gran Depresión de hace casi un siglo.

El presidente del país, el republicano Donald Trump, que anteriormente hizo de la solidez de la economía el eje de su campaña a la reelección en los comicios de noviembre, ha animado a los estados a reabrir los negocios declarados como no esenciales durante la pandemia.

Hasta ahora, su Gobierno ha dejado en gran medida en manos de los estados la decisión de si reabrir y de cómo hacerlo. Los gobernadores de los estados están adoptando diversos enfoques, con un número cada vez mayor decidiendo relajar las duras restricciones impuestas para contener el brote, incluso cuando las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los estadounidenses están preocupados por un desconfinamiento prematuro.

SEGURIDAD DE LOS TRABAJADORES

Pero Trump y su grupo de trabajo que coordina la respuesta de Washington al coronavirus han tenido que hacer frente a preguntas sobre cómo se garantizará la seguridad de los trabajadores de EEUU durante la reapertura, especialmente después de que dos empleados de la Casa Blanca dieran positivo por el virus.

Una de estas personas es la secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence, Katie Miller, esposa del asesor principal de Trump, Stephen Miller. El otro es el ayuda de cámara del presidente.

Hasta ahora el coronavirus ha matado a más de 80.000 personas en Estados Unidos, la mayor cifra oficial de muertes del mundo. Algunos expertos dicen que la cantidad de test del virus en la mayor parte del país sigue siendo insuficiente para reabrir con seguridad.

Los demócratas del Senado, incluyendo a Patty Murray, la principal representante de su partido en la comisión de salud de la cámara, pidió a Trump que asigne un fondo de 25.000 millones de dólares para aumentar los test.

La comparecencia de Fauci ante la comisión del Senado controlado por los republicanos se produce después de que la Casa Blanca impidiera al experto en enfermedades infecciosas testificar ante un panel de la Cámara de Representantes controlado por los demócratas, calificándolo de “contraproducente”.

Se espera que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dé a conocer un proyecto de ley de respuesta al coronavirus, posiblemente esta semana, que probablemente proporcione más fondos para la realización de pruebas, nuevas ayudas del Gobierno estatal y de los locales y otra ronda de pagos directos a los estadounidenses para ayudarlos a cubrir sus gastos diarios. El Congreso ya ha aprobado billones de dólares en ayudas de emergencia.

Información de Makini Brice y Richard Cowan; editado por Peter Cooney; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below