April 18, 2020 / 2:52 PM / 2 months ago

El Gobierno británico recibe críticas por la escasez de material sanitario

LONDRES, 18 abr (Reuters) - Médicos y trabajadores sanitarios criticaron el sábado al Gobierno británico por sugerir que el equipo de protección personal que se utiliza para el tratamiento de pacientes con coronavirus podría ser reutilizado, mientras los suministros se agotan en todo el país.

Un miembro del ejército somete a una persona a una prueba en un centro de pruebas de coronavirus en el aparcamiento del Chessington World of Adventures, en Chessington, Reino Unido, Londres, 18 de abril de 2020. REUTERS/Toby Melville

Reino Unido se encuentra en el pico de la epidemia, o cerca de él, y ha registrado hasta el momento más de 15.000 muertes, lo que supone el quinto mayor número de víctimas mortales de la pandemia, que en todo el mundo ha provocado al menos 150.000 fallecimientos.

Los datos publicados el sábado mostraron que 15.464 personas han muerto en los hospitales británicos después de dar positivo en las pruebas de coronavirus, lo que supone un incremento de 888 en las 24 horas previas a las 1600 GMT del viernes. El aumento es mayor que el de los últimos días, aunque es inferior al mayor número de muertes registradas, 980, hace poco más de una semana.

El Gobierno emitió unas nuevas pautas para los hospitales el viernes donde se indica que se deben usar alternativas a las batas de cuerpo entero que repelen los fluidos, incluyendo batas reutilizables o incluso batas de laboratorio de manga larga.

“Estas recomendaciones son un reconocimiento más de la grave situación en la que se encuentran algunos médicos y trabajadores sanitarios debido a las negligencias del Gobierno”, dijo Rob Harwood, presidente del comité de consultores de la Asociación Médica Británica.

“Si se propone que el personal reutilice el material, es algo que debe demostrarse científicamente y con pruebas sólidas, y no en función de su disponibilidad”.

Un portavoz del Departamento de Salud dijo que las pautas tenían por objeto asegurar que el personal supiera qué hacer para minimizar el riesgo si se produjera una escasez. También señaló que las nuevas normas seguían estando en consonancia con las normas internacionales.

El secretario de Salud, Matt Hancock, dijo a una comisión parlamentaria el viernes que Reino Unido estaba “muy justo en batas”, pero que iban a llegar 55.000 más y que su objetivo era conseguir que el material adecuado estuviera donde se necesitaba antes de que acabara esta semana.

El sindicato Unite dijo que había dicho a sus miembros que podían negarse legalmente a trabajar para evitar el riesgo de sufrir daños, describiendo la situación sobre el material sanitario como un “escándalo nacional”.

El Colegio Real de Enfermería dijo que había escrito “en los términos más enérgicos” para expresar su preocupación por el cambio de las normas, y dijo que no habían sido consultados al respecto.

Información de William James y Kylie MacLellan; traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below