April 6, 2020 / 9:00 AM / 2 months ago

CONTEXTO-Cuarentena a la japonesa: presión para obedecer, pero sin multas

TOKIO, 6 abr (Reuters) - El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, está listo para declarar el estado de emergencia por el coronavirus, dando a los gobernadores locales del país una mayor autoridad legal para instar a la ciudadanía a permanecer en sus casas y a los negocios a echar el cierre, según informaron varios medios de comunicación nipones el lunes.

Peatones con mascarillas faciales protectoras caminan en el cruce del distrito comercial y de ocio de Shibuya durante el brote de coronavirus en Tokio, Japón, el 31 de marzo de 2020. REUTERS/Issei Kato

A diferencia de las rigurosas medidas de confinamiento de otros países, que prevén la imposición de multas y detenciones por el incumplimiento de las normas, la aplicación de la ley en Japón se basará más en la presión ciudadana y en una arraigada tradición japonesa de respeto a la autoridad.

A continuación se presentan los puntos clave de la declaración.

¿POR QUÉ AHORA?

En virtud de una ley revisada en marzo, el primer ministro japonés puede declarar el estado de emergencia si la crisis sanitaria llega a representar un “grave peligro” para las vidas de sus ciudadanos y si su rápida propagación amenaza con tener un profundo impacto en la economía nacional. El estado de emergencia podría durar hasta dos años, con la posibilidad de prorrogarlo a un tercer año.

Abe se ha visto sometido a una presión creciente para que procediera con la declaración tras la oleada de nuevos casos de infectados por el virus en Tokio y en otros lugares del país. Sin embargo, las restricciones a la circulación y a la actividad de los negocios supondría un duro golpe para una economía que ya está luchando para hacer frente al brote del virus.

“Hay que tener presente un equilibrio de pros y de contras. No hay manera de que todo salga bien al 100%”, dijo a Reuters Nobuhiko Okabe, director general del Instituto de Salud Pública de la ciudad de Kawasaki y miembro de una comisión de expertos que asesora a Abe sobre el coronavirus.

Sin embargo, algunos otros expertos han dicho que la decisión llega demasiado tarde, ya que Tokio ya estaba viendo un cómo los casos aumentan de forma drástica.

¿QUIÉN RECIBE QUÉ PODERES?

Los gobernadores de las regiones más afectadas tendrán más autoridad para pedir a los ciudadanos que se queden en sus casas, cerrar escuelas e instalaciones públicas y requerir a los negocios que cierren, así como la cancelación de eventos.

La ley permite publicar los nombres de las entidades que no cumplan, pero no autoriza el arresto o la imposición de multas a las personas.

La ley también otorga a las autoridades locales la facultad de controlar la venta de suministros esenciales, como medicinas y alimentos, y la de solicitar u ordenar el transporte de emergencia de determinados bienes.

Las autoridades también pueden expropiar terrenos y edificios para convertirlos en instalaciones médicas.

El Gobierno ha nombrado ciertos sectores como los de servicios básicos, el transporte y a la emisora pública NHK como “instituciones públicas designadas” a las que se puede exigir que distribuyan información y bienes necesarios en una emergencia.

¿POR QUÉ SE LIMITAN LAS FACULTADES?

Japón ha evitado tomar medidas más estrictas, en parte debido al recuerdo de los abusos de los derechos civiles sufridos durante la Segunda Guerra Mundial, ya que la protección de tales derechos se consagró en la constitución de la posguerra, de claro corte estadounidense.

“La constitución Meiji (de antes de la guerra) prescribía esos poderes y se produjeron abusos”, dijo el abogado Koju Nagai. “La actual constitución se basa en la idea de que los derechos humanos deben ser respetados.”

El partido gobernante de Abe ha pedido con anterioridad que se realice una revisión de la carta magna que incluya una cláusula con poderes de emergencia que, según los críticos, violaría los derechos humanos, pero cualquier enmienda de este tipo sería polémica y llevaría mucho tiempo.

¿CUÁN EFECTIVA ES LA DECLARACIÓN?

Algunos gobernadores locales ya han pedido a sus ciudadanos que permanezcan en casa los fines de semana, que eviten las multitudes y que trabajen desde casa. Estas medidas han surtido algunos efectos, si bien son inferiores a lo que muchos expertos consideran necesario.

Es probable que muchos residentes de las principales regiones de Japón cumplan con las nuevas solicitudes.

“El Estado japonés está profundamente arraigado en la sociedad y tiene un tremendo poder para moldear los comportamientos a través de la persuasión moral del que carecen los estados occidentales”, dijo el profesor de la Universidad Sofía de Tokio, Koichi Nakano.

Información de Linda Sieg; editado por Kenneth Maxwell; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below