for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Principales

Laboristas británicos dan vuelta a página del socialismo de Corbyn y eligen nuevo líder a Starmer

LONDRES, 4 abr (Reuters) - Keir Starmer fue elegido el sábado como el nuevo líder del Partido Laborista, principal formación opositora de Reino Unido, con la promesa de poner fin a años de amargas batallas internas y trabajar junto al gobierno para contener la propagación de la pandemia de coronavirus.

Imagen de archivo del nuevo líder del Partido Laborista, Keir Starmer, saliendo de la sede de la BBC en Londres, Reino Unido. 5 enero 2020. REUTERS/Simon Dawson

Starmer, un exdirector de la fiscalía pública famoso por su pasión por el detalle cuando se opuso a la salida del país de la Unión Europea, ganó con el 56% de los votos.

La amplia derrota sufrida por una aliada del líder saliente, Jeremy Corbyn, y la elección de Angela Rayner como segunda de Starmer pusieron fin a la apuesta del liderazgo del partido por el socialismo radical, aplastado en la elección de diciembre.

Starmer, que ocupará el cargo de forma inmediata, dijo que trabajará de forma constructiva con el gobierno cuando sea lo correcto, aunque debatirá los argumentos del primer ministro conservador, Boris Johnson, y criticará sus errores.

“Nuestro propósito al hacer esto es el mismo que el del gobierno: salvar vidas”, afirmó en un comunicado grabado con anterioridad por la pandemia.

Starmer agregó que, una vez que el país salga de la crisis, se hayan vaciado los pabellones de los hospitales y haya cedido la amenaza, será necesario construir una sociedad más justa, donde los trabajadores clave en la primera línea reciban salarios decentes y mejores oportunidades de vida.

“En su valor y su sacrificio y su valentía podemos ver un futuro mejor. Esta crisis ha sacado la resiliencia y el espíritu humano que todos llevamos dentro”, señaló.

Johnson dijo en Twitter que felicitó a Starmer y que los dos estuvieron de acuerdo en la importancia de trabajar juntos.

El partido de los ex primeros ministros Tony Blair y Gordon Brown sufrió en diciembre su peor desempeño electoral desde 1935, ya que las guerras internas sobre la estrategia, una confusa política sobre el Brexit y acusaciones de antisemitismo alejaron a sus votantes tradicionales.

La aliada de Corbyn Rebecca Long-Bailey quedó segunda en la votación, con el 28%, mientras que Lisa Nandy obtuvo el 16%.

Reporte adicional de Elizabeth Piper; editado en español por Carlos Serrano

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up