March 20, 2020 / 8:26 AM / 3 months ago

California emite la orden de "quedarse en casa" mientras EEUU alcanza las 200 muertes

LOS ANGELES/WASHINGTON, 19 mar (Reuters) - California emitió el jueves una orden sin precedentes en todo el estado de “quedarse en casa” para sus 40 millones de residentes y Washington advirtió a los estadounidenses que regresaran a sus hogares o se quedaran en el extranjero indefinidamente, al tiempo que el número de muertes por coronavirus en el país llegaba a 200.

La orden del gobernador Gavin Newsom, con efecto inmediato, supone la mayor y más amplia restricción gubernamental hasta el momento en el estado, tras el empeoramiento de la crisis de salud pública provocada por el brote de COVID-19, que según Newsom podría infectar a más de la mitad del estado en ocho semanas.

A medida que las autoridades intensifican las medidas para evitar que el virus se propague, Washington podría anunciar restricciones a los viajes a través de la frontera entre EEUU y México este mismo viernes, limitando los cruces entre ambos países únicamente a viajes esenciales, dijeron dos fuentes al corriente de las deliberaciones. El miércoles se aplicó una norma similar para cerrar la frontera con Canadá.

La rápida propagación de la enfermedad respiratoria ha hecho trizas la vida cotidiana del país, con el cierre de escuelas, la drástica reducción de viajes, el teletrabajo y la suspensión de muchos empleos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió a los ciudadanos que si viajan al extranjero, “sus planes de viaje pueden verse gravemente perturbados y pueden verse obligados a permanecer fuera de Estados Unidos por un tiempo indefinido”.

PAQUETE DE ESTÍMULO

Ante el bache económico, los republicanos del Senado revelaron un plan de estímulo económico de 1 billón de dólares para proporcionar fondos directamente a las empresas y la población estadounidense. El presidente Donald Trump ha insistido en la necesidad de aprobar dicho paquete.

FOTO DE ARCHIVO: El gobernador de California, Gavin Newsom, habla en una conferencia de prensa en San Diego, California, EEUU el 9 de octubre de 2019. REUTERS/ Mike Blake

Sería el tercer proyecto de ley de emergencia sobre coronavirus del Congreso, después de un plan de más de 105.000 millones de dólares que cubre pruebas gratuitas de coronavirus, bajas por enfermedad pagadas y más prestaciones sociales, así como un programa de 8.300 millones de dólares para combatir la propagación del patógeno altamente contagioso y desarrollar vacunas.

El desplome del mercado de valores y el aumento de la cifra de muertos en Estados Unidos han hecho que Trump cambie bruscamente su tono sobre la enfermedad esta semana, exigiendo medidas urgentes después de pasar semanas minimizando los riesgos.

Más de 13.000 personas en todo Estados Unidos han sido diagnosticadas con la enfermedad llamada COVID-19 y 200 han muerto. Hasta ahora los estados con cifras más altas son Washington, Nueva York y California. (tmsnrt.rs/3dkIMIL)

Newsom dijo que su orden de “quedarse en casa” era esencial, ya que un estudio mostraba que un 56% de los 40 millones de personas de California podría contraer el virus en las próximas ocho semanas, y se requerirían casi 20.000 camas de hospital más de las que el estado podría proporcionar.

RETRASOS EN LAS PRUEBAS

Ante la lentitud de Estados Unidos en la introducción de pruebas masivas para detectar un virus que ha infectado a más de 244.000 personas en todo el mundo, las autoridades temen que el número de casos confirmados de la enfermedad respiratoria que puede conducir a la neumonía esté muy por debajo de la realidad.

No hay tratamientos o vacunas aprobados para el COVID-19, pero se están probando varias opciones.

Slideshow (2 Images)

La ciudad de Nueva York, cuyos bares y restaurantes estaban repletos el fin de semana, estaba casi desierta al caer la noche.

“Es el sueño de un patinador”, dijo Dyanna Hernández, de 20 años, que se había unido a una decena de amigos en Union Square, en Manhattan, para disfrutar de la libertad de una “ciudad fantasma” después de tres días atrapada en su casa. “No puedo estar en cuarentena del todo”.

La epidemia, que ha matado a más de 10.000 personas en todo el mundo hasta el momento, ha suscitado comparaciones con períodos traumáticos como la Segunda Guerra Mundial, la crisis financiera de 2008 y la pandemia de gripe de 1918.

Información adicional de Lawrence Hurley y Jeff Mason en Washington, Laila Kearney, Jonathan Allen, Gabriella Borter y Leela de Kretser en Nueva York, Steve Gorman y Dan Whitcomb en Los Angeles y Rich McKay en Atlanta; escrito por James Oliphant y Bill Tarrant; editado por Scott Malone, Daniel Wallis & Simon Cameron-Moore; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below